Thu 24 Jm2 1435 - 24 April 2014
7505

Salat an-Naaríyah

“Allahúmma sálli salátan kaamílatan wa sállim támman ‘ala sardina Muhámmadin al ladí tan’hil bihi il uq’ad wa tatafárriy bihi il kárb wataq’dhi bih il-hawá’iy, wa tánnal bih ir-Raghá’ib wa hásan al-Jawáiitam wa iastasq il ghamám bi wayhih il-karím wa ‘ala álihi wa Sabih fi kúlli lámhatin wa násf”.
La recitación arriba expuesta es llamada salat an-naaríyah en la India y recitada 4444 veces por muchos estudiantes y un jefe de una escuela islámica que los dirige, siempre que una calamidad sucede en una casa.
1 - ¿Cuál es el significado de estas palabras? ¿Existe algún concepto idólatra o politeísta en su redacción?
2 – Algunos musulmanes dicen que si no implica politeísmo podemos continuar recitándolo porque no es dañino, porque es una forma de oración para recordar a Dios (dhíkr), que nos recuerda a Allah y nos permite acercarnos a Él y remover algunos problemas.
3 – ¿Cuáles son las normas sobre las recitaciones de mawlid (cumpleaños)?, ¿Hay algo de malo en recitarlas periódicamente, reuniendo a algunos estudiantes de una mádrasah (escuela islámica), o al imam de una mezquita?
La traducción de estas palabras es la siguiente:
“Oh Allah, envíale una bendición perfecta y una completa paz a nuestro señor Muhámmad, por virtud de quien (como algunos de ellos dicen) todos los obstáculos son removidos, la angustia es aliviada, las necesidades son satisfechas, los deseos son cumplidos y se puede alcanzar un buen destino, por virtud de cuyo noble rostro son enviadas las nubes, (envíale las bendiciones y la paz) a su familia y compañeros con cada respiración y con cada mirada”.

 Alabado sea Allah.

 1 – Las palabras de esta oración inventada son claramente suficientes, pero no habrá nada de malo en explicarlas con más detalle.

 “Los obstáculos son removidos” significa, encontrar una manera de apartar cualquier obstáculo con el cual uno tenga que enfrentarse.

 La frase también significa “por virtud de quien la ira es apaciguada”.

 “La angustia es aliviada”, significa que la ansiedad y la pena son evacuadas.

 “Las necesidades son satisfechas”, significa que uno obtiene lo que está tratando de alcanzar.

 “Los deseos son satisfechos y se puede alcanzar un buen destino”, significa que sus deseos son satisfechos cualesquiera que sean en este mundo o en el Más Allá, uno de los cuales es que uno tenga un buen fin.

 “Por virtud de cuyo noble rostro las nubes son enviadas”, significa que le está pidiendo a Allah que envíe lluvia.

 2 – Lo que algunos musulmanes te han dicho, de que esta oración no implica politeísmo ni idolatría y que es permisible continuar recitándola, es incorrecto. Esta “oración” incluye cosas que van claramente contra el Islam, tales como las siguientes:

 a) Se supone que debe ser dicha en tiempos de calamidad. Esta es una razón concebida para un acto de culto inventado.

 b) Se supone que se debe recitar un cierto número de veces, 4444 veces. Esta es una cantidad ideada, para un acto de culto inventado.

 c) Se supone que debe ser recitada en forma comunitaria. Este es un método ingeniado, para un acto de culto inventado.

 d) Contiene frases que van contra la fe del Islam, que constituyen creencias politeístas y que son una exageración acerca del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Le atribuye capacidades y poderes que no pueden ser atribuidos a otro que a Allah, tales como satisfacer las necesidades de la gente, aliviar la angustia, cumplir sus deseos y garantizarles un buen destino. Allah ordenó a Su Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él):

 “Diles: No tengo poder para dañaros ni guiaros pues sólo soy un siervo de Allah” (al-Yínn 72:21 – traducción de significado).

 e) Ignora lo que enseña la ley islámica, disimulando una oración y súplica inventada. Esto implica que uno está acusando al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) de fallar en explicar todo lo que la gente necesitaba y que uno está tratando de tapar los huecos dejados por él en la shari’ah con estos inventos.

 El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien invente algo (del culto) en este, nuestro asunto (el Islam) que no sea parte de él, le será rechazado”.

 Narrado por al-Bujari, 2550.

 De acuerdo a un reporte narrado por Muslim (1718), dijo: “Quien realice un acto (de culto) que no esté de acuerdo con este, nuestro asunto, le será rechazado”.

 Ibn Ráyab al-Hánbali (que Allah esté complacido con él) dijo: “Este reporte representa uno de los principios básicos más importantes del Islam. Es como una regla para medir los actos visibles del musulmán, tal como el reporte “las acciones valen según la intención” es una regla para medir la naturaleza intrínseca de las acciones. Tal como las acciones que no son realizadas por la causa de Dios no traen recompensa para quien las realiza, así también las acciones que no son efectuadas de acuerdo con las órdenes de Allah y Su Mensajero son refutadas y cargadas en la espalda de quien las realiza. Todo aquel que invente algo en la religión para la cual Allah y Su Mensajero no han garantizado ningún permiso, tal acción no tiene nada que ver con nuestra religión” (Yami’ al-‘Ulúm wal Hikam, 1/180).

 An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Este reporte es uno de los principios básicos más importantes del Islam, y es una de las afirmaciones más concisas del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Es un claro rechazo a las innovaciones (bid’ah). El segundo reporte agrega otra idea, que es lo que algunos musulmanes persiste en hacer, actos innovadores (bid’ah) para los cuales hay un precedente y cuando el primer reporte “Quien invente algo…” es citado como prueba, tales musulmanes pueden decir “Pero no estoy inventado nada”. Entonces en el segundo reporte “Quien realice un acto…” puede ser citado como evidencia, el cual claramente afirma que todas las innovaciones son rechazadas, ya sea que uno las esté inventando o que hayan sido previamente inventadas. Este reporte debe ser memorizado y usado para denunciar las malas acciones, y debe ser difundido ampliamente”. (Shárh Muslim, 12/16).

 3 – Con respecto a la celebración del mawlid (cumpleaños del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él)), hacerlo es una innovación (bid’ah). Si esto fuera bueno, aquellos que amaron al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) más que nosotros lo habrían realizado, es decir sus compañeros (que Allah esté complacido con ellos). La mayoría de lo que se recita en estas ocasiones está basado en reportes con cadenas de transmisión débiles o fabricadas acerca de la vida del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) e implican una exageración acerca del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Aquí siguen los comentarios de los eruditos:

 a) El Shéij al-Islam Ibn Taimíyah (que Allah esté complacido con él) fue interrogado acerca de quien completa la lectura del Corán cada año en la noche del cumpleaños del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “¿Esto es recomendable o no?”

 Respondió:

 “Alabado sea Allah. Que la gente se reúna a comer durante las dos festividades y los días de tashríq durante el Hayy es una tradición (sunnah). Este es uno de los símbolos del Islam que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dispuso para los musulmanes. Ayudar al pobre dándole comida durante Ramadán es también una de las maneras propia del Islam. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien sea que le provea a un ayunante la comida para romper su ayuno, tendrá una recompensa como la suya”. Ofrecer a los estudiantes pobres del Corán lo que pueda ayudarlos a consagrar su tiempo al Corán, es un acto piadoso en cualquier momento, y quien sea que los ayude en esta forma tendrá una parte de la recompensa.

 Pero tomar como una ocasión especial días que no están prescriptos en el Islam, tal como una de las noches del mes de Rabí’ ul-Áwwal que llaman “láilat al-mawlid” (la noche del cumpleaños del Profeta), alguna de las noches de Ráyab, la decimoctava noche de Dul Híyyah, el primer viernes de Ráyab, o el octavo de Shawwál, el cual algunos ignorantes llaman “’Id al-Abrár (la festividad de los rectos), todas estas son innovaciones que las primeras generaciones de musulmanes rectos no consideraron como recomendables, y no las observaron. Y Allah sabe más”. Fatáwa al-Kubrá, 4/415.

 b) Ibn al-Háyy dijo:

 “Algunos cometen acciones actualmente que van contra este significado. Cuando el mes de Rabí’ ul-Áwwal comienza, se apuran a entregarse a entretenimientos ociosos, tocando el tambor y la flauta, y otras cosas como las arriba mencionadas.

 Quien quiera llorar, que llore por sí mismo y por el Islam, y cómo este y su gente y aquellos que siguen la Tradición se han alienado. Si lo único que buscan es cantar canciones y entretenimientos, yo desearía que se limitaran a eso. Pero algunos de ellos intentan seguir un “comportamiento apropiado”, y comienzan a festejar el “mawlid” recitando el Corán. Entonces buscan a quien pueda recitar el Corán con la voz más melodiosa y provocar entretenimiento, y lee diez aleias. Esto es incorrecto en varias maneras:

 1 – La manera en la cual el recitador lee está condenada, con un tono vacilante y sinuoso, como un cantor. Esto ha sido discutido arriba.

 2 – Esto implica una falta del respeto apropiado hacia el Libro de Allah.

 3 – Leen el Corán brevemente antes de abocarse a lo que realmente desean, que es escuchar el tambor y la flauta, y el canto sinuoso y vacilante de los cantores.

 4 – Muestran exteriormente algo diferente de lo que hay en sus corazones. Este es el sentido de la hipocresía, por la cual una persona muestra exteriormente algo cuando en su interior realmente pretende algo más. Esto es incorrecto excepto en los casos específicamente permitidos por la sharí’ah. Comienzan con la recitación del Corán cuando sus pensamientos en realidad están realmente concentrados en el canto.

 5 – Algunos de ellos acortan la recitación, porque están pensando en los placeres que vienen después, como mencionamos arriba.

 6 – Si la lectura del Corán se demora mucho tiempo, algunos de la audiencia comienzan a mostrar signos de aburrimiento, y no se quedan tranquilos hasta que el entretenimiento no comienza. Esta no es la descripción de los creyentes humildes que Allah ha dado, porque los creyentes aman oír las palabras de Allah, como Allah dijo elogiándolos (traducción del significado):

 “Y cuando oyen lo que le ha sido revelado al Mensajero ves que sus ojos se inundan de lágrimas porque reconocen la Verdad. Dicen: ¡Señor nuestro! Creemos, cuéntanos pues, entre quienes son testigos” (al-Má'idah 5:83).

 Así es como Allah describe a aquellos que escuchan Sus palabras. Pero algunas de estas personas se oponen a ello. Después de escuchar la palabra de su Señor, comienzan a bailar, a celebrar y a disfrutar en formas inapropiadas.

 “Ciertamente somos de Allah y ante Él compareceremos” (al-Báqarah 2:156). Esta frase es una expresión de la tristeza y la pena por la falta de vergüenza para cometer pecados. Hacen los actos de Shaitán y buscan la recompensa del Señor de los Mundos, declarando que están haciendo actos de culto y bondad. Esto sólo la gente más baja lo hace, pero ahora este problema se ha difundido y uno puede ver a los que reclaman tener algún conocimiento y buenos actos haciendo eso, y aún algunos de ellos reclaman ser shéijs, es decir, aquellos que tienen seguidores. Todos ellos están incluidos en lo que describí arriba.

 Es extraño que hayan sido engañados por este truco de Satanás el Maldito. Acaso no han visto a los bebedores de vino, cuando el vino comienza a hacer efecto y comienzan a mover su cabeza sin parar. Cuando el efecto se hace más fuerte, pierde la vergüenza y dignidad antes aquellos que están con él y lo que quisiera ocultar queda expuesto ante sus compañeros. Mira a este pecador, que Allah tenga misericordia de ti y de nosotros. Cuando comienza a cantar, uno ve que la gente que tiene dignidad y respeto, que parece decente y son seguidos por la gente de conocimiento, quedándose callada cuando comienza a cantar. Entonces comienzan a mover sus cabezas un poco, exactamente como el bebedor de vino, como describí arriba. Cuando realmente comienzan a disfrutar el entretenimiento, pierden su pudor y su dignidad, justamente como el bebedor de vino, entonces se levantan y comienzan a danzar, a gritar y a llorar una muestra de humildad fingida. Se mueven hacia adentro y hacia fuera, alzan sus brazos y cabezas al cielo como si estuvieran recibiendo inspiración divina. Comienzan a segregar espuma por la boca, y pueden rasgar sus vestiduras y jugar con sus barbas.

 Esto es obviamente algo que debe ser denunciado, porque el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) prohibió malgastar el dinero y rasgar nuestras vestiduras está incluido en esto.

 Segundo, esto obviamente va más allá de los límites del sentido común, porque actúan como chiflados la mayor parte del tiempo”. (al-Mádjal, 2/5-7).

 c) El Comité Permanente de Jurisprudencia Islámica de Arabia Saudita dijo:

 “Celebrar el cumpleaños del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no está permitido, porque es un invento, una innovación (bid’ah) que no fue realizada por el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) ni por sus sucesores rectos (al-julafá ur-rashidún), ni por los eruditos de las mejores tres generaciones de musulmanes”.

 Fatáwa al-Láynah ad-Dá'imah, 3/2.

 d) El Shéij Ibn Baaz fue interrogado: “¿Es permisible para los musulmanes sostener celebraciones en la mezquita para conmemorar la vida del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) en la noche del 12 de Rabí’ ul-Áwwal, para celebrar el mawlid (cumpleaños) del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), sin adoptar ese día como una festividad? Estamos teniendo algunas disputas con respecto a esto. Algunos dicen que es una “innovación buena” (bid’ah hásanah), y otros dicen que no es una buena innovación”.

 Respondió:

 Los musulmanes no debemos celebrar el cumpleaños del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), ni en la noche de Rabí’ ul-Áwwal ni en ninguna otra fecha, tal como no debemos celebrar el cumpleaños de nadie, porque celebrar cumpleaños es una innovación que ha sido introducida en la religión. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no lo celebró durante su vida, fue a él a quien se le encomendó la misión traer la religión con las leyes de Allah. No enseñó eso, y esto no fue hecho por sus sucesores rectos ni por ninguno de sus compañeros, ni por aquellos que les siguieron en la rectitud durante las mejores generaciones de musulmanes. Entonces, es sabido que esto es una innovación, y el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien invente algo en éste, nuestro asunto (el Islam) que no sea parte de él, le será rechazado”. (Auténtico, consensuado por los sabios). De acuerdo a un reporte narrado por Muslim, el cual al-Bujari narró en un reporte a modo de título: “Quien realice un acto (de culto) que no esté de acuerdo con éste, nuestro asunto, le será rechazado”.

 Celebrar el mawlid no está de acuerdo con las órdenes del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), más bien es algo que la gente ha inventado e introducido en su práctica de la religión durante los últimos siglos, por ende debe ser rechazado. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía decir en su sermón (jutbah) de los viernes: “El mejor de los discursos es el discurso de Allah, y la mejor de las guías es la guía de Muhámmad. El peor de los asuntos (en la religión) es el inventado, y cada innovación es un camino a la perdición”. Esto fue narrado por Muslim en su Sahih. También fue narrado por an-Nasá’i con una cadena de transmisión buena, con las siguientes palabras agregadas: “…y cada camino a la perdición termina en el Fuego (del Infierno)”.

 En lugar de celebrar el cumpleaños del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), deberíamos estudiar la Sirah (biografía del Profeta) y las circunstancias de su vida durante la época de ignorancia preislámica, en las escuelas, mezquitas y demás. Esto incluye las circunstancias de su nacimiento y de su muerte, sin la necesidad de inventar celebraciones que no están prescriptas por Allah ni por Su Mensajero, y para las cuales no hay evidencias en la shari’ah.

 Y Allah es la Fuente de toda fuerza. Le pedimos a Allah que Le garantice la guía y la fuerza a todos los musulmanes, que nos ayude a seguir la Tradición y evitar las innovaciones”.

 Fatáwa ash-Sháij Ibn Baaz, 4/289.

 Y Allah sabe más.

Shéij Muhámmed Salih al-Munáyyid
Create Comments