Thu 17 Jm2 1435 - 17 April 2014
751

¿Por qué el adulterio, las apuestas y la carne de cerdo son haram?

¿Por qué el adulterio, las apuestas y la carne de cerdo son haram?

 Alabado sea Allah.

  Aunque encontramos extraño que un musulmán pueda hacer tal pregunta, acerca de asuntos que son claros e indisputables en la religión, la respuesta es simple, y es que Allah lo prohibió y debemos obedecerle. Él nos dice en el Corán (interpretación del significado):

“Apartaos de todo lo que os lleve a la fornicación, pues esto es una inmoralidad y conduce al mal” (al-Isra’ 17:32).

“Se os ha prohibido beneficiaros de la carne del animal muerto por causa natural, la sangre, la carne de cerdo, la del animal que haya sido sacrificado invocando otro nombre que no sea el de Allah. Pero si alguien se ve forzado a ingerirlos por hambre, sin intención de pecar ni excederse, no será un pecado para él. Ciertamente Allah es Absolvedor, Indulgente” (al-Báqarah 2:173).

“¡Oh, creyentes! El vino, los juegos de azar, los altares sobre los cuales eran degollados los animales como ofrenda para los ídolos y consultar la suerte valiéndoos de flechas son una obra inmunda de Satanás. Absteneos de ello y así tendréis éxito. Satanás sólo pretende sembrar entre vosotros la enemistad y el odio valiéndose del vino y de los juegos de azar, y apartaros del recuerdo de Allah y la oración. ¿Acaso no vais a absteneros?” (al-Má'idah 5:90-91).

 Entonces, debemos evitar todo lo que Allah ha prohibido, con fe en Sus leyes, con la esperanza puesta en Su recompensa, y con temor a Su castigo. Debemos también creer que Allah no prohíbe nada en la Shari’ah excepto lo que es dañino o corrupto, ya sea si entendamos por qué o no, porque Él dice (interpretación del significado):

“Pero no, juro por tu Señor que no creerán a menos que te acepten como juez de sus disputas; y no se resistan a aceptar tu decisión y se sometan completamente” (an-Nisá’ 4:65).

Shéij Muhámmad Salih al-Munáyyid
Create Comments