81283: La opinión sobre el que dice: “Si mi Señor me llama a rendir cuentas por mi tacañería lo llamaré a rendir cuentas por Su generosidad".


¿Es firme o no la historia que se repite en muchos sitios Web y libros sobre un beduino que se encontró con el Mensajero (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) y le dijo: “Si mi Señor me llama a rendir cuentas por mi tacañería lo llamaré a rendir cuentas por Su generosidad; si me llama para rendir cuentas por mis pecados, lo llamaré a rendir cuentas por Su perdón; si me llama para rendir cuentas por mis errores, lo llamaré a rendir cuentas por Su piedad"? Si no es sahih, ¿está permitido repetir esta frase?

Alabado sea Allah. 

El enfoque general que debe utilizar un musulmán con respecto a lo que oye o lee es tratar de descubrir que tan firme es antes de basar cualquier conocimiento o acción en ésto. Ésto es lo que Allah ha ordenado en Su Libro, como Él dice (interpretación del significado):

“¡Oh, creyentes! Si se os presenta un transgresor [de las normas islámicas] con alguna noticia corroborad su veracidad, no sea que perjudiquéis a alguien por ignorancia, y luego [de haber comprobado que era una noticia falsa] os arrepintáis por la medida que hubiereis tomado.”

[al-Huyuraat 49:6] 

El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) también advirtió en contra de la aceptación de todo lo que se publica, anuncia o divulga, porque la tarea de transmitir e informar es una responsabilidad que debe llevarse a cabo apropiadamente, y que sólo puede realizarse por medio de la verificación. 

El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Que un hombre hable de todo lo que oye es suficiente mentira". Narrado por Muslim (5). Esta historia no ha sido narrada por ningún experto en el hadiz, y no se conoce ningún isnad da’if (débil) sobre el mismo como tampoco ningún isnad sahih. La falla en el texto es obvia, porque aunque no es poco probable imaginar que un beduino pronunciara esas palabras sobre Allah, alabado sea - debido a su ignorancia y severidad – es imposible imaginar que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) escuchara tales palabras que demuestran poca educación y protocolo hacia Allah, alabado sea, y las aprobara o permaneciera callado con respecto a ellas. 

Allah, alabado y glorificado sea, ama que la gente sea humilde rogándole y acercándose a Él, ama la sinceridad de humillarse ante Él y adorarlo, y reconocer las propias debilidades, incapacidades, pecados y fallas.

Por eso, Adán (la paz descienda sobre él) dijo en su du’a’: 

“¡Señor nuestro! Hemos sido injustos con nosotros mismos, si no nos perdonas y nos tienes misericordia nos contaremos entre los perdedores.”

[al-A’raaf 7:23] 

Y Noé (la paz descienda sobre él) dijo:

“¡Oh, Señor mío! Me refugio en Ti de cuestionarte algo sobre lo que no tengo conocimiento; si no me perdonas y te apiadas de mí me contaré entre los perdedores.”

[Hud 11:47] 

Y nuestro Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) nos enseñó a expresar la humildad y sumisión, y a admitir nuestros errores en nuestras du’a’. 

Se narró de Shaddaad ibn Aws (que Allah esté complacido con él) que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: 

“¿No debo decirles sobre las mejores plegarias para el perdón? ‘Allaahumma anta rabbi la ilaaha illa anta, Jalaqtani wa ana ‘abduka wa ana ‘ala ‘ahdika wa wa’dika ma astata’t. A’udhu bika min sharri ma sana’tu, abu’u laka bi ni’matika ‘alayya wa a’tarifu bi dhunubi, faghfir li dhunubi innahu laa yaghfiru’l-dhunuba illaa anta (Oh Allah, Tú eres mi Señor. Nadie tiene el derecho a ser adorado excepto Tú. Tú me creaste y yo soy tu servidor, y soy fiel a mi pacto y a mi promesa (hacia Ti) tanto como puedo. Busco refugio en Ti de todo el mal que he hecho. Reconozco ante Ti todas las bendiciones que me has concedido y confieso ante Ti todos mis pecados. Por eso te ruego que perdones mis pecados, porque sólo Tú puedes perdonar)”. Quien pronuncie estas palabras cuando se acerque la noche y el decreto (es decir, la muerte) llegue a él antes de que llegue la mañana, se encontrará entre la gente del Paraíso, y quien las pronuncie al llegar la mañana, y el decreto (es decir, la muerte) llegue a él antes de que llegue la noche, se encontrará entre la gente del Paraíso.

Al-Bukhaari (6306). 

Éste es el protocolo de la du’a’ que Allah, alabado y glorificado sea, ama; ésta es el protocolo de los Profetas y Mensajeros; no está bien que una persona sea severa o insolente al dirigirse al Creador, alabado y glorificado sea, diciendo: Si Él me llama a rendir cuentas yo lo llamaré a rendir cuentas”. 

Colocarse frente a Allah y dirigirse a Él es un asunto muy serio y el servidor es débil y necesita de Allah. No es apropiado que un siervo se dirija a su Señor con palabras severas. Incluso si la intención es válida, el siervo debe hablar de manera humilde. 

El punto es que este hadiz es falso e inventado, y no está permitido narrarlo ni atribuírselo al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). Del mismo modo, no está permitido que una persona se dirija a su Señor de esta manera que se le atribuye al beduino, más bien el musulmán debe utilizar palabras de sumisión que reflejan su estatus y posición verdaderas. 

El Sheik Haatim al-Sharif dijo: 

El hadiz mencionado es un ejemplo de la clase de hadices que muestran signos obvios de que son inventados y falsos. Contiene un lenguaje pobre, una composición débil e ideas tontas, y cualquiera que tenga conocimiento sobre la Sunnah del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) y su noble esencia y elocuencia no tendrá dudas de que éste no puede ser un hadiz sahih del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). No puedo encontrar esta versión del mismo, y desearía que la persona que hace esta pregunta hubiera mencionado la fuente en la que encontró este hadiz, para poder advertir a las personas. Pero Abu Haamid al-Ghazaali (que Allah tenga piedad de él), como era sus costumbre, narró un hadiz falso en Ihya’ ‘Ulum al-Deen (4/130) que es similar en contenido al hadiz sobre el que se pregunta aquí. En el mismo, se dice que el beduino le dijo al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él): “Oh, Mensajero de Allah ¿quién está a cargo de traer a las personas para su rendición de cuentas el Día de la Resurrección?”  Él (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Allah, alabado y glorificado sea.” Él preguntó: “¿Él mismo?” Él respondió: “Sí”. El beduino sonrió y el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) preguntó: “¿Por qué sonríes?” Él dijo: “Cuando el más generoso tiene el poder de castigar, perdona; y cuando llama para rendir cuentas, perdona…” 

Al-‘Iraaqi dijo lo siguiente con respecto a este hadiz: No pude encontrar ningún fundamento para este hadiz. Al-Subki lo mencionó entre los hadices para los que no hay isnad. Tajriy Ahaadiz al-Ihya’, no. 3466; Tabaqaat al-Shaafa’iyyah al-Kubra, 6/364.  

Sin embargo, muchos textos del Qur’an y la Sunnah sahih señalan la gran misericordia y perdón de Allah, y que Él acepta el arrepentimiento del penitente y responde a las plegarias de los que buscan el perdón. Allah dice (interpretación del significado):

“En verdad Yo soy Remisorio con quienes se arrepienten, creen, obran correctamente y perseveran en el sendero recto.”

[Ta-Ha 20:82] 

“Él es Quien acepta el arrepentimiento de Sus siervos y perdona sus pecados, y está bien enterado de cuánto hacéis.”

[al-Shura 42:25] 

“Y concédenos el bienestar en esta vida y en la otra; en verdad nosotros nos hemos arrepentido. Dijo: Azoto con Mi castigo a quien quiero, pero sabed que Mi misericordia lo abarca todo, y se la concederé a los piadosos que pagan el Zakát y creen en Nuestros signos.”

[al-A’raaf 7:156] 

En Sahih al-Bujari (7554) y Sahih Muslim (2751) se narra de Abu Hurayrah (que Allah esté complacido con él) que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Allah escribió un documento antes de crear al universo: “Mi piedad prevalece sobre Mi ira”. 

Y Allah sabe mejor. Fin de cita.

Islam Q&A
Create Comments