8214: ؟Los yinn ayudan a los humanos de alguna forma?


؟Cuلl es la diferencia entre un Shaytaan (demonio) y un yinn?, ؟los shaitanes se reproducen de los hombres y las mujeres?, ؟los shaitanes interactْan con los humanos y les sirven a cambio de la desobediencia de los Musulmanes a su Seٌor?, ؟hay Musulmanes yinn que sirven a los Musulmanes tal como sirvieron al profeta Sulaymaan (la paz sea con él)? Si los shaitanes o los yinn pueden servir a los humanos, entonces ؟por qué los yinn Musulmanes no ayudan a los humanos Musulmanes en sus guerras contra los kuffaar, no les cuentan sus secretos y no apoyan al Islam?, ؟por qué los yinn kaafir no ayudan a los humanos kaafir de alguna manera?, ؟ocurrieron algunos ejemplos de dichas cosas en el tiempo del Mensajero (paz y bendiciones de Allah sean con él)? Si hay libros sobre dichos asuntos, por favor cuéntenme sobre ellos para poder estar a salvo del mal de los shaitanes. Que Allah nos tenga a ustedes y a mي a salvo del mal.

Alabado sea Allah. 

Los shaitanes pertenecen al mundo de los yinn; son los mلs rebeldes y los mلs malditos entre ellos. Asimismo, hay demonios que pertenecen al mundo de los humanos y son los mلs rebeldes y los mلs malditos entre ellos. Hay entre los yinn, al igual que entre los humanos, demonios que son rebeldes, los mلs malditos, kaafirs y malhechores. También hay Musulmanes entre ellos que son honrados y buenos. Allah dice en el Corلn (interpretaciَn del significado): 

“Y al igual que a ti, hicimos que cada Profeta tuviera enemigos que se revelaban de entre los hombres y los genios, y que se susurraban mutuamente hermosos discursos para desviar a los hombres. Pero si tu Seٌor hubiera querido no lo habrيan hecho. Apلrtate, pues, de ellos y sus mentiras.”

[al-‘An’aam 6:112] 

El Shaytaan es el padre de los yinn de acuerdo a muchos eruditos. Es aquel que desobedeciَ a su Seٌor y fue demasiado orgulloso para postrarse ante Adam, entonces Allah lo expulsَ y lo desterrَ. Otros eruditos dicen que Shaytaan era uno de los لngeles que se llamaba al-yii; fue demasiado orgulloso para postrarse, entonces Allah lo expulsَ y lo desterrَ. Se convirtiَ en el lيder de todos los malhechores, de todos los malditos y de todos los kaafirs. Cada persona tiene un shaytaan y un لngel con él, como el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: 

“No hay nadie entre ustedes que no tenga con él un compaٌero constante (qarin) entre los yinn y un compaٌero constante entre los لngeles”. Ellos dijeron: “؟Tْ también, Oh Mensajero de Allah?” ةl dijo “Yo también, pero Allah me ha ayudado en contra de él (el compaٌero demonio) y se ha convertido en Musulmلn”. 

Y el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo que el Shaytaan inspira al hombre para hacer el mal y llama al hombre al mal. Hay veces que tiene control sobre el corazَn del hombre y puede descubrir, por el decreto de Allah, lo que una persona intenta hacer de bueno o de malo. También hay veces en que el لngel tiene control sobre el corazَn de la persona. Hace que se incline al bien y lo llama hacia el bien. Estas son cosas que Allah les ha permitido hacer, es decir, ةl les ha permitido a los dos compaٌeros, al compaٌero yinn y al compaٌero لngel, hacer estas cosas. Hasta el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) tenيa un shaytaan con él, su compaٌero constante (qarin) entre los yinn, como fue mencionado anteriormente en el hadiz que dice que el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: 

“No hay nadie entre ustedes que no tenga con él un compaٌero constante (qarin) entre los yinn y un compaٌero constante entre los لngeles”. Ellos dijeron: “؟Tْ también, Oh Mensajero de Allah?” ةl dijo: “Yo también, pero Allah me ha ayudado en contra de él (el compaٌero demonio) y se ha convertido en Musulmلn”. 

El punto es que todo hombre tiene con él a un compaٌero entre los لngeles y un compaٌero entre los shaitanes. El creyente reprime a su Shaytaan al obedecer a Allah y al adherirse firmemente a Su religiَn, entonces humilla a su shaaytaan hasta que se debilita y no puede evitar que el creyente haga el bien ni puede hacer que caiga en el mal, excepto si Allah lo desea. El pecador, a través de su desobediencia y sus malas acciones, le da al Shaytaan la fortaleza para que lo lleve a hacer el mal, lo incentive a hacer el mal y lo desaliente para que no haga el bien. El creyente tiene que temerle a Allah y esforzarse en contra de su Shaytaan obedeciendo a Allah y a Su Mensajero y buscando refugio del Shaytaan en Allah. Y debe esforzarse por ayudar al لngel obedeciéndole a Allah y a Su Mensajero y prestلndole atenciَn a los mandamientos de Allah. 

Los Musulmanes ayudan a sus hermanos entre los yinn a obedecer a Allah y a Su Mensajero tal como ayudan a sus hermanos humanos. Los humanos pueden ayudarlos en algunos asuntos sin darse cuenta. Pueden ayudarlos a obedecer a Allah y a Su Mensajero enseٌando y haciendo recordar a otros humanos, ya que los yinn pueden tomar las clases de los humanos en las mezquitas y en otros lugares y beneficiarse de ellas. Los humanos también pueden escuchar cosas que los beneficien por medio de los yinn; pueden levantarse para rezar o prestarle atenciَn a las cosas que los beneficien o los perjudiquen. Todo esto ocurre aunque los yinn no se hagan visibles a los humanos. Un yinn puede hacerse visible a algunas personas al guiarlos hacia algo bueno o algo malo. Esto puede ocurrir, aunque es raro. Generalmente no se aparecen ante los humanos, pero sus voces se pueden escuchar en algunas ocasiones cuando despiertan a una persona para el rezo o cuando le hablan sobre algo.

En conclusiَn, el yinn creyente ayuda a los creyentes aunque los creyentes no se den cuenta, y aman todo lo bueno para ellos. De manera similar, los humanos creyentes aman todo lo bueno para sus hermanos creyentes entre los yinn, y le piden a Allah que les otorgue todo lo bueno. Pueden tomar clases, y aman escuchar el Corلn y la sabidurيa, como se mencionَ anteriormente. Los creyentes entre los yinn toman clases de los humanos, algunas veces y en algunas tierras, y se benefician de las clases de los humanos. Todo esto ocurre y es bien conocido. Esto ha sido afirmado por muchos de los eruditos a quienes los yinn han contactado y consultado sobre algunos asuntos; ellos les dijeron que habيan asistido a las clases. Todo esto es bien conocido y es la Ayuda de Allah la que buscamos. 

Allah nos ha dicho que los yinn escucharon el Corلn del Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él). Al final de Surat al-Ahqaaf, dice (interpretaciَn del significado): 

“Y recuerda [،Oh, Muhammad!] cuando enviamos a un grupo de genios para que escuchase la recitaciَn [del Corلn]. Al presentarse ante ti dijeron: ،Guardad silencio! Y luego que culminaste [con la recitaciَn], retornaron a su pueblo para advertirles [y exhortarles a creer]. Dijeron: ،Oh, pueblo nuestro! Ciertamente hemos oيdo un Libro revelado después de Moisés que corrobora los Mensajes anteriores y guيa hacia la Verdad y el sendero recto.”

[al-Ahqaaf 46:29-30] 

Y Allah revelَ otras  aleyas en otra surah, donde dice: 

“Diles [a los hombres ،Oh, Muhammad!]: Me ha sido revelado que un grupo de genios dijeron al escuchar [la recitaciَn del Corلn]: Por cierto que hemos oيdo una recitaciَn maravillosa” [al-Yinn 72:1]   

Se han escrito muchos libros sobre este asunto. Ibn al-Qayyim (que Allah tenga misericordia con él) mencionَ varias cosas sobre este asunto en sus libros. También hay un libro escrito por uno de los eruditos titulado al-Maryaan fi Bayaan Ahkaam al-Yaan, por al-Shibli, el cual es un libro muy ْtil. Ademلs hay otros libros que se refieren a este asunto. Puede buscarlos y pedirlos en las librerيas. También podrيa leer los libros de Tafsir y aprender del comentario sobre Surat al-Yinn, de otras  aleyas de Surat al-Ahqaaf y de otros libros que se refieran al yinn. Puede aprender mucho de lo que los exegetas de Corلn han dicho sobre el yinn, tanto de los buenos como de los malos.

Tomado del libro Maymu’ Fataawa wa Maqaalaat Mutanawwi’ah li Samaahat al-Sheij al-‘Allaamah ‘Abd al-‘Aziz ibn ‘Abd-Allaah ibn (que Allah tenga misericordia con él), vol. 9, p. 373
Create Comments