Sat 19 Jm2 1435 - 19 April 2014
82559

El profesor les pide desear la paz al Profeta 300 veces antes de cada lección

Asisto a clases para aprender las normas del taywíd (correcta pronunciación del Corán), pero el shéij le pide a todos los presentes que (silenciosamente) le deseen la paz y las bendiciones al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) 300 veces antes de comenzar la lección. Dice que desearle la paz al Profeta será un medio para estar más cerca de él en el Día de la Resurrección y dice que el Mensajero (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Aquellos de ustedes que me bendigan más, será quienes estarán más cerca de mí el Día de la Resurrección”. ¿Es permisible unirse a él en estas cosas? O de otra forma, ¿es permisible para mí practicar algún otro dhíkr, tal como rezar pidiendo perdón, o algo similar?

 Alabado sea Allah.

 Desearle siempre la paz y las bendiciones al Profeta esta cantidad específica de veces antes de cada lección no es la manera del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), ni de sus compañeros, ni de quienes les siguieron en el camino recto. Cualquier cosa de este tipo es una innovación (bid’ah) que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) prohibió y contra lo que nos advirtió cuando dijo: “Tengan cuidado con los asuntos inventados en la religión, porque cada invento es una innovación al culto, y cada innovación al culto es una vía a la perdición”. Narrado por at-Tirmidhi (2600), Abu Dawud (3991), e Ibn Máyah (42); clasificado como verídico por al-Albani en Sahih al-Yámi’ (2549).

 Y el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Cualquiera que realice un acto que no esté de acuerdo con éste, nuestro asunto (el Islam), le será rechazado”. Narrado por Muslim (1718).

 La razón por la cual esta acción es una innovación es que, los actos de culto deben estar prescriptos, en su manera de realizarlos, en el tiempo en que son hechos y en el número de veces. Allah sólo puede ser adorado de la forma que Él ha ordenado en Su Libro o a través de los labios del Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él).

 Un dhíkr puede estar prescripto en un principio, pero si la gente comienza a especificar una manera distinta de realizarlo, cierto lugar o cierto tiempo; entonces cae bajo la categoría de innovación.

 Esto está indicado por el reporte de at-Tirmidhi (204) de ‘Amr ibn Salamah, quien dijo: “Estábamos sentados en la puerta de la casa de ‘Abd Allah ibn Mas’ud antes de la oración del fáyr (alba), cuando él salió. Caminamos con él hacia la mezquita, entonces Abu Musa al-Ash’ari vino y nos dijo: ¿Salió con ustedes Abu ‘Abd ur-Rahmán ya? Respondimos: “No”. Entonces él se sentó con nosotros hasta que salió y cuando vino todos nos paramos. Abu Musa le dijo: “Oh, Abu ‘Abd ur-Rahmán, justo ahora veo algo en la mezquita que no había visto antes y pienso que no sea algo bueno”. Él preguntó: “¿Qué es?” Y Abu Musa respondió: “Si vives lo suficiente, lo verás”. Abu ‘Ab ur-Rahmán dijo: “En la mezquita vi a algunos musulmanes sentados en círculos esperando la oración. En cada círculo había un hombre, en sus manos tenía guijarros. Él decía: “Di: Allahu Ákbar cien veces” y ellos decían “Allahu Ákbar” cien veces. Luego él decía “Di: La iláha ílla Allah cien veces” y  repetían “La iláha ílla Allah” cien veces. Luego decía: “Di: Subhanah Allah cien veces”, y ellos decían “Subhanah Allah” cien veces”. Luego dijo: “¿Qué dices de esto?”. Y Abu Musa respondió: “Yo no les dije nada, estaba esperando, a ver qué pensabas y qué indicación nos dabas”. Abu ‘Abd ur-Rahmán dijo: “¿Por qué no les dijiste que contabilizaran sus malas obras y les garantizaste que sus buenas obras no serían desperdiciadas?”. Entonces se fue y nosotros lo seguimos hasta que llegamos a uno de los círculos; se paró ante ellos y les dijo: “¿Qué es esto que los veo hacer?”. Ellos respondieron: “Oh, Abu ‘Abd ur-Rahmán, estas son piedras que sirven para contar los takbirs (Allahu Ákbar), los tahlíl (La iláha ílla Allah), y los tasbih (Subhanah Allah)”. Él respondió: “Cuenten sus malos actos, porque yo les garantizo que ninguno de vuestras buenas obras se perderá. ¡Qué pena, comunidad de Muhámmed! ¡Cuán rápido has sido condenada! Sus compañeros todavía están vivos y su capa aún no se ha hecho polvo, ni su vaso se ha roto. Por el Único en cuyas manos está mi alma, ustedes están siguiendo una manera que está mejor guiada que la manera de Muhámmed, o están abriendo las puertas del extravío”. Ellos respondieron: “Oh, Abu ‘Abd ur-Rahmán, ¡No quisimos hacer más que el bien!”. Y Él contestó: “Cuánta gente no desea más que el bien y no lo alcanza”. El Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) nos dijo que alguna gente recitaría el Corán y no les llegaría más que hasta sus gargantas. Por Allah, yo no sé, quizás muchos de ellos están entre vosotros”. Entonces él se alejó de ellos y ‘Amr ibn Salamah dijo: “Vi a la mayoría de estos círculos peleando contra nosotros junto a los jariyitas, en el día de an-Nahrawán”.

 Piensa acerca de la actitud de Abu Musa y ‘Abd Allah ibn Mas’ud y cómo ellos denunciaron este método que no fue usado en los tiempos del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) ni de sus compañeros; aunque el dhíkr está básicamente prescripto, es encomiable y recomendable.

 Los eruditos señalaron que habituarse a realizar actos de culto en un tiempo y lugar específico, o en una manera específica, que no ha sido narrada ni en el Corán ni la Sunnah, es la forma más clásica de lo que se considera una innovación. En este caso, es llamada bid’ah al-idaafíyah (una innovación por agregarle algo a un acto que está básicamente prescripto). Está prescripto en principio, pero es rechazado por Allah por la manera en que se lo realice.

 Ash-Shátibi (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Bid’ah (innovación) hace referencia a algo inventado por la gente en asuntos de religión, que parece similar a lo ya prescripto y con lo cual se intenta llevar a los extremos la religión de Allah.

 Esto incluye adherirse a ciertas maneras al realizar actos de culto, tales como recitar dhíkr al unísono, tomar el natalicio del Profeta como una festividad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), etc.

 También incluye realizar actos de culto prescriptos en ciertos momentos para lo que no hay bases en la ley islámica, tal como ayunar siempre el quince de Sha’bán (iaum an-nisf min Sha’bán) y pasar la noche rezando”.

Fin de la cita de al-I’tisám (1/37-39).

Desearle las bendiciones al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es uno de los mejores actos de culto y uno de los grandes medios para acercarnos a Dios, pero hacerlo siempre antes de las clases de Corán, con un número específico, es algo que no ha sido narrado del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), por lo tanto es una innovación, aún si quien la realiza tiene buenas intenciones. Cuántas veces la gente no desea más que el bien y no lo consigue, como Ibn Mas’ud (que Allah esté satisfecho de él) dijo.

Lo que debes hacer es aconsejar a tu profesor y explicarle que lo que está haciendo no es una Sunnah, sino una innovación. Si responde afirmativamente y se corrige, entonces alabado sea Allah, pero si no responde y puedes aprender a recitar el Corán de alguien más, entonces debes evitarlo como forma de amonestarlo y para prevenir que las innovaciones penetren en una escuela de musulmanes a través de sus manos.

 Que Allah nos ayude a nosotros y a ti a amar la Sunnah y defenderla, y a amar al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y a sus compañeros.

 Ver también las preguntas No. 20005, 21902 y 22457.

 Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments