82569: El Mesías Jesús y Juan el Bautista (la paz sea con ellos) eran primos maternos


La Virgen María (la paz sea con ella), ¿era la única hija de su familia? Si eso es así, entonces, ¿cómo puede el Mesías Jesús ser primo materno de Juan el Bautista?

Alabado sea Dios

Lo que los historiadores, biógrafos y otros investigadores de las escrituras antiguas dicen es que ‘Imrán, el padre de María, estaba casado con una mujer llamada Hannah; y el profeta Zacarías estaba casado con una mujer llamada Esha’ (la paz sea con todos ellos). Ímrán y Hannah tuvieron a María, y Zacarías y Esha’ tuvieron a Juan (la paz sea con todos ellos). 

Los investigadores difieren sobre quién fue Esha’, la madre de Juan. Hay dos puntos de vista: 

1 – Que ella era la hermana de María (la paz sea con ellas). Este es el punto de vista de la mayoría, como fue afirmado por Ibn Kazir en Al-Bidaiah wa an-Nihaiah (1/438). 

Tomando en cuenta este punto de vista, Jesús y Juan (la paz sea con ellos) serían primos maternos en el verdadero sentido, porque eran hijos de dos hermanas (María y Esha’). 

Ellos citaron como evidencia el significado evidente del reporte del viaje nocturno del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), que fue narrado por Maalik Ibn Sa’sa’ah (que Allah tenga misericordia de él), donde dijo: “El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) les relató acerca de la noche en la cual fue llevado en el viaje nocturno. Entre las cosas que dijo en su relato, él dijo: “Entonces Gabriel siguió hasta que llegó al segundo cielo, y pidió entrar. Se le preguntó: “¿Quién es?”. El ángel Gabriel respondió: “Soy Gabriel”. Se le preguntó: “¿Quién está contigo?”. Respondió: “Muhámmad”. Le preguntaron: “¿Ha recibido su revelación?”. Gabriel respondió: “Sí”. La voz dijo: “Bienvenidos, es un honor”, y las puertas fueron abiertas. Cuando ingresé, vi a Juan y a Jesús, que son primos maternos. Gabriel me dijo: “Estos son Juan y Jesús”, y los saludó con el saludo de paz, entonces yo los saludé también, y me devolvieron el saludo. Y ellos dijeron: “Bienvenido a los profetas y hermanos honrados”. Narrado por al-Bujari (3207); también fue narrada otra versión por Muslim (164). 

2 – Que Esha’ era la hermana de la madre de María, Hannah, y que por lo tanto era la tía materna de María (la paz sea con ellas). Esto es lo que fue mencionado por Ibn Ishaq e Ibn Yarir en Yami’ al-Baián, 3/234. Este es el único punto de vista mencionado por Al-Háfiz Ibn Háyar en Fath al-Bari, 6/68. 

Pero según este punto de vista, ¿cómo podrían Jesús y Juan (la paz sea con ellos) ser primos maternos? Estos eruditos afirman que la madre de la tía materna tiene el mismo estatus parental que la tía materna, y por lo tanto la madre de Juan era la tía materna de María, y era también la tía materna de Jesús, el hijo de María (la paz sea con todos ellos). Así como María era la prima materna de Juan, su hijo también era primo materno de Juan. 

El imam Abu as-Sa’ud dijo en su Tafsir (2/27):

“Se ha dicho que el significado de las palabras del Profeta Muhámmad acerca de Juan y Jesús (que la paz y las bendiciones de Allah sean con ellos) afirmando que eran primos maternos, es que el estatus de la hermana era a menudo transferido o igualado al de la hija de la hermana, y por eso el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) los consideró como primos maternos”. Fin de la cita. 

La evidencia que citan para esto es el hecho bien conocido de que Hannah, la esposa de ‘Imrán, no había quedado embarazada y no había dado a luz todavía. Cuando quedó embarazada de María por la gracia de Dios, prometió consagrar a su hija al servicio de Dios en el Templo de Jerusalén. Esto está afirmado en el verso coránico en el que Dios dijo (traducción del significado): 

“Cuando la esposa de ‘Imrân dijo: ¡Señor mío! He realizado el voto de entregar a Tu exclusivo servicio lo que hay en mi vientre. ¡Acéptamelo! Tú eres Omnioyente, Omnisciente” (Ali ‘Imrán, 3:35). 

Ibn Kazír (que Allah tenga misericordia de él) dijo en su Tafsir al-Qur'án al-‘Azím (1/478):

“Muhámmad Ibn Isjaq dijo: “Ella (la esposa de ‘Imrán) no había quedado embarazada, pero un día vio a un pájaro alimentando a sus pichones y deseó fuertemente tener un hijo, por lo que rezó a Dios que la bendiga con uno, y Dios respondió a su oración. Ella y su esposo tuvieron relaciones maritales y ella quedó embarazada. Cuando ella se dio cuenta, prometió que la criatura sería consagrada al culto y servicio a Dios en la Sagrada Casa, y ella dijo: “¡Oh, Dios nuestro! Te he prometido consagrar el fruto de mi vientre a Tus servicios (libre de todo trabajo mundano; para servir en Su lugar de culto), por lo tanto acepta esto de mí. Verdaderamente, Tú eres el Omnisciente, el Omnisapiente”. Fin de la cita. 

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments