Thu 24 Jm2 1435 - 24 April 2014
82856

La repetición en el Sagrado Corán: los distintos tipos y sus beneficios.

Me gustaría saber sobre un punto sobre el que estoy investigando. ¿A qué se debe el fenómeno de la repetición en el Sagrado Corán?

Alabado sea Allah. 

Aquí sigue una breve discusión sobre la repetición en el Corán, la cual es ideal para la naturaleza de nuestro sitio web. Tu puedes averiguar más sobre el asunto buscando las referencias que hemos colocado, o estudiando los libros de las Ciencias del Corán en general. 

 1- Definición de “repetición”. 

 Ibn al Manzur dijo: 

 “La palabra tikrár (traducida aquí como repetición) se deriva de la palabra kárra, la cual significa volver a una cosa”. 

 Diccionario Lisán al-‘Árab (5/135). 

 En la terminología de la shari’ah, tikrár significa repetir, para el caso decir una palabra o frase más de una vez por varias razones, tal como agregar énfasis, exageración, reforzar una idea, etc. 

 2- La repetición como una forma de elocuencia. 

A veces quienes no entienden la lengua árabe criticaron las repeticiones que aparecen en el Corán, y pensaron que tal cosa no es elocuente. Esta afirmación proviene de su ignorancia. La repetición que aparece en el Corán no es ninguna clase de repetición sin sentido (como bien veremos debajo), opinión coherente con el discurso de alguien que no habla bien la lengua, o que no sabe expresarse con claridad. 

 As-Suyuti (que Allah tenga misericordia de él) dijo: 

 “La repetición es más elocuente que simplemente enfatizar, y refleja en la lengua árabe un buen estilo, contrario a lo que mucha gente piensa”. 

 Al-Itqán fil ‘Ulúm al-Qur’án (3/280), Mu’sasat an-Nada’ ediciones. 

3- Clases de repetición: 

Los eruditos han dividido la repetición en el Corán en dos clases: 

a) Repetición de palabras y significados: 

Esto es cuando las palabras son repetidas sin diferencia en el significado. Hay dos tipos, conectadas y desconectadas. 

Las del tipo conectadas aparecen de varias maneras, ya sea por repetir las palabras en el mismo verso, como cuando Allah dice (interpretación del significado: 

“¡Qué lejos de la realidad está lo que se os promete!”. 

 (Al-Mu’minún 23:36) 

 …o al final de un verso y al comienzo del verso siguiente, tal como cuando Allah dice (interpretación del significado): 

“Y rondarán entre ellos jóvenes [sirvientes] con vasijas de plata y copas cristalinas,

 Moldeadas en plata con la forma que a ellos les plazca.”. 

 (Al-Insan 76:15-16) 

 …o al final de un verso, tal como cuando Allah dice (interpretación del significado): 

 “Pero ella no durará para siempre [y deberéis rendir cuenta el Día del Juicio] cuando la Tierra sea reducida a polvo, (kal-lá! ida dukkat il-árdhu dákkan dákka)”. 

 (al-Fayr 89:21) 

 …o cuando un verso es repetido directamente después de otro verso, tal como cuando Allah dice (interpretación del significado): 

 “[Debes saber ¡Oh, Muhámmad! que] Luego de toda dificultad viene un alivio, y ciertamente que luego de toda dificultad viene un alivio”. 

 (ash-Shárh 94:5-6). 

 Sobre la forma desconectada, aparece en dos formas, ya sea repetido en el mismo capítulo o repetido a través de todo el Corán. 

 Ejemplos de repetición en la misma surah incluyen la frase: “Y verdaderamente, tu Señor, Él es verdaderamente el Todopoderoso, el Misericordiosísimo”, el cual es repetido 8 veces en Surat ash-Shu’ara’, y “¡Ay, del Día de los Negadores (el Día de la Resurrección!”, lo cual es repetido 10 veces en Surat al-Mursalát, y “Entonces… ¿Cuál de las bendiciones de tu Señor negarás?”, la cual es repetida 31 veces en Surat ar-Rahmán. 

Ejemplos de frases que son repetidas a través de todo el Corán, incluyen la frase: “Ellos dicen: ¿Cuándo se cumplirá esto que prometes (el Día de la Resurrección) si lo que dices es verdad (Oh, Muhámmed)?”, lo cual aparece seis veces, en Yunus 10:48, al-Anbiá’ 21:38, an-Náml 27:71, Saba’ 34:29, Iá Sin 36:48 y al-Mulk 67:25. Y la frase “¡Oh, Profeta! Esfuérzate duro contra los incrédulos y los hipócritas, y sé severo con ellos; su morada será el Infierno, ciertamente el peor de los destinos”, aparece dos veces, en at-Tawbah 9:73 y en at-Tahrím 66:9. 

 b) Repetición de significados pero no de palabras. 

Tal como las historias de los profetas con sus pueblos, las menciones del Paraíso y sus moradores y del Infierno y su espanto. 

 4- Los beneficios de la repetición. 

 El Sháij al-Islam Ibn Taimíyah (que Allah tenga misericordia de él) dijo: 

 “No hay nada inútil en las repeticiones contenidas en el Corán, más bien hay beneficios en cada una de ellas”. 

 Maymu’ al-Fatawa (14/408). 

 También dijo, comentando sobre la repetición de la historia de Moisés (la paz sea con él) y su gente: 

“Allah menciona esta historia en varios lugares en el Corán, y en cada lugar Él nos ilumina con la culminación de una idea diferente. Tal como Allah, Su Mensajero y Su Libro son llamados por diferentes nombres, cada nombre indica un significado que no es señalado por sus otros nombres. No hay repetición en eso, más bien una clase de diversidad, tal los nombres del Profeta (Paz y bendiciones de Allah sean con él) cuando es llamado Muhámmad, Áhmad, al-Háshir, al-‘Aaqíb, al-Muqáffah, El Profeta de la Misericordia, El Profeta del Arrepentimiento, y cada nombre señala un significado que no está revelado en los otros nombres; la persona es la misma, pero sus cualidades son numerosas. 

 Lo mismo se aplica al Corán, el cual también es llamado al-Furqán (El Criterio), al-Baián (La Exposición Elocuente), al-Hudá (La Guía), al-Basá’ir (La Evidencia Clara), ash-Shifa’ (El Sanador, el que Restaura la Salud), an-Nur (La Luz) y ar-Ráhmah (La Misericordia). Cada nombre señala un significado que no está revelado en los otros nombres. 

 Lo mismo sucede con los nombres del Señor, que es llamado: Al-Málik (El Rey, el Soberano), al-Quddús (El Santísimo), as-Salam (El Único libre de todo defecto), al-Mú’min (El Guardián de la Fe), al-Muháimin (El que Vigila sobre todas Sus criaturas), al-‘Azíz (El Poderoso), al-Jabbár (El Imponente), al-Mutakábbir (El Engrandecido), al-Jáliq (El Creador), al-Bári’ (El Originador), y al-Musáwwir (El Otorgador de forma). Cada nombre señala un significado que no está incluido en sus otros nombres. La esencia es Una, pero sus atributos son numerosos. 

 Y lo mismo se aplica a Sus sentencias, que están completas de significado. La historia es mencionada de una manera que revela un aspecto, entonces luego es mencionada de otra forma, para resaltar un aspecto diferente. Al fin y al cabo es la misma historia, pero sus detalles son numerosos, y cada sentencia carga un significado que no es revelado por las otras sentencias”. 

 Maymu’ al-Fatawa (919/167-168). 

 As-Suyuti (que Allah esté satisfecho de él) dijo: 

 “Hay un número de razones para la repetición: 

 Esto incluye confirmación. Quiere decir que si las palabras son repetidas, el significado es confirmado. Allah ha indicado la razón por la cual Él repite historias y las recuerda en el Corán, como Él dijo (interpretación del significado): 

 “Ciertamente revelamos el Corán en idioma árabe, y expusimos en él toda clase de advertencias para que teman a Alá y recapaciten”. 

 (Ta Ha 20:113) 

 Esto también implica enfatizar, y revelar diversos significados que las palabras pueden contener, tal como el verso: 

 Y dijo el [hombre] creyente [de la familia del Faraón]: ¡Oh, pueblo mío! Seguidme, que os guiaré por el camino recto. (Es decir, guiaré hacia la religión de Allah, el monoteísmo islámico con el cual Moisés fue enviado)”. 

 (Gháfir 40:38). 

 En el pasaje la llamada es repetida por esta razón. 

 Otro ejemplo es si el discurso es largo y hay el temor de que lo que fue dicho al comienzo sea olvidado, entonces es repetido una segunda vez para conservar la idea fresca. Por ejemplo, en los versos: 

 “Quienes hayan cometido un mal por ignorancia y luego se arrepientan y se enmienden, tu Señor será con ellos Absolvedor, Misericordioso.”. 

 (An-Náhl 16:119) 

 “Quienes emigraron luego de haber sido tratados hostilmente, combatieron y fueron pacientes y perseverantes, por cierto que tu Señor será con ellos Absolvedor, Misericordioso.”. 

 (An-Náhl 16:110) 

 “Y cuando les llegó [a los judíos] el Libro de Alá [el Corán] que confirmaba lo que ya tenían [en la Torá], a pesar que imploraban el auxilio contra los incrédulos, cuando se les presentó [el Mensajero] que ya conocían, no creyeron en él. ¡La maldición de Alá sea sobre los incrédulos!”. 

 (al-Báqarah 2:89) 

 “No creáis que quienes se vanaglorian de lo que hacen y aman que se los elogie por lo que no han hecho se salvarán del castigo. Ellos tendrán un castigo doloroso.”. 

 (‘Ali Imrán 3:188) 

 “Cuando José dijo a su padre [Jacob]: ¡Oh, padre mío! Por cierto que soñé con once astros, también el sol y la luna, que se prosternaban ante mí”. 

 (Yusuf 12:4) 

 Esto puede ser realizado para enfatizar, en los versos: 

 “La verdad inevitable. ¿Qué es la verdad inevitable? ¿Y qué te hará comprender qué es la verdad inevitable?”. 

 (al-Háqqah 69:1-3) 

 “El evento aterrador. ¿Qué es el evento aterrador? ¿Y qué te hará comprender la magnitud del evento aterrador?”. 

 (Al-Qari’ah 101:1-3) 

 “¡Y qué afortunados son los compañeros de la derecha!”. 

 (al-Wáqi’ah 56:27) 

 Al-Itqán fil ‘Ulúm al-Qur’án (3/281-282). 

 5- Beneficios de la repetición de algunas historias y versos. 

1-    Abul Faraj Ibn al-Yawzi (que Allah esté satisfecho de él) dijo: 

 “Si alguien dijera: ¿Cuál es el objetivo de repetir el verso “Entonces… ¿cuál de las bendiciones de Allah negaréis?” (en Surat ar-Rahmán)? 

 La respuesta es: Esta repetición es para confirmar las bendiciones otorgadas y recordarlas. Ibn Qutaibah dijo: “Es un hábito de los árabes repetir las cosas para enfatizar y asegurarse de que el oyente ha comprendido aún cuando puedan también hablar brevemente para no aburrir al oyente, porque si el orador aborda un asunto desde diferentes ángulos, es mejor que acercarse al oyente sólo con un enfoque, tal como si alguien dijera: “Por Allah, no lo haré”, y “por Allah, no haré eso” porque buscó enfatizar su punto y poner un fin a cualquier esperanza de que lo hiciera. Y si él buscara ser breve, podría decir: “Por Allah, que lo haré” pero omitiendo la palabra “no” para ser más breve. De la misma manera, alguien que está en apuros puede decir ¡Vamos, vamos, apúrate! Y puede decírsele al arquero: ¡Dispara, dispara! 

 Ibn Qutaibah dijo: “Cuando Allah inscribió Sus bendiciones en esta surah, y recordó a Sus siervos sobre Sus signos, y atrajo sus atenciones hacia Su poder, Él repitió esta frase entre cada dos bendiciones, así ellos pudieran apreciar las bendiciones y reconocerlas, tal como cuando tú dices a un hombre: “¿Acaso no te ofrecí hospedaje cuando estabas sin hogar? ¿Negarás eso?” 

 Zaád al-Masír (5/461). 

 2- Al-Qurtibí (que Allah esté satisfecho de él) dijo: 

 Sobre la manera en la cual esto es llevado a cabo (es decir, “Dí.., (Oh Muhámmad, a esos idólatras e incrédulos): ¡Oh, incrédulos!”, es dicho para enfatizar y segar sus esperanzas, como alguien con poder dice: “Por Allah, que no lo haré. Por Allah, no haré eso”. 

 La mayoría de los eruditos de la semántica dijeron: “El Corán fue revelado en la lengua de los árabes, y es de su estilo repetir las cosas para enfatizar y asegurarse de que el oyente haya comprendido, aún cuando puedan también hablar brevemente para no aburrir al oyente, porque cuando el orador usa diferentes frases en su discurso, es más elocuente que si se limitara a sólo una frase. Allah dijo (interpretación del significado): 

Pero no es lo que piensan; ya verán [el castigo que les aguarda]. Indudablemente no es lo que piensan; ya verán” (an-Naba’ 78:4-5) y “[Debes saber ¡Oh, Muhámmad! que] Luego de toda dificultad viene un alivio, y ciertamente que luego de toda dificultad viene un alivio.”, (ash-Shárh 94:5-6). En todos los casos, el objetivo es enfatizar”. 

Tafsir al-Qurtubí (20/226). 

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments