Fri 18 Jm2 1435 - 18 April 2014
83250

Visualiza el templo de La Meca cuando reza y recita su súplica, ¿esto está prohibido?

Cuando rezo y hago mi súplica, intento visualizar el templo de La Meca. ¿Estoy haciéndolo según el reporte “Adora a Dios como si lo vieras”? Cuando visualizo algo más, que sucede a menudo y no es un susurro de Satanás, siento que no estoy logrando una concentración completa, y cuando me dirijo a Dios intento sentir eso. Y hago esto porque mirar el cielo es desaconsejable. Por favor aconséjeme, que Dios le bendiga.

 Alabado sea Allah.

 El “ihsán” significa hacer el bien. En la ley islámica esto incluye los actos de culto también, en el tiempo y forma con que Dios nos encomendó realizarlos.

 Si el orante recuerda que Dios está mirándolo, esto lo incentivará a realizar sus actos de culto bien y le permitirá alcanzar un alto estatus por ello.

 Se narró que Abu Hurairah dijo: “Un día el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) apareció ante la gente y Gabriel vino a él y le dijo: “Oh, Mensajero de Dios, ¿qué es la fe?”. Y él respondió: “Creer en Dios, en Sus ángeles, en Sus Libros revelados, en Sus mensajeros, en el Día de la Resurrección y en la predestinación”. Él dijo: “Oh Mensajero de Dios, ¿qué es el Islam?”, y él dijo: “El Islam es adorar a Dios y no asociarle nada, establecer la oración, pagar la caridad obligatoria y ayunar en Ramadán”. Luego le preguntó: “Oh, Mensajero de Dios, ¿qué es el ihsán?”. Y él dijo: “Es adorar a Dios como si lo vieras, porque aunque no puedas verlo, Él te ve”.

 Narrado por al-Bujari (50) y Muslim (9).

 Ibn Ráyab (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Esto indica que uno debe adorar a Dios en esta forma, que es teniendo en mente que Él está cerca, y que Él está ante ti aunque no puedas verlo. Esto nos lleva a temerle, venerarlo y mostrar respeto. También nos conduce a ser sinceros en el culto y esforzarnos duro para hacer el bien y hacerlo perfecto y completo”. Fin de la cita.

 Yami’ al-‘Ulum al-Hikam, 1/35.

 Él también dijo: “El principio básico de la concentración es la suavidad del corazón, la tranquilidad, la sumisión y la humildad. Si el corazón está concentrado apropiadamente en esta forma, entonces el resto del cuerpo seguirá concentrado, porque lo siguen como el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “En el cuerpo hay un órgano que, si está sano, el cuerpo entero está sano; y si está enfermo, el cuerpo entero está enfermo. Y ciertamente es el corazón”. Narrado por al-Bujari (25) y Muslim (1599).

 Si el corazón está concentrado, entonces el oído, la vista, la cabeza, el rostro y todas las partes del cuerpo estarán concentrados, como estarán todas las partes que dependen de ellos, aún el discurso.

 Luego dijo: “La concentración que aparece en el corazón parte de la conciencia de Dios y el reconocimiento de Su poder y perfección. Quien conoce más de Dios estará más concentrado.

 La gente varía en su concentración de acuerdo a su conocimiento del Único, ante Quien están de pie, y su conciencia de los atributos de Dios los conduce a más concentración. Algunos se concentran a causa de su sensación de estar cerca de Dios, y que Él es consciente de lo que hay en nuestros corazones y nuestras mentes. Eso conduce a sentirse humilde ante Dios y saber que Él está observando nuestros movimientos. Y hay algunos que se concentran a causa de su conciencia de Su poder, gloria y grandeza, lo que conduce a venerarlo y temerle. Y hay otros que se concentran por su conciencia de Su perfección y belleza, y esto los conduce a llenarse de amor a Él y a anhelar volver a Él.

 Y hay algunos que se concentran por su conciencia en la severidad de Su ira y castigo, lo cual les conduce a temerle.

 Dios es Quien cuida de aquellos que son humildes ante Él, porque Él acerca a aquellos que se someten a Él, como también acerca a quienes se dirigen a Él en la oración y bajan su rostro en el polvo ante Él cuando se postran, y Él acerca a aquellos que vienen a Su templo y se ponen de pie ante Él y Le ruegan cuanto se paran en el valle de ‘Arafah. Él los acerca a Sí mismo y los elogia ante los ángeles, y los acerca a Sus servidores, quienes Lo invocan y Le piden y Le rezan pidiendo perdón por sus pecados en el tiempo anterior a la aurora. Él responde sus plegarias y les garantiza lo que Le piden, y no hay mejor recompensa por la humildad de Sus servidores que la cercanía a Dios y Su respuesta a sus súplicas”. Fin de la cita.

 Adh-Dhíll wa al-Inkisár lil ‘Azíz al-Yabbár (en Rasá'il ibn Ráyab, 1/290, 293).

 Sobre lo que mencionas acerca de visualizar el templo de La Meca cuando rezas, no conocemos ninguna base para eso y no parece esta visualización te vaya a ayudar a alcanzar una verdadera concentración en la oración. Cuántos de aquellos que han estado en las inmediaciones del templo de La Meca y la han visto con sus propios ojos como si estuvieran rezando en el mercado, sin una verdadera concentración.

 En el reporte de Abu Hurairah que citamos arriba, el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) explicó lo que el ihsán es, y dijo que esto significaba “adorar a Dios como si Lo vieras”, y no dijo “como si vieras el templo de La Meca”.

 Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments