83731: Críticas sobre una historia inventada, y una advertencia en contra de los que cuentan historias.


Espero que puedan decirme si este informe – que oí de un imam- es firme. Él se levantó a las 4:20 de la mañana para prepararse para la plegaria del Fayr. Realizó el wudu’ y se vistió, y se preparó para salir hacia la mezquita. Estaba acostumbrado a hacerlo desde que era un niño. Solía ofrecer todas sus plegarias en congregación en la mezquita, incluso la plegaria de Fayr. Partió desde su casa hacia la mezquita. Mientras se encontraba en el camino, tropezó y se cayó, y rompió sus prendas. Regresó a su casa para cambiar sus vestimentas y colocarse otras. No se enojó ni maldijo. Simplemente cambió su ropa. Luego, partió nuevamente hacia la mezquita, y volvió a tropezar y caerse, y otra vez parte de su ropa se rompió. Regresó a su casa y cambió su ropa. Ambas vestimentas se rompieron pero ésto no impidió que tuviera ganas de ofrecer la plegaria en congregación en la mezquita. Volvió a partir hacia la mezquita, y tropezó por tercera vez, pero de repente se da cuenta de que no estaba cayendo, y algo lo sostenía y evitaba que cayera al suelo. El hombre estaba sorprendido y miraba a su alrededor, pero no veía a nadie. Él permaneció confundido por un momento, luego continuó su camino hacia la mezquita. Entonces, escuchó una voz que decía: “¿Sabes quien soy?” El hombre dijo: “No”. La voz respondió: “Soy el que evita que caigas”. El hombre dijo: “¿Quién eres?” Él respondió: “Soy el shaytan”. El hombre le preguntó: “Si eres quien dices que eres, ¿por qué no me dejaste caer?” El respondió: “La primera vez que tropezaste y regresaste a casa a cambiar tu ropa, Allah perdonó todos tus pecados. La segunda vez que tropezaste y regresaste a casa a cambiar tu ropa, Allah perdonó a tu familia. La tercera vez que tropezaste, temí que si regresabas a cambiar tu ropa Allah perdonara a todo tu vecindario, entonces te sostuve para que no te cayeras”.
Lo que me confunde de esta historia es lo siguiente: ¿es posible que shaytan le hable a una persona y sostenga su mano y evite que se caiga como se describe en esta historia?

Alabado sea Allah. 

En primer lugar: 

No existen fundamentos para esta historia en los libros de la Sunnah, los hadices e historias. Es contraria al Islam por varias razones: 

1- La conversación entre el hombre y el shaytan. Es posible que éste le susurre a una persona (waswasah) cuando se encuentra en su forma real, pero no es posible hablarle a él, salvo que el shaytan aparezca con una forma humana. 

2- El shaytan dice que sostuvo al hombre cuando tropezó. Ésto es algo que no se puede creer, y el shaytan no puede hacer tal cosa. Allah ha hecho que los ángeles sean protectores y guardianes del hombre, para protegerlos del mal de los genios y demonios, porque ellos pueden vernos pero nosotros no podemos verlos a ellos. Allah dice (interpretación del significado): 

“El hombre tiene [ángeles] custodios por delante y por detrás, que lo protegen por orden de Allah. Sabed que Allah no cambia la condición que concedió a un pueblo, mientras ellos no cambien lo que hay en sí mismos [eligiendo la incredulidad]. Pero si Allah decreta el mal para un pueblo, no existe nada que lo pueda impedir, y no tendrán fuera de Él protector alguno.”

[al-Ra’d 13:11]

En esta historia inventada, se dice claramente que el shaytan puede proteger a una persona en contra de lo que puede lastimarlo, o que el shaytan puede evitar algo decretado por Allah. 

3- ¡Lo más grave en esta historia es cuando el shaytan dice que la primera vez que Allah perdona al hombre todos sus pecados, la segunda vez Allah perdona a su familia y si cayera por tercera vez, Allah perdonaría a su vecindario! Todo ésto son mentiras en contra de Allah y afirmaciones de que se conoce lo que no se puede ver. Incluso si un muyaahid es herido en una batalla, ésto no trae tales virtudes, entonces ¿cómo se le puede atribuir ésto al que camina hacia la mezquita? No se le atribuye a quien se tropieza mientras llama a la gente hacia Allah o trata de mantener los lazos de familia ni al realizar otros actos de adoración, entonces ¿cómo pueden atribuirse estas virtudes a quien se cae cuando está caminando hacia la mezquita? 

No hay nada relacionado con la caída o el tropiezo que conlleve tales virtudes. Muchos de los Sahaabah han caído, tropezado o se lastimaron en tiempos del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), pero no hay nada en la Sunnah que atribuya tales virtudes a estos hombres ni siquiera algunas de ellas. Allah no perdona a una familia o a la gente de un vecindario o una ciudad por las acciones o los actos de adoración de una persona honrada, sin mencionar que un tropiezo no acerca a una persona a Allah, y que no es un acto de adoración en sí mismo. Si alguien se beneficiara con estas acciones de otra persona, entonces el padre de Ibraahim (la paz descienda sobre él) se hubiera beneficiado con el carácter de profeta de su hijo y Abu Taalib se hubiera beneficiado con el carácter de profeta de su sobrino Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). 

Además, ¿cómo hizo el shaytan para saber todo y poder decírselo al hombre? ¿Tiene el poder de prevenir que la piedad llegue a los siervos de Allah a los que Él desea enviársela?  

No. Allah dice (interpretación del significado):

“Nada ni nadie puede impedir que la misericordia de Allah alcance a los hombres; pero si Él la retuviese, no hay nada ni nadie que pudiera hacer que la envíe nuevamente. Él es Poderoso, Sabio.”

[Faatir 35:2] 

En segundo lugar: 

Sin dudas, estas historias falsas se esparcen entre los que no entienden su religión de manera apropiada y no conocen la Unicidad de su Señor (Tawhid). Se propagan por medio de los mentirosos y narradores de historias que fabrican mentiras en contra de las leyes de Allah. 

Allah ha emitido una dura advertencia en contra de los mentirosos. Allah dice (interpretación del significado):

“Diles: Mi Señor ha prohibido las obscenidades, tanto en público como en privado, los pecados, la opresión, la idolatría y decir acerca de Él lo que ignoráis.”

[al-A’raaf 7:33] 

Lo que deben hacer los Jatibs y los imames es ser más que simples narradores que les cuentan a la gente común las historias en contra de la shari’ah. Los salaf de esta ummah han emitido una seria advertencia en contra de estos narradores de historias, debido a los malos efectos que sus historias tienen sobre la gente común y porque contienen cosas que están en contra de las leyes de Allah. 

En un hadiz que fue clasificado como hasan por el Sheik al-Albaani en al-Silsilah al-Sahihah (1681) se narró que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Cuando los Hijos de Israel fueron condenados ellos comenzaron a contar historias inventadas”. 

El Sheik al-Albaani (que Allah tenga piedad de él) dijo: 

En al-Nihaayah dice: “cuando ellos fueron condenados comenzaron a contar historias”, lo que significa que confiaron en los palabras y atribuyeron acciones, y ésta fue la razón de su condena, o viceversa: cuando fueron condenado fue porque dejaron de realizar buenas acciones y prefirieron las historias. 

Al-Albaani dijo, al comentar ésto:

Debe decirse que la razón por la que fueron condenados fue que prestaron demasiada atención a las historias a costa del fiqh y el conocimiento beneficioso que le enseña a la gente sobre su religión, y los motiva  a realizar buenas acciones. Por hacer ésto, fueron condenados. Al-Silsilah al-Sahihah (4/246). 

Éste es el caso de los narradores de historias; ellos prestan demasiada atención a las historias y a los mitos, que narran a la gente común, sin comprensión ni conocimiento, y el hombre común escucha mucho pero no entienden ninguna regla ni adquiere conocimiento.

Ibn al-Jawzi dijo en su libro Talbis Iblis (p. 150): 

Los narradores de historias no son condenados sólo por serlo, porque Allah dice (interpretación del significado):

“Ésta es la más hermosa de las historias que te revelamos en el Corán, y antes no tenías conocimiento de ella.”

[Yusuf 12:3] 

“nárrales pues, estas historias para que reflexionen.”

[al-A’raaf 7:176]

Más bien, los narradores de historias son condenados porque cuentan muchas historias sin mencionar el conocimiento beneficioso, y usualmente mezclan el material firme con el que no lo es en las historias que narran y confían en cosas que son imposibles en su mayoría.

Fin de la cita.

Se narró que Abu Qilaabah ‘Abd-Allaah ibn Zayd dijo: Nada mata el conocimiento salvo las historias. Un hombre puede sentarse con otro durante un año sin aprender nada de él, y puede sentarse con un hombre sabio y no levantarse hasta haber aprendido algo.

Hilyat al-Awliya’ (2/287). 

¿Qué tan seguido estos narradores de historias narran de informes malos a las masas, y les cuentan estas fábulas, que llegan a tener tal nivel entre las masas que ellos creen todo lo que escuchan e incluso le dan más importancia que a los expertos y los buscadores de conocimiento.

Al-Haafid al-Iraaqi (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Uno de los problemas que hay con ellos, es que le hablan a tanta gente y les dicen cosas que ellos no pueden entender, y los conducen a la confusión y los hacen generar conceptos erróneos. Ésto se aplica si lo que dicen es firme, ¿qué sucede entonces si ésto es falso?

Tahdhir al-Jawaas de al-Suyuti (p. 180), citado de al-Baa’iz ‘ala al-Jalaas de al-‘Iraaqi. 

Ibn al-Jawzi dijo: 

El narrador de mentiras narra informes extraños a las masas, y les dice lo que incluso si tuviera la mínima pizca de conocimiento no se los diría. Entonces las masas se marchan con demasiadas nociones falsas en sus mentes, que discuten entre ellos. Si los expertos los denuncian, dicen: nosotros lo oímos, él nos narró ésto. ¿Cuántos narradores han desviado a los demás por medio de informes inventados; cuántas personas abandonaron a sus familias, hogares y ciudades para vagar como monjes; cuántos han dejado de hacer lo que está permitido; cuántos han evitado aprender y enseñar el conocimiento, creyendo que está en contra de sus propios deseos; cuántos han dejado huérfanos a sus hijos debido a su ascetismo; cuántos se han alejado de sus esposas y no les han concedido sus derechos, y entonces ellas no son ni solteras ni casadas verdaderamente? Fin de la cita.

Al-Mawdu’aat (1/32) 

Estas son las razones por las que los narradores son criticados por muchos de los salaf.

Maymun ibn Mahraan (que Allah tenga piedad de él) dijo:

El narrador debe esperar un castigo de Allah, y el que escucha debe esperar piedad.

Al-Albaani (que Allah tenga piedad de él) dijo, siguiendo el hadiz no. 4070 en al-Silsilah al-Da’ifah: 

Ésto fue narrado por Ibn al-Mubaarak en su libro al-Zuhd con un isnad sahih. 

El Imán Ahmad ibn Hanbal (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Los mayores mentirosos entre la gente son los narradores de historias. La gente necesita narradores de confianza que les recuerden la muerte y el castigo de la tumba. Se le dijo: ¿No asistió a las reuniones? Él respondió: No.

Al-Adaab al-Shar’iyyah de Ibn Muflih al-Hanbali (2/82). 

Le pedimos a Allah que resuelva los asuntos de los imames y los Jatibs, y los guíe hacia lo que es mejor para ellos y para todos los demás.

Y Allah sabe mejor.

Islam Q&A
Create Comments