Fri 25 Jm2 1435 - 25 April 2014
91580

Le sucedió una calamidad y apostató del Islam: ¿puede arrepentirse?

Yo solía rezar regularmente siempre que podía, y era uno de los mejores estudiantes, lo cual me permitió entrar en la escuela de ingeniería; era de quienes solían alabar mucho a Dios. Como otros muchachos esperaba tener una casa, una bella esposa y un estatus respetado; solía suplicarle mucho a Dios, noche y día. Luego tuve algunos problemas en mis estudios y fallé en obtener los grados que me habrían permitido continuar estudiando ingeniería, sentí que eso había sido injusto, y por lo tanto pensé: “Tal y tal no reza, pero Dios le facilita que pueda ser un ingeniero, cuando yo rezo pero no tuve éxito. No podía soportarlo y me dije a mí mismo algunas cosas que me pusieron fuera del Islam, tales como maldecir a Dios y la fe, y al decreto divino. Dejé de rezar por un tiempo, aún cuando me sentía incómodo por no responder al llamado a la oración y mi corazón estaba apegado a la oración. Luego mi enojo se disipó, y me di cuenta de la enormidad de mi trasgresión contra los derechos de Dios, y tuve miedo de morir estando Dios enfadado conmigo. Lloré y no podía continuar mis estudios, porque estaba siempre preocupado acerca de mis pecados. Busqué algún dictamen legal que me pudiera brindar paz espiritual, ¿perdonará Dios mis pecados?
Allah dijo (traducción del significado): “Allah no perdona que se Le asocie nada; pero fuera de ello perdona a quien Le place” (an-Nisá' 4:48). Pregunté acerca de este asunto y me alegré cuando leí el verso en que Allah dijo (traducción del significado): “Diles a quienes transmitan Mi Mensaje que Yo digo: ¡Oh, siervos Míos! Vosotros que os habéis excedido cometiendo pecados en detrimento propio, no desesperéis de la misericordia de Allah; por cierto que Allah puede perdonar todos los pecados, porque Él es Absolvedor, Misericordioso” (az-Zumar 39:53). Investigué y averigüé que este versículo fue revelado acerca de aquellos que no eran musulmanes y le preguntaron al Mensajero (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) cómo podían arrepentirse. Pero yo soy musulmán, y mi alegría se disipó rápidamente.
He perdido todas las esperanzas de perdón. No suelo rezar más regularmente como solía hacerlo, ni hacer oraciones voluntarias ni ayunar los lunes. Mis preguntas son las siguientes: Aún si me arrepiento, ¿Es cierto que nunca estaré con la comunidad de Muhámmad, a causa de el reporte narrado por al-Bujari en el cual se dice que el Mensajero (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “En el Día de la Resurrección Dios arrebatará a algunas personas de mi derecha y yo diré: ¡Mis compañeros! pero Dios me dirá: “Ellos no son tus compañeros; son gente que apostató después de que te fuiste”? ¿Es verdad que aún si me arrepiento sinceramente y estoy preparado para soportar la pena corporal, Dios nunca me perdonará por lo que he hecho, porque Dios no perdona que se le asocie a ningún compañero en el culto?

 Alabado sea Allah.

 En primer lugar, si has pronunciado como mencionas unas palabras maldiciendo a la fe y al decreto divino, entonces indudablemente lo que has hecho es un asunto serio, es decir, has apostatado del Islam. Al hacerlo te has comportado muy mal hacia Dios el Todopoderoso, que te ha bendecido, te ha creado y te ha guiado, y Quien es El más Misericordioso. Quizás Él te apartó de la ingeniería por alguna buena causa, como algo mejor que quería traerte, o por algún mal que quiso evitarte, y deberías haber aceptado eso y estar contento.

 Pero si esto es algo que tú simplemente pensaste o te dijiste a ti mismo, no lo pronunciaste en voz alta, y no se estableció en tu corazón, entonces debes apresurarte a rechazarlo y enfocar tu mente nuevamente en las bendiciones de Dios y en Su misericordia hacia ti.

 Cual fuera el caso, abandonar la oración es otro pecado, y es sabido que con respecto a quien no reza por pereza hay una diferencia de opinión entre los eruditos, pero el punto de vista más correcto es que es un incrédulo, a causa de los textos que indican eso.

 En segundo lugar, no importa cuán grande sea tu pecado, la paciencia y generosidad de Dios siempre es mayor.

 No importa cuál sea tu pecado, si te arrepientes de él entonces Dios aceptará tu arrepentimiento y te perdonará. Él nos ha prometido eso, y Él es el más sincero en sus palabras, glorificado y exaltado sea.

 El versículo que mencionas, en el cual dices que Allah dijo (traducción del significado): “Allah no perdona que se Le asocie nada; pero fuera de ello perdona a quien Le place” (an-Nisá' 4:48), se aplica a aquellos que se encontrarán con Él sin haberse arrepentido de haberle asociado copartícipes a Dios. Pero sobre aquellos que se arrepienten antes de que el alma les llegue a la garganta en el momento de la muerte, y antes de que el sol salga por el Oeste, Dios les aceptará su arrepentimiento, y reemplazará sus malas por buenas, ya sea si han cometido actos de incredulidad e idolatría, pecados mayores o pecados menores. Lo que importa es que el arrepentimiento sea sincero; lamentar lo que uno ha hecho en el pasado y tomar la decisión de no volver a repetirlo.

  La evidencia para esto es el versículo en el cual Allah dijo (traducción del significado):

 “Aquellos que no invocan a nada ni a nadie junto con Allah, no matan a nadie que Allah haya prohibido matar salvo con justo derecho, y no cometen fornicación ni adulterio. Y sabed que quienes cometan esto recibirán un terrible castigo.

 El Día de la Resurrección se les atormentará incesantemente, y permanecerán en el castigo despreciados,

 Salvo quienes se arrepientan, crean, y obren correctamente. A éstos, Allah les perdonará sus pecados y en su lugar les registrará buenas obras; y Allah es Absolvedor, Misericordioso” (al-Furqán 25:68-70).

 “Ciertamente Yo soy Remisorio con quienes se arrepienten, creen, obran correctamente y perseveran en el sendero recto” (Ta Ha 20:82).

 “Sabed que Allah acepta el arrepentimiento sincero de Sus siervos y sus caridades y les multiplica su recompensa por ellas. Él es Indulgente, Misericordioso” (at-Tawbah 9:104).

 No hay diferencia entre aquella persona que originalmente fue incrédula, luego Dios la guió, y aquella persona que era musulmana y luego apostató (Dios no lo permita), luego se arrepintió y volvió a Dios. El arrepentimiento borra los pecados que había antes de él, y el Islam borra los pecados que había antes de él.

 El versículo en el cual Allah dijo (traducción del significado): “Diles a quienes transmitan Mi Mensaje que Yo digo: ¡Oh, siervos Míos! Vosotros que os habéis excedido cometiendo pecados en detrimento propio, no desesperéis de la misericordia de Allah; por cierto que Allah puede perdonar todos los pecados, porque Él es Absolvedor, Misericordioso” (az-Zumar 39:53), es de significado general y se aplica a toda persona que peca y luego se arrepiente, ya haya sido originalmente un incrédulo o un musulmán que luego apostató. Esto incluye a todos aquellos que cometen pecados.

 Ibn Kázir (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Este versículo es una convocatoria a los pecadores, los incrédulos y otros, a arrepentirse y volver a Dios. Nos dice que Dios, glorificado y exaltado sea, perdona todos los pecados a quien se arrepiente ante Él y abandona sus pecados, no importa cuáles sean, aún si sus pecados son muchos y tan abundantes como la espuma del mar. No es correcto interpretar este versículo como significando que todos los pecados serán perdonados sin arrepentimiento, porque el paganismo nunca puede ser perdonado excepto en el caso de aquél que se arrepiente de él”. Fin de la cita del Tafsir de Ibn Kázir, 4/75.

 Sobre aquellos que sean sacados del Estanque, de quienes se dirá: “Tú no sabes lo que él hizo después de que te fuiste”, esto se aplica a aquellos que no se arrepintieron, sino que se encontrarán con Dios como pecadores y apóstatas.

 Si te has arrepentido ante Dios, entonces alégrate y alaba a Dios por haberte permitido vivir hasta poder regresar al Islam. Realiza muchísimas obras rectas y esfuérzate realizando muchísimos actos de culto, para que luego de tu arrepentimiento puedas llegar a ser mejor de lo que eras antes de pecar. Ten cuidado de no descuidar la oración ni demorarla hasta que su tiempo haya expirado, porque la oración es muy importante, es la conexión personal y directa de cada persona con su Señor, y es la puerta a la felicidad y a la paz espiritual. Le pedimos a Dios que acepte tu arrepentimiento y que perdone tus faltas.

 Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments