Thu 17 Jm2 1435 - 17 April 2014
9431

Reglamento sobre la descripciَn de aquellos que estلn comprometidos con la religiَn como fundamentalistas y extremistas

Se ha vuelto comْn en algunos medios acusar a la juventud del renacimiento Islلmico de ser extremistas y fundamentalistas. ؟Cuلl es su opiniَn al respecto?

Alabado sea Allah

Cualquiera sea el caso, es un error que ha venido de occidente por medio de los cristianos, comunistas, judيos, y otros que tratan de alejar a las personas del llamado de Allah y sus seguidores, y que quieren ser injustos con la da’wah al llamarla extremismo, fundamentalismo o cualquier otro nombre que se le dé.

Sin duda, llamar a las personas hacia Allah es la religiَn de los Mensajeros, ése es su camino. La gente sabia estل obligada a llamar a otros hacia Allah y a ser activos. La juventud estل obligada a temerle a Allah y a adherirse a la verdad, no a ir a los extremos o a ser dura.

También puede ocurrir que algunos de los jَvenes sean ignorantes, y vayan a los extremos en algunos asuntos, o carecen de sabidurيa, entonces son negligentes en algunos aspectos. Pero todos los jَvenes, y otros, tal como los eruditos, deben temerle a Allah y buscar la verdad con evidencias (dalil), es decir, lo que Allah y Su Mensajero (Que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijeron; deben tener cuidado con las innovaciones (bid’ah) y con la exageraciَn. También deben tener cuidado con la ignorancia y la deficiencia. Nadie es infalible entre ellos; y algunas de las personas pueden errar al hacer demasiado o permanecer inactivas. Pero eso no significa que todos estén en falta; la falta se da en aquellos que cometen el error.

Pero los enemigos de Allah que siguen su paso han hecho de esto una manera de atacar a la da’wah y de ponerle fin, acusando a sus personas de ser extremistas y fundamentalistas.

؟Qué significa “fundamentalismo?

 Si hay fundamentalistas en el sentido de que se adhieren a los fundamentos o a los principios bلsicos (usul) que Allah y Su Mensajero dijeron, entonces es un halago, y no una condena. Adherirse a los fundamentos, al Libro de Allah y la Sunnah de su Profeta (Que la paz y las  bendiciones de Allah sean con él) es meritorio y no puede ser condenado. Debe ser condenado cuando la gente exagera las cosas o se quedan cortos, cuando se van a los extremos o son duros o no hacen lo que tienen que hacer. Pero la persona que se adhiere a los principios correctos, derivados del libro de Allah y la Sunnah del mensajero (Que la paz y las  bendiciones de Allah sean con él) no estل en falta, es meritorio y debe ser halagado. Esto es obligatorio entre los buscadores de conocimientos y entre los que llaman a otros hacia Allah; deben adherirse a los fundamentos del Libro de Allah y  la Sunnah de Su Mensajero (Que la paz y las  bendiciones de Allah sean con él), y todo lo que sepan de los principios bلsicos de la jurisprudencia (fiqh), doctrina (‘aqeedah) y hadiz, todo lo que pueda ser usado como evidencia (dalil). Tienen que tener los principios bلsicos de lo que  siguen. Describir a los predicadores como fundamentalistas es una palabra general que no significa nada, aparte de condenar y alejar a las personas. El fundamentalismo idiomلticamente hablando no es algo malo, de hecho, es algo bueno.

Si el buscador de conocimientos se adhiere a los fundamentos, prestلndoles atenciَn y quedلndose en la noche para estudiarlos del Libro de Allah y la Sunnah de Su Mensajero (Que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), y lo que los eruditos han afirmado, no hay nada de malo en eso. Pero ir a los extremos al seguir las innovaciones (bid’ah) es lo que estل mal, e ir a los extremos de la ignorancia y no cumplir con las obligaciones también estل mal.

Los predicadores estلn obligados a adherirse a los fundamentos de la legislaciَn islلmica (shari’ah) y a adherirse al justo medio al que Allah los ha guiado, porque Allah les ha hecho pertenecer a una naciَn equilibrada (ver Corلn 2:143).  Es por eso que los predicadores deben ser equilibrados en forma justa, siguiendo un recorrido justo y medio entre la exageraciَn y la negligencia. Tienen que ser firmes con la verdad, y adherirse a ella basلndose en las evidencias legales del Corلn y la Sunnah (daleel). No debe haber ni exageraciَn ni negligencia, sino la moderaciَn que Allah ha encomendado.

Veredicto emitido por el Sheij Ibn Baaz (Maymu’ Fataawa wa Maqaalaat Mutanawwi’ah li Samaahat al-Shaij al-‘Allaamah ‘Abd al-‘Aziz ibn Baaz, pلg. 233)
Create Comments