96464: Debate detallado sobre el versículo “ocultaste así lo que Alá haría manifiesto porque temiste lo que diría la gente” [al-Ahzaab 33:37]


¿Es verdad que cuando el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) vio a la esposa de Zaid ibn Harizah, se sintió atraído por ella, y le pidió a Zaid que se divorcie de ella para que el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) pudiera casarse con ella? ¿Podrían por favor, aclarar esta historia? Le pido a Allah que nos perdone. Muchas gracias.

Published Date: 2016-03-24

Alabado sea Allah 

En primer lugar: 

Introducción: 

El estatus de la Profecía es un estatus noble. Allah eligió a los Profetas por encima de todos los demás basándose en su conocimiento. Lo narrado en los libros de isra’iliyyat (reportes de fuentes judías) y en los libros de tafsir – desafortunadamente – menosprecia el estatus noble de los Profetas (que las bendiciones y la paz de Allah sean con ellos). Un ejemplo es la historia narrada por alguno de ellos que cuenta que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se enamoró de Zaynab bint Yahsh, pero que él le dijo a su esposo – Zaid ibn Harizah – “Conserva a tu esposa”, ocultando su amor por ella. Narrar esta historia o atribuírsela a él (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no se corresponde con el estatus del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). 

Ninguno de los reportes narrados en los libros de Tafsir, de ninguno de los salaf es sahih (sólido), sin embargo, hay personas que han sido engañados por estos reportes y los han usado para explicar los versículos que se refieren al tema en cuestión. 

El Imam Ibn Kazir (que Allah se apiade de él) dijo: 

Ibn Yarir y Ibn Abi Nu’aim narraron algunos reportes de algunos de los salaf (que Allah esté complacido con ellos), que nos gustaría ignorar completamente, ya que no son sahih, así que no los citaremos.

Tafsir Ibn Kazir (6/424). 

Hay un reporte de Anas ibn Malik y de ‘A’ishah (que Allah esté complacido con ellos) que hace referencia a cuán difícil fue para el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) lidiar con estos versículos. Basándose en su profundo conocimiento, estos dos Sahabah (que Allah esté complacido con ellos) afirmaron que si el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) hubiera querido ocultado algo, habría ocultado también este versículo. 

Fue narrado que Anas dijo: Zaid ibn Harizah vino quejándose, y el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le dijo: “Teme a Allah y conserva a tu esposa”. Anas dijo: Si el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) hubiera ocultado algo, habría ocultado esto. Él dijo: Zaynab solía alardear frente a las otras esposas del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) diciendo: “Sus familias planificaron sus matrimonios pero Allah planificó el mío desde arriba de los siete cielos”. 

Narrado por al-Bujari (6984). 

Muslim (177) narró un reporte parecido al de Anas (que Allah esté complacido con él) de ‘A’ishah (que Allah esté complacido con ella). 

En segundo lugar: 

Este versículo, la razón de su revelación y un resumen de su significado: 

Allah dijo (interpretación del significado): 

“Y recuerda [¡Oh, Mujámmad!] cuando dijiste [a Zaid Ibn Hárizah] a quien Alá había agraciado [con el Islam], y tú habías favorecido [liberándolo de la esclavitud]: Quédate con tu esposa, y teme a Alá; ocultaste así lo que Alá haría manifiesto porque temiste lo que diría la gente, pero Alá es más digno de ser temido. Cuando Zaid termine con el vínculo conyugal [y su ex esposa haya concluido con el tiempo de espera luego del divorcio], te la concederemos en matrimonio para que los creyentes no tengan ningún impedimento en casarse con las ex esposas de sus hijos adoptivos si es que éstos deciden separarse de ellas, y sabed que esto es un precepto de Alá que debe ser acatado”. 

[al-Ahzaab 33:37] 

El Sheik ‘Abd al-Rahman al-Sa’di (que Allah se apiade de él) dijo: 

El motivo por el cual se revelaron estos versículos es porque Allah quiso dictar una ley para todos los creyentes; esta es que los hijos adoptivos no se rigen por las mismas normas que los hijos consanguíneos, en lo absoluto, y que no había nada de malo con aquellos que se hubieran casado con las esposas de sus hijos adoptivos (luego de que se hayan divorciado). 

Esta era una de las costumbres más usuales que podía ser cambiada sólo a través de un acontecimiento muy importante. De este modo, Allah quiso que esta ley sea introducida mediante las palabras y acciones de Su Mensajero. Cuando Allah desea algo, Él encuentra la forma de que suceda. Zaid ibn Harizah se llamaba Zaid ibn Muhammad. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) lo adoptó y fue llamado por ese nombre hasta que el versículo “Llamadlos [a vuestros hijos adoptivos] por el nombre de sus padres verdaderos, pues esto es lo más justo para Alá” [al-Ahzaab 33:5] fue revelado, luego fue conocido como Zaid ibn Harizah. 

Estaba casado con Zaynab bint Yahsh, la hija de la tía paterna del Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). El Mensajero pensó que si Zaid se divorciaba, él podría casarse con ella, entonces Allah proclamó que eso debía pasar entre ella y Zaid, y luego Zaid ibn Harizah fue y le pidió al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) permiso para divorciarse de ella. 

Allah dijo “Y (recordad) cuando le dijisteis a él (Zaid bin Harizah رضى الله عنه - el esclavo liberado del Profeta صلى الله عليه وسلم), a quién Allah le ha concedido gracia” es decir, lo bendijo con el Islam. 

“y tú (Oh, Muhammad صلى الله عليه وسلم también) has hecho tu parte” es decir, liberándolo. Él vino a ti, a pedirte consejo acerca de si debía dejarla, y tú le dijiste, aconsejándolo, a pesar de lo que sentías en tu corazón por ella: “Conserva a tu esposa", es decir, no la dejes, y soporta lo que sea que enfrentes de ella con paciencia. “y teme a Allah” en todos los asuntos en general, y en particular, en relación a tu esposa, ya que temer a Allah nos alienta a ser pacientes. 

“Pero escondiste dentro tuyo aquello que Allah pondría en evidencia”. Lo que ocultaba era que si Zaid se divorciaba de ella, él (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se casaría con ella. 

“tú temiste a las personas” cuando no revelaste lo que estabas pensando, “mientras que Allah tenía una verdadera razón para que le temas a Él”, ya que temer a Él sólo trae bondad y aleja todo mal. 

“Así que, cuando Zaid cumplió su propósito con ella”, es decir, cuando por su propia voluntad se distanció y separó de ella, “Te la dimos en matrimonio”, y sólo lo hicimos con un propósito muy importante, este es, “para que (en el futuro) los creyentes no encuentren dificultades con respecto a (el matrimonio con) las esposas de sus hijos adoptivos”; y cuando vean que contrajiste matrimonio con la (ex) esposa de Zaid ibn Harizah, quién había sido previamente nombrado como tu hijo. 

Tafsir al-Sa’di (p. 665, 666) 

Hay una gran diferencia entre la idea de que lo que él (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) ocultaba en su corazón era amor por Zaynab, y el hecho de que lo que se estaba ocultando realmente, era su pensamiento de contraer matrimonio con ella. Es por esta razón que, Zaynab (que Allah esté complacido con ella) solía alardear que Quien había planificado su matrimonio había sido Allah, sea Él exaltado, como se citó anteriormente, en el reporte acerca de este tema narrado por Sahih al-Bujari. Esto respalda el punto de vista de que lo que él ocultaba era la idea de contraer matrimonio con ella, y que temía lo que podrían decir de eso; este es el punto de vista correcto y ningún otro punto de vista es aceptable. 

En tercer lugar: 

Debate detallado del versículo 

1 – El Imam al-Qurtubi (que Allah se apiade de él) dijo: 

Fue narrado de ‘Ali ibn al-Husayn que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) tuvo una revelación de Allah que decía que Zaid iba a divorciarse de Zaynab y que debía contraer matrimonio con ella, ya que Allah se la estaba entregando en matrimonio. Cuando Zaid le expresó al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) su inconformidad frente a las actitudes de Zaynab, además de que no le obedecía y que estaba pensando en divorciarse de ella, el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le dijo, con buenos modales y a modo de consejo: “Teme a Allah por lo que dices y conserva a tu esposa"; pero él sabía que Zaid iba a divorciarse de su esposa y que él iba a contraer matrimonio con ella, y esto es lo que él ocultaba. Su intención no era incentivarlo a divorciarse de ella, ya que sabía que él se casaría con ella; el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) temía lo que las personas podrían decir de él si se casaba con Zaynab luego de Zaid, quién fue su esclavo liberado, si él le aconsejaba divorciarse de ella. Pero Allah lo reprendió por ese temor a lo que las personas pudieran decir sobre aquello que Allah ha permitido y por aconsejarle que la conservara incluso sabiendo que se divorciaría de ella, y Él le dijo que Allah merecía mucho más ser temido, esto es en todas las cosas. 

Nuestros sabios (que Allah tenga piedad de ellos) dijeron: Esta es la interpretación del versículo y su visión fue adoptada por los exegetas y por sabios con mucho conocimiento, como por ejemplo, al-Zuhri, al-Qadi Bakr ibn al-‘Ala’ al-Qushayri y al-Qadi Abu Bakr ibn al-‘Arabi, entre otros. 

El significado de la frase “tú sí temiste a las personas” hace referencia a su preocupación por la propaganda de los hipócritas, que sugiere que está prohibido contraer matrimonio con las esposas de sus hijos; sin embargo, él se casó con la esposa de su propio hijo adoptivo. 

En cuanto al reporte que indica que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) sentía atracción por Zaynab, la esposa de Zaid, e incluso, algunas personas inmorales usaron la frase "enamorarse", esto proviene de alguien que es ignorante de la infalibilidad del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), que fue protegido de estas cosas, o de alguien que no lo respeta. 

Tafsir al-Qurtubi (14/190, 191). 

2 – El Sheik al-Shanqiti (que Allah se apiade de él) dijo: 

La opinión más acertada – in sha Allah – acerca de este tema es la mencionada anteriormente, o sea, a la que apunta el Corán; esta indica que Allah le dijo a Su Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) que Zaid se divorciaría de Zaynab, y que Él se la entregaría (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) en matrimonio, y en ese momento ella todavía estaba casada con Zaid. Cuando Zaid le expresó al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) su inconformidad, él le dijo: “Conserva a tu esposa y teme a Allah”. Allah lo reprendió por aconsejarle que “conserve a su esposa”, a pesar de saber que ella se convertiría en su esposa, por temor a que, si revelaba que él sabía que ella se convertiría en su esposa, las personas pensarían que él quiso contraer matrimonio con la esposa de su hijo mientras ella todavía estaba casada con Zaid. 

Hay dos puntos que resaltar: 

El primero es lo mencionado anteriormente, esto es que Allah, glorificado y exaltado sea Él, dijo: “Pero escondiste dentro tuyo aquello que Allah pondría en evidencia”. Esto es lo que Allah le reveló, que Él se la entregaba en matrimonio, cuando Él dijo: “Así que, cuando Zaid cumplió su propósito con ella (es decir, se divorció de ella), Nosotros te la entregamos en matrimonio”. Allah nunca reveló nada de lo que dicen ellos, es decir, que él la amaba. Si hubiera querido decir eso, Allah lo habría revelado tal como lo ven. 

El segundo punto es que Allah, glorificado y exaltado sea Él, expresó claramente que Él era Quién se la entregaba en matrimonio, y que la razón de la sabiduría divina con respecto a este matrimonio fue poner fin a la prohibición de contraer matrimonio con las esposas de los hijos adoptivos, como Él dijo: “Así que, cuando Zaid llevó a cabo su anhelo por ella (es decir, se divorció de ella), Nosotros te la entregamos en matrimonio, para que (en el futuro) los creyentes no encuentren dificultades con respecto a (el matrimonio con) las esposas de sus hijos adoptivos." La frase “para que (en el futuro) los creyentes no encuentren dificultades” explica obviamente el objetivo de este matrimonio, como dijimos anteriormente. El hecho de que Allah haya sido Quién se la entregó en matrimonio para cumplir con este importante objetivo, evidencia que la razón por la cuál se casó con ella no fue por amor y, es por esto que Zaid se divorció de ella – como ellos afirman. Esto se explica a través de las palabras de Allah: “Así que, cuando Zaid cumplió su propósito con ella…” ya que demuestra que Zaid ha cumplido todos sus propósitos con ella, y ya no siente ningún tipo de interés por ella, entonces se divorcia por decisión propia, y Allah lo sabe todo. 

Adwa’ al-Bayan (6/582, 583). 

4 – A los sabios del Comité Permanente se les preguntó: 

¿Cuál es la historia de Zaid ibn Harizah y de su matrimonio con Zaynab, con quien el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) contrajo matrimonio luego de que Zaid se divorciara de ella? ¿Cómo comenzó el matrimonio y cómo terminó? Escuchamos a algunas personas de países árabes decir que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se enamoró de Zaynab y algunas otras cosas que he escuchado que no me atrevo a mencionar. Tened a bien aconsejarme. 

Ellos respondieron: 

Zaid era el hijo de Harizah ibn Shurahbil al-Kalbi, el esclavo liberado del Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), quien lo liberó de la esclavitud y lo adoptó, de esta manera, se lo conoció como Zaid ibn Muhammad, hasta que Allah reveló las palabras “Llamadlos [a vuestros hijos adoptivos] por el nombre de sus padres verdaderos, pues esto es lo más justo para Alá” [al-Ahzaab 33:5], entonces se lo comenzó a llamar Zaid ibn Harizah. Zaynab era la hija de Yahsh ibn Rabab al-Asadi, y su madre era Umaymah bint ‘Abd al-Muttalib, la tía paterna del Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). En cuanto a la historia del matrimonio de Zaid con Zaynab, el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) fue quien planificó su matrimonio, ya que Zaid era su esclavo liberado y su hijo adoptivo, es por esto que se dirigió a ella de parte de Zaid, pero ella se negó diciendo: Soy de un mejor linaje que él. Fue narrado que Allah reveló las palabras “Un verdadero creyente o a una verdadera creyente no deben, cuando Alá y Su Mensajero hayan dictaminado un asunto, actuar en forma contraria; y sabed que quien desobedezca a Alá y a Su Mensajero se habrá desviado evidentemente.” [al-Ahzaab 33:36] acerca de ello. Entonces, ella respondió en obediencia a Allah y para cumplir con los deseos del Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Ella vivió con Zaid por casi un año, luego comenzaron a tener problemas típicos de marido y mujer, y Zaid le expresó al Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) su inconformidad para con ella, ya que Zaid tenía una relación con él, siendo su esclavo liberado e hijo adoptivo, y, además, Zaynab era la hija de Umaymah, su tía paterna. Es como si se tratase de que Zaid insinuó que quería divorciarse de ella, pero el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le aconsejó que la conserve y que le tenga paciencia, incluso cuando él (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) tenía conocimiento de la revelación de Allah que indicaba que Zaid se divorciaría de ella y que se convertiría en su esposa. Pero él temía que las personas lo criticaran por contraer matrimonio con la esposa de su hijo, ya que esto estaba prohibido durante la Yahiliyyah. Pero Allah reprendió a Su Profeta por esto diciendo “Y (recordad) cuando le dijiste a (Zaid bin Harizah رضى الله عنه el esclavo liberado por el Profeta صلى الله عليه وسلم) a quien Allah le ha otorgado gracia (guiándolo hacia el Islam) y tú (Oh, Muhammad صلى الله عليه وسلم también) has hecho tu parte (liberándolo): ‘Conserva a tu esposa y teme a Allah’. Pero tú ocultaste (es decir, lo que Allah ya te ha hecho saber, esto es que Él te la entregará en matrimonio) aquello que Allah ha puesto en evidencia; tú temiste a las personas (esto es, al decir que Muhammad صلى الله عليه وسلم contrajo matrimonio con la esposa divorciada de su esclavo liberado) mientras que Allah tenía una verdadera razón para que le temas a Él”, lo que significa – y Allah sabe mejor – que ocultaste aquello que Allah te había dicho, que Zaid se divorciaría de Zaynab y que te casarías con ella en obediencia al mandato de Allah, cumpliendo con Su sabiduría, pero temiste a los comentarios y las críticas de las personas en torno a eso, sin embargo Allah merece mucho más que le temas a Él y que anuncies lo que Él te ha revelado acerca de tu situación y la de Zayb y su esposa Zaynab, sin preocuparte por lo que las personas dirán o por como te criticarán. 

Acerca del matrimonio del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) con Zaynab, el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le propuso matrimonio luego del término de su ‘iddah seguido a su divorcio de Zaid, y Allah se la entregó en matrimonio sin la presencia de ningún wali (guardián) o testigo, ya que él (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es el wali de todos los creyentes, y está más cerca de ellos que ellos mismos. Allah dijo (interpretación del significado): “El Profeta es más importante para los creyentes que ellos mismos” [al-Ahzaab 33:6]. Además, Allah abolió la costumbre de adopción Yahili, y permitió que los musulmanes contrajeran matrimonio con las esposas de aquellos a quien hubiesen adoptado, luego de que estos se hayan separado de sus esposas a causa de muerte o divorcio, como una medida de misericordia por parte de Allah para con los creyentes y como medio para aliviarlos de su pérdida.

Los reportes que indican que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) vio a Zaynab detrás de un biombo y se sintió atraído hacia ella y se enamoró de ella, y que señalan que cuando Zayd se enteró, comenzó a sentir repulsión por ella, y le quiso dar prioridad al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), motivo por el cual se divorció para permitirle casarse con ella, no han sido probados por ningún isnad sólido. Los Profetas tienen el más alto estatus y son demasiado castos, demasiado nobles y honorables en su actuar como para hacer semejante cosa. Además, el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es el único que planificó su matrimonio con Zaid (que Allah esté complacido con él), y ella era la hija de su tía paterna. Si se hubiera sentido atraído hacia ella, la habría conservado para él en primer lugar, principalmente porque ella era reacia a casarse con Zaid y no aceptó hasta que se reveló el versículo, luego ella accedió. Este fue el decreto planificado por Allah, con el objeto de abolir las costumbres Yahili, mostrar misericordia y hacer las cosas más fáciles para ellos, como dice Allah (interpretación del significado):  

“Cuando Zaid termine con el vínculo conyugal [y su ex esposa haya concluido con el tiempo de espera luego del divorcio], te la concederemos en matrimonio para que los creyentes no tengan ningún impedimento en casarse con las ex esposas de sus hijos adoptivos si es que éstos deciden separarse de ellas, y sabed que esto es un precepto de Alá que debe ser acatado. No hay falta alguna del Profeta por lo que Alá le haya prescripto [y permitido contraer en matrimonio]; éste es el designio de Alá tal como lo fue para [los Profetas] que le precedieron; y el designio de Alá debe cumplirse. Quienes transmiten el Mensaje de Alá y Le temen, sin temer a nadie salvo a Él, sepan que Alá es suficiente para computar las obras. Mujámmad no es el padre de ninguno de vuestros hombres, sino el Mensajero de Alá y el sello de los Profetas; y Alá todo lo sabe”. 

[al-Ahzaab 33:37-40]. 

El Sheik ‘Abd al-‘Aziz ibn Baz, el Sheik ‘Abd al-Razzaq ‘Afifi, el Sheik ‘Abd-Allah ibn Ghadyan, el Sheik ‘Abd-Allah ibn Qa’ud. 

Fatawa Islamiyyah (18/137-141). 

Y Allah sabe mejor.

Islam Q&A
Create Comments