70314

Entusiasmo cuando se arrepiente, seguido de una etapa de pereza

Cuando una persona se arrepiente, comienza vigorosamente y dice: Satanás me está diciendo que me demore”, de tal manera que uno realiza más actos de culto. Luego su entusiasmo se enfría y la persona dice, “Dios no carga a ninguna persona más allá de sus posibilidades”, y sus actos de culto comienzan a menguar, hasta que vuelve al estado anterior.
Mi pregunta: ¿Qué consejo puede darme usted? ¿Puede uno tener un comienzo vigoroso y entusiasta, o es más conveniente hacer una aproximación gradual hasta que uno se estabilice y entonces haga perdurar más ese estado de ánimo?

 Alabado sea Allah.

 La bendición de la guía y el arrepentimiento es una de los grandes favores que Dios puede conceder a un musulmán, cuando él cambia para bien sus maneras y se acerca más a Dios, glorificado y exaltado sea. Usualmente la persona que se ha arrepentido comienza a realizar actos de culto de una forma entusiasta, buscando con ello reponer lo que ha perdido durante el tiempo que permaneció en el pecado y la desviación.

Esto es algo natural que le sucede a cada persona que es sincera en su arrepentimiento. Esto fue mencionado por nuestro Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), quien también describió el enfriamiento posterior y cómo mengua el entusiasmo luego de un tiempo. Esto es también algo natural, pero el peligro en el caso de quien se ha arrepentido es que la pérdida del entusiasmo lo conduzca a volver al pecado y la desviación del estado en que estaba antes de arrepentirse. Por eso es esencial poner atención a este asunto y estar alertas. Si quien se arrepiente descubre que su entusiasmo está menguando, debe adoptar entonces una actitud más moderada y aferrarse a la Tradición (sunnah) de tal manera que pueda conservar el terreno ganado, y luego puede comenzar nuevamente con energía y fuerza, porque comenzar por el medio es mejor que comenzar de cero.

 Se narró que ‘Abd Allah ibn ‘Amr (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Cada acto tiene un período de entusiasmo, y cada período de entusiasmo es seguido por un período de mengua. Si el entusiasmo de la persona es por mi Tradición (Sunnah), entonces ha tenido éxito, pero quien escoja otro camino cuando ha menguado su entusiasmo está condenado”. Narrado por Ibn Hibbán en su Sahih (1/187); clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih at-Targhíb, 56.

 Se narró de Abu Hurairah (que Allah tenga misericordia de él) que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Cada acto tiene un período de entusiasmo, y cada período de entusiasmo es seguido por un período de mengua. Si la persona es moderada y evita los extremos, entonces tiene esperanzas de éxito, pero si los dedos lo señalan, entonces sus actos no cuentan como nada”. Narrado por at-tirmidhi, 2453; clasificado como bueno por al-Albani en Sahih at-Targhíb, 57.

 Al-Mubárakfuri (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

 “Cada acto tiene un periodo de entusiasmo” significa, entusiasmo y energía para hacer algo, ya sea para el bien o para el mal.

 “Y cada periodo de entusiasmo es seguido por un periodo de mengua” significa, que uno comienza a cansarse, el entusiasmo se debilita y la persona se aletarga.

 “Si una persona es moderada y evita los extremos” significa, si controla su entusiasmo, evita los excesos y las actitudes extremas que llevan a la negligencia cuando el entusiasmo decae.

 “Entonces tiene esperanzas de éxito” significa, que seguirá adhiriéndose a la moderación, pues los actos más amados para Dios son aquellos realizados con constancia y regularidad.

 “Pero si los dedos lo señalan” significa, que él se está esforzando duro para llamar la atención por sus actos de culto y su ascetismo, para cobrar prestigio entre la gente.

 “entonces sus actos no cuentan como nada” significa, que uno no debe pensar de él ni considerarlo de forma especial como si fuera uno de los rectos, porque está alardeando. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no dijo “no hay ninguna esperanza para él”, porque él ya ha caído y no puede alcanzar lo que ha perdido”.

 Tuhfát al-Ahwádhi, 7/126.

 Para que el musulmán evite los extremos, debe ser moderado y no irse a los extremos en sus actos de culto y obediencia, para que no se canse y los abandone, y tampoco debe abstenerse de realizarlas por pereza o descuido, para que no se acostumbre a eso y nunca vuelva a realizar actos de culto. Ambas actitudes son erróneas, pero quien sigue la vía media, y quien sigue el camino recto alcanzará aquello que Dios ama y Le complace.

 Se narró que Abu Hurairah (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Ninguno de ustedes será salvado por sus obras”. Ellos replicaron: “¿Ni siquiera tú, Oh, Mensajero de Dios?”. Él dijo: “Ni siquiera yo, a menos que Dios tenga misericordia de mí. Por lo tanto, realicen las buenas obras apropiadamente, con sinceridad y con moderación, y adoren a Dios en la mañana, tarde, y durante una parte de la noche, y adopten siempre una actitud mesurada para alcanzar su objetivo (el Paraíso)”.

 Narrado por al-Bujari, 6098.

 Al-Háfid ibn Háyar (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

 “Por lo tanto realicen buenas obras” significa, esfuércense en hacer lo correcto.

 “Con mesura” significa, no lleven los actos de culto a un extremo, para que no se agoten y los abandonen, y así caigan en el incumplimiento.

 Este reporte indica lo que se nos ha ordenado para hacer gentiles y moderados en el culto; el consejo de adorar a Dios durante el día y la noche, para alcanzar nuestra morada, es decir, el Paraíso.

 “Adopten siempre una actitud mesurada”, significa, aferrarse a la vía media. La traducción literal podría ser “moderación”; esta palabra es repetida con énfasis”.

 Fáth al-Bári, 11/297.

 Conclusión: Te invitamos a meditar en el reporte citado arriba y pensar en lo que significa. Recuerda que quien se arrepiente debe ser agradecido, y que la mejor manera de mostrar gratitud es persistir en el arrepentimiento, lo cual es un medio para persistir en el culto. Recuerda que “los actos más queridos para Dios son aquellos que se realizan con constancia y regularidad, aún si son pequeños”. Narrado por al-Bujari y Muslim. Por lo tanto, no comiences con un entusiasmo desmedido para luego detenerte en seco; más bien, sé moderado en el culto. Esto es algo que puedes hacer. Cuando sea que te sientas con más energía, entonces concéntrate y obedece a Dios adorándole, y cuando sea que te sientas cansado, entonces descansa y vuelve al camino de la moderación.  Le pedimos a Dios que te haga fácil esto para ti, y que te guíe a las mejores palabras, acciones y actitudes.

 Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments