87815

¿Está pecando un hijo si rehúsa dejar a su madre viajar a visitarlo porque está preocupado por el esposo de ella y la familia?

Mi hermano de 45 años vive en Europa, está casado y tiene dos niños con una mujer extranjera. El problema es que él se niega a hacer el papeleo para que mi madre se quede allí, porque cuando fue a hospedarse por un mes con él, acabó quedándose nueve meses, dejando a sus hijos y a su marido solos en la casa. Cuando le pidió que volviera a casa con su esposo, ella comenzó a insultarlo frente a su esposa e hijos. Cuando volvió a su casa, rehusó volver a sacar visa para ella para evitar problemas, porque ella tiene mal carácter y se enoja por las razones más superfluas, lo cual lo conduce a consumir algún medicamento para los nervios. Él me está preguntando si es un pecador por rehusar a que ella lo visite.

 Alabado sea Allah.

 Honrar a los padres, algo que Allah ha encomendado en Su Libro y que Su Mensajero (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) también encomendó, significa que uno debe apresurarse a servirles, hacerles felices, satisfacerlos, por todos los medios posibles y en cada oportunidad que uno tenga.

 Una de las mejores maneras en las cuales una persona puede honrar a sus padres es esforzándose en asegurar el éxito de sus matrimonios e incentivando el amor y la compasión entre ellos. Los hijos sabios pueden estimular el amor entre sus padres en formas que nadie más puede y ellos pueden a menudo ser capaces de tratar con cualquier problema que se presente en la familia.

 Yo pienso que el deseo de que su madre esté con sus hijos y su marido es un signo de su sabiduría, porque la familia puede resultar perjudicada por las frecuentes ausencias de su madre, como es usual en estos casos.

 Pero él debe tratarla con benevolencia, escoger las mejores maneras de superar este conflicto de intereses, el conflicto entre el deseo de que su madre esté con su familia y el de su madre que quiere visitarlo en otro país y estar con él.

 Debe definitivamente encontrar una solución a este problema, in sha Allah. Si puede renovar la visa para que su madre lo visite un mes, entonces está bien y él puede disculparse cuando el mes termine diciéndole que la visa ha expirado y que ella debe volver. Y una solución aún mejor sería si pudiera acomodar a la familia entera y darles visa para que ellos lo visiten todos juntos, de tal manera que ellos estén con su madre cuando ella viaja.

 Puede aconsejar a su madre con amabilidad y explicarle claramente que está obligada a obedecer y servir a su marido, especialmente si su marido no está de acuerdo con que se ausente tanto tiempo, entonces él debe intentar hacerlo y no debe sentirse abatido ni desanimado, no importa si su madre lo acusa de desobedecerle o de no querer que ella lo visite, porque Allah sabe mejor lo que hay en los corazones y conoce mejor sus verdaderas intenciones.

 Allah dijo (traducción del significado):

 “Tu Señor conoce mejor lo que está oculto en sus propias entrañas.  Si son rectos, entonces, ciertamente Él es El Más Perdonador con quien se vuelve a Él una y otra vez en obediencia y arrepentimiento”. (al-Isra’ 23:25).

 El Imam Ibn Yarír at-Tabari (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

 “Allah, exaltado sea, dijo: “Tu Señor”, Oh, gente, “sabe mejor”, es decir, mejor que ellos, “lo que hay en sus propias entrañas”, de respeto, honor y benevolencia hacia sus padres y madres, y lo que hay en ellos de desobediencia e irrespeto hacia sus derechos, y otras cosas que están ocultas en sus corazones.

 Nada está oculto para Él, y Él recompensará lo bueno y castigará lo malo, entonces, estad atentos contra los malos sentimientos o la desobediencia hacia ellos.

 Las palabras “si son rectos…” significan: si está seguro de que sus intenciones hacia ellos son correctas y que está obedeciendo a Allah en lo que Él ha encomendado, honrándolos y cumpliendo con los derechos que ellos tienen sobre usted. Entonces, “Él es el Más Misericordioso con quienes se vuelven a él una y otra vez en obediencia, y en arrepentimiento”, quien se vuelve a Él luego de fallar y errar”.

 Tafsir at-Tabari (17/421, 422).

 Este versículo es una sincera llamada a tu hermano, para purificar su corazón y rectificar sus intenciones, para que el motivo para no sacar la visa para su madre sea el interés por su bienestar y el de su familia, y no ayudarla en el pecado de desobedecer a su esposo al ausentarse sin su consentimiento.

 Pero si su verdadero motivo es porque a él le disgusta su madre, no quiere recibirla, atenderla y servirle, entonces estaría pecando en este caso, cometiendo una de las mayores faltas de respeto hacia sus padres, porque uno de los principales derechos que ellos tienen sobre sus hijos es que deben cuidarlos cuando crecen y servirlos.

 Si tu hermano no puede controlar las visitas de su madre de una manera apropiada, entonces debe arreglar esto visitándola tan a menudo como pueda y no pasar demasiado tiempo sin visitarla. Debe esforzarse en mantener sus lazos con ella y tratarla con amabilidad, enviándole regalos o algo similar, especialmente las cosas que a ella le agraden.

 Con respecto a lo que dices que tu hermano toma medicamentos, si lo que quieres decir es que consume los sedantes que toman las personas que sufren de ansiedad, ira o pánico, entonces el principio básico es que estas píldoras están prohibidas, por la adicción que ellas causan, lo cual está prohibido por la ley islámica. Pero si esto ocurre por caso de necesidad, y prescriptas por un doctor especialista, entonces es permisible que las tome, bajo la estricta supervisión médica solamente, pues se considera un caso de necesidad.

 El Sheíj Ibn ‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él) fue interrogado:

 “¿Cuáles son las normas islámicas sobre tomar pastillas para dormir y tranquilizantes? ¿Caen bajo la categoría de drogas o no? ¿Son permisibles si se toman en caso de necesidad y recetadas por un médico?

 Él respondió:

 “No es permisible usar estas píldoras excepto en caso de necesidad, en tanto y en cuanto exista una prescripción médica, porque conllevan un riesgo para la salud y pueden tener efectos perjudiciales en el cerebro. Si una persona las usa, puede sentirse calmado por un tiempo, pero causar un daño mayor posteriormente. El punto es que es permisible en caso de necesidad, siempre y cuando se cuente con la supervisión de un médico confiable”.

 Fatáwa Nur ‘ala ad-Dárb (cinta No. 82, lado 1).

 Si estas píldoras causan sopor y embotamiento de la sensibilidad, caen bajo las mismas normas que las drogas, que son haram.

 Los eruditos del Comité Permanente de Jurisprudencia Islámica de Arabia Saudita fueron interrogados:

 “¿Cuáles son las normas islámicas sobre los sedantes que se usan para tratar algunas enfermedades nerviosas y cuáles caen bajo la categoría de relajantes?”

 Ellos respondieron:

 “No es permisible usar con propósitos médicos lo que ha sido prohibido por Allah. Y una de las cosas prohibidas son las sustancias que causan sopor y embotamiento de los sentidos”.

 Fatáwa al-Láynah ad-Dá’imah (25/32).

 Pero si a lo que te refieres es a las drogas prohibidas, Allah no lo permita, las cuales los adictos toman por capricho o entretenimiento, entonces debes aconsejar a tu hermano acerca de esto y recomendarle que se esfuerce en abandonarlas, consultando a doctores y especialistas que puedan supervisar su tratamiento en tales casos. Hemos afirmado previamente en este sitio que estas sustancias son prohibidas por el gran perjuicio que causan a los individuos y a la sociedad en general.

 Ver también la respuesta a la pregunta No. 6540, 32466 y 66227.

 Le pedimos a Allah que los proteja y guíe a ti y a tu hermano.

 Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments