43270

Reglas sobre decir que la actitud de los kufar es mejor que la de los musulmanes.

¿Está permitido que un musulmán diga que algunos de los kufar tienen mejor actitud que algunos musulmanes?

Alabado sea Allah.    

Si usted dice que la actitud de los kufar es mejor que la de los musulmanes -en términos absolutos- esto es haram, sin duda alguna. De hecho, a quien dice esto, debe pedírsele que se arrepienta, porque la actitud más importante es la actitud de una persona hacia Allah, y el comportamiento correcto hacia Él significa no adorar a nadie excepto a Él. Esta actitud se encuentra sólo entre los musulmanes, y no entre los demás, y este uso general incluye a todos los musulmanes, y debe haber algunos de ellos que posean una actitud islámica apropiada y sigan las leyes de Allah. 

Sin embargo, preferir las actitudes de algunos de los kafir sobre las de algunos de los musulmanes es un error, debido a que la mala actitud de los kafir hacia su Señor, alabado sea, y Sus Profetas (la paz descienda sobre ellos) es lo suficientemente mala. Ellos insultaron a Allah y afirmaron que Él tiene un hijo, y difamaron a sus Profetas y dijeron mentiras sobre ellos.  

¿Qué bien puede hacerles su actitud hacia las personas cuando su actitud hacia su Señor es una de las peores? Además, ¿cómo podemos observar la actitud de diez o cien kafirs y determinar que su actitud es buena, y olvidar la actitud de la mayoría de los judíos o cristianos? ¿Cuántas veces han traicionado a los musulmanes?, ¿cuántas veces han destruido sus hogares?, ¿cuántas veces los han tentado para alejarlos de su religión?, ¿cuántas veces han destruido sus riquezas, ¿cuántas veces han conspirado en su contra? 

La buena actitud de unos pocos de ellos no puede compararse con la mala actitud de la mayoría, sin contar que esa buena actitud tiene el mismo propósito, porque ellos sólo quieren beneficiarse y obtener sus propios intereses mundanos, en la mayoría de los casos. 

Se le preguntó al Sheij Ibn Baaz (que Allah tenga piedad de él) sobre una persona que comparaba a los trabajadores musulmanes con los no musulmanes. Le dijeron: Los no musulmanes son honestos y puedo confiar en ellos, sus demandas son pocas y su trabajo es bueno, pero aquellos (los musulmanes) son exactamente lo opuesto -¿cuál es su opinión? 

Él dijo:  

Ellos no son musulmanes en el sentido real de la palabra, aún cuando aseguran que lo son. Aquellos que son musulmanes en el sentido real de la palabra, son mejores, más honestos y más sinceros que los kufar. Lo que usted dice es un error y no debería decirlo. Si los kufar son honestos con usted, y cumplen con sus responsabilidades es para obtener lo que quieren de usted y para conseguir trabajos de nuestros hermanos musulmanes, éste es su único objetivo. Ellos pueden simular que están persiguiendo los intereses del musulmán, pero de hecho, ellos solo persiguen sus propios intereses para obtener dinero y para que el musulmán los prefiera.   

Lo que usted tiene que hacer es emplear a buenos musulmanes. Si usted ve a musulmanes que no son honestos, debe aconsejarlos y guiarlos. Luego, si ellos siguen el camino correcto, mejor así, si no lo hacen, usted debe regresarlos a sus países y traer a otros. Pídale al representante que elige los empleados para usted que elija buenas personas, conocidas por su honestidad, que oren y sean correctas, y que no elija a cualquiera.   

Sin dudas, ésta es una trampa de Satán, por medio de la cual él le dice: Estos kafirs son mejores que los musulmanes, o son más buenos, etc. Todo esto es así porque el enemigo de Allah y sus tropas saben el gran daño que se provoca al emplear a los kufar en lugar de los musulmanes. Por eso él hace que esta idea sea atractiva para los musulmanes, y los insta a emplear a no musulmanes y a abandonar a los musulmanes, e incluso a emplear a los enemigos de Allah, dando así más importancia a este mundo sobre el Más Allá. No existe el poder ni la fuerza, excepto en Allah. 

Incluso he escuchado que algunos de ellos dicen que los musulmanes oran y abandonan su trabajo debido a sus plegarias, y los kufar no oran para trabajar más. Esto es como lo que hemos mencionado anteriormente; es un asunto muy grave considerar la plegaria de los musulmanes como algo ofensivo, y emplear kafir porque ellos no oran.  

¿Qué ha pasado con la fe y la piedad? ¿Qué ha pasado con el temor a Allah? ¿Cómo puede criticar a sus hermanos musulmanes porque oran? Le pedimos a Allah que nos mantenga sanos y salvos. 

Fataawa Nur ‘ala al-Darb 

Se le preguntó al Sheij Ibn ‘Uzaymin (que Allah tenga piedad de él) sobre el describir a los kufar como honestos, confiables y buenos trabajadores. Él respondió:  

Aún cuando esto sea verdad, sus mentiras, su engaño, traición y robo son mucho peores que lo que se encuentra en algunos países musulmanes. Esto es muy conocido. Si esto es verdad, éstas son cualidades abogadas por el Islam, y los musulmanes deben esforzarse mucho para adquirirlas, así podrán tener una buena actitud y obtener una recompensa. Pero el kufar solo quiere obtener ganancias materiales mediante estas actitudes, por eso son honestos en sus tratos para atraer a los demás hacia ellos. 

Sin embargo, si el musulmán adquiere estas características, además de los objetivos materiales, él busca llegar a un objetivo shar’i, que es tener la fe y la recompensa de Allah. Ésta es la diferencia entre el musulmán y el kafir. 

Con respecto a las afirmaciones sobre la honestidad en los países kafir, ya sea en oriente u occidente, si es verdad, esto es sólo un poco de bondad en comparación con el gran daño, aún cuando ese daño sea nada más que el hecho de negar los derechos de Quien tiene los mayores derechos, es decir Allah - alabado y glorificado sea. 

 Y [recuerda] cuando Luqmân exhortó a su hijo diciéndole: ¡Oh, hijito! No Le atribuyas a Allah copartícipes, pues la idolatría es una enorme injusticia.” [Luqmaan 31:13 – interpretación del significado].

No importa cuánto bien puedan hacer estos kafirs, esto es sobrepasado por sus malas acciones, su kufr y sus maldades.  

Maymu’ al-Fataawa, 3. 

El Sheij al-Islam Ibn Taymiyah dijo: 

La ayuda de los ahl al-dhimmah (los no musulmanes que viven en países islámicos) no debe ser solicitada en los trabajos gubernamentales ni en el mantenimiento de archivos, porque esto puede tener muchas consecuencias negativas.  

Se le preguntó a Ahmad sobre el informe de Abu Taalib relacionado con la recolección de impuestos, y él dijo: 

Su ayuda no debe buscase para nada. 

Al-Fataawa al-Kubra, 5/539. 

En Fath al-‘Ali al-Maalik fi Fatwa ‘ala Madhhab Maalik dice: 

Preferir a un kafir sobre un musulmán es apostasía si se realiza en base a la religión, de otro modo no lo es. (2/348).  

También vea la pregunta número 13350.

Islam Q&A
Create Comments