89676: Él vive en Europa y la mezquita queda lejos de su casa, ¿puede orar en su hogar?


He leído su respuesta a la pregunta número 72895 en la que se expresa que es obligatorio orar en congregación, mi pregunta es: somos musulmanes que vivimos en Europa y allí no hay tantas mezquitas como en los países musulmanes. En una ciudad grande, muchas veces no hay más que una mezquita, y llegar a ella lleva mucho tiempo, y no existe el adhan porque no está permitido, es decir, no podemos oír el llamado, no importa la distancia, si estamos lejos o cerca. ¿Cuáles son las reglas que debemos seguir si no oramos en congregación en la mezquita? ¿Cuál es la evidencia que demuestra que esto es obligatorio en nuestro caso, ya que la condición de escuchar el llamado no existe?

Alabado sea Allah. 

En primer lugar: 

La plegaria en congregación es obligatoria para todo hombre adulto que escuche el llamado. 

Lo que se quiere decir con “escuchar el llamado” es que la persona pueda oír el adhan que se pronuncia con voz normal, sin amplificación del sonido, si el muecín levanta su voz y no hay viento ni otro ruido que pueda afectar la audición. 

Vea la pregunta número 20655

Basados en esto, usted no está obligado a asistir a las plegarias en congregación en la mezquita si ésta se encuentra lejos. 

Esto está relacionado con las cinco plegarias diarias en congregación. Con respecto a la plegaria del Yumu’ah (plegaria del viernes), esto es diferente. Es obligatorio para todos los que se encuentren en la ciudad o pueblo en el que habitualmente se ofrecen las plegarias del Yumu’ah, puedan oír el adhan o no, sin importar si la ciudad es grande o no. Esto es así según el consenso de los expertos. 

Al-Nawawi (que Allah tenga piedad de él) dijo: al-Shaafi’i y sus seguidores dijeron: Si hay cuarenta personas maduras en la ciudad, ela Yumu’ah es obligatoria para todos allí, aún cuando la ciudad se encuentre esparcida, puedan escuchar el adhan o no. Existe el consenso en este aspecto. Fin de cita de al-Maymu’ (4/353). 

En segundo lugar: 

Si una persona no está obligada a orar en congregación porque está muy alejado de la mezquita, sigue siendo recomendada para él, y debe tener el interés de ir a la mezquita una y otra vez, especialmente si vive lejos de otros musulmanes. Al encontrarse con otros musulmanes, renovará su fe, aumentará su estatus, fortalecerá los lazos de hermandad y amor, y hará que sus hijos se acostumbren a amar y respetar a la mezquita. También debe aunar esfuerzos para construir mezquitas y aumentar su número, y cooperar con los demás en este propósito. 

Debe señalarse que las ciudades europeas varían mucho en este aspecto, y esto se debe a muchos factores, los que a veces incluyen la falta de esfuerzo de algunos, la falta de unidad y el estar distraídos de este asunto importante y de esforzarse para encontrar soluciones. 

No es un secreto que hay mucha recompensa si uno se esfuerza para llegar a la mezquita, no importa cuál sea la distancia. Muslim (654) narró que Ibn Mas’ud (que Allah esté complacido con él) dijo: El que quiera encontrarse mañana con Allah, glorificado sea, siendo musulmán, que ofrezca regularmente estas plegarias en la que se da el llamado a la plegaria, porque Allah ha ordenado seguir las Sunnahs de su Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y ellas (las plegarias) se encuentran dentro de las Sunnahs a las que nos orientó. Si oran en sus casas como lo hace aquel que se aleja de la mezquita, estarán renunciando a la Sunnah de su Profeta, y si renuncian a la Sunnah de su Profeta estarán perdidos.

No hay nadie que se purifique correctamente y luego se dirija a una de las mezquitas, sin que Allah registre para él una buena acción por cada paso que dé, y lo eleve un grado en estatus por cada paso, y borre una mala acción. Recuerdo cuando nadie permanecía apartado (de la mezquita), excepto los hipócritas de los que se conocía su hipocresía, y un hombre llegaba tambaleándose entre otros dos para permanecer en la fila”. 

También debe querer establecer la plegaria en congregación en su casa, o con los vecinos, si no va hacia la mezquita. Entre los medios para conseguirlo se encuentran el esfuerzo para hacer que las familias musulmanas vivan más cerca unas de las otras, cuando todos ellos querrán ofrecer la plegaria en congregación a tiempo, y este gran ritual tendrá el lugar apropiado en sus corazones. 

Le pedimos a Allah que aumente su fe, orientación y piedad, y que lo ayude a llevar y esparcir el mensaje del Islam. 

Y Allah sabe mejor.

Islam Q&A
Create Comments