12527

Las razones para realizar la postración del olvido

¿Cuándo se prescribe que un creyente realice la postración del olvido (o negligencia)?

Alabado sea Allah. 

Por la piedad de Allah hacia sus siervos, como una de las bellezas de esta religión perfecta, Allah ha prescripto que Sus siervos pueden subsanar las fallas y errores que realizan en sus adoraciones, realizando actos de adoración voluntarios (naafil), orando por el perdón, etc. 

Una de las cosas que Allah ha prescripto para la subsanación de los errores que puedan ocurrir durante la oración es la postración del olvido (o negligencia), pero sólo se ha prescripto para ciertas cosas; no puede subsanar todo ni está prescripto para todo. 

Se le preguntó al Sheij Ibn ‘Uzaimin (que Allah tenga piedad de él) sobre las razones para hacer la postración del olvido, y respondió lo siguiente: 

La postración del olvido en la oración se prescribe generalmente por tres razones: 

1-    Hacer algo que está de más.

2-    Omitir algo.

3-    Dudar. 

Hacer algo que está de más: por ejemplo, hacer una reverencia (ruku’), una postración (suyud), erguirse o sentarse más veces de las requeridas. 

Omitir algo: como omitir un parte esencial de la oración, o una de las partes obligatorias de la oración. 

Dudar: como cuando una persona no está segura de cuántas rak’at ha rezado, si fueron tres o cuatro, por ejemplo. 

En el caso de haber hecho algo de más, si una persona le agrega algo a su oración – reverencias, postraciones, levantarse o sentarse- deliberadamente, entonces su oración se invalida, porque cuando lo agrega, significa que no realizó la oración de la manera ordenada por Allah y Su Mensajero (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Cuando alguien hace algo que no es parte de lo nuestro (es decir, del Islam) le será rechazado”. Narrado por Muslim, 1718.

Sin embargo, si realiza estas cosas de más por error, entonces su oración no se invalida, pero debe realizar la postración del olvido después de decir el salaam. La evidencia es el hadiz de Abu Hurayrah (que Allah esté complacido con él) que dijo que cuando el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo el salaam después de dos rak’at en una de las dos oraciones  de la tarde, ya sea la del Duhr o el ‘Asr, y ellos se lo mencionaron, él (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) completó el resto de la oración, luego dijo el salaam, luego se postró dos veces (hizo la postración del olvido) después de decir el salaam. Narrado por al-Bujari, 482; Muslim, 573. 

Ibn Mas’ud (que Allah esté complacido con él) narró que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) los guió en la oración de Duhr y rezó cinco rak’at. Al terminar se le preguntó: ¿Le has agregado algo a la oración? Él dijo: “¿Por qué lo preguntan?” Ellos dijeron: “Has rezado cinco (rak’at).” Entonces él giró hacia la qiblah y se postró dos veces. Narrado por al-Bujaari, 4040; Muslim, 572.  

En el caso de omitir algo, si una persona omite una de las partes esenciales de la oración, se deben tener en cuenta uno de estos escenarios: 

Lo recuerda antes de llegar al mismo punto en la rak’a siguiente, entonces debe regresar y hacer esa parte esencial de la oración y lo que sigue de ella, o no lo recuerda hasta llegar al mismo punto en el rak’a siguiente, en cuyo caso la siguiente rak’a ocupa el lugar del que se ha omitido la parte esencial, y debe subsanar la rak’a que ha sido invalidada. 

En ambos casos, debe realizar la postración del olvido después de decir el salaam. 

Por ejemplo, un hombre se levanta antes de realizar la primera postración de la primer rak’a y no se sienta o no realiza la segunda postración. Cuando comienza a recitar el Corán recuerda que no realizó la segunda postración, ni se sentó en medio de las dos postraciones. En ese caso, debe retroceder y sentarse entre las dos postraciones, luego postrarse, después levantarse y continuar con lo que resta de su oración, y realizar la postración del olvido después de decir el salaam. 

Un ejemplo de alguien que no lo recordó hasta después de haber alcanzado el mismo punto en la siguiente rak’a, es un hombre que se levantó después de la primer postración en la primer rak’a y no realizó la segunda postración, o se sentó entre las dos postraciones, pero no lo recordó hasta que se sentó entre las dos postraciones en la segunda rak’a. En ese caso, debe realizar la segunda rak’a, la primer rak’a, y agregar otra rak’a a su oración, luego debe decir el salaam y realizar la postración del olvido. 

Omitir una parte obligatoria de la oración –como si omite una parte obligatoria y continúa con la parte de la oración que continúa. Por ejemplo, se olvida de decir Subhaan Rabbi al-A’la (Glorificado sea mi Señor el Altísimo) y no lo recuerda hasta que se ha levantado de la postración. En este caso, ha omitido por error una parte obligatoria de la oración, por lo tanto, puede continuar con su oración y realizar la postración del olvido antes de decir el salaam, porque cuando el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) omitió el primer tashahhud, continuó con su oración y no regresó ni repitió nada, luego realizó la postración del olvido antes de decir el salaam. 

En el caso de dudar, por ejemplo, si una persona no está segura de si a realizado algo extra o si ha omitido algo, por ejemplo,  si no sabe si ha rezado tres o cuatro rak’as, debe emplear uno de estos dos escenarios: 

O cree que una de las dos cosas es más probable que la otra, ya sea que ha hecho algo de más o ha omitido algo, en cuyo caso debe proceder según lo que cree más probable, completa su oración según esto, luego realiza la oración de la postración del olvido después de decir el salaam; o ninguna opción le parece la más probable, entonces debe actuar según lo que es más seguro, a saber, la menor cantidad, y completar su oración, luego realizar la postración del olvido antes de decir el salaam. 

Por ejemplo, un hombre ora la oración de Duhr y no está seguro de si está rezando su tercer o cuarta rak’ah, pero cree que es más probable que sea la tercera. Entonces, debe orar otra rak’a, decir el salaam, y luego realizar la postración del olvido. 

Un ejemplo de cuando ninguna de las opciones parece ser la más probable sucede cuando un hombre reza la oración del Duhr y no sabe si es su tercer o cuarta rak’a, y ninguno le parece más probable. En ese caso debe actuar según lo que es seguro, que es la menor cantidad. Debe considerarlo como la tercer rak’a, debe realizar otra rak’ah, hacer la postración del olvido antes de pronunciar el salaam. De este modo queda claro que esto debe realizarse antes del salaam si se ha omitido una parte obligatoria de la oración, o si no se está seguro de cuántos rak’at se han realizado, y ninguna de las dos opciones parecen la más probable. Y debe realizarse después del salaam si se ha agregado algo a la oración, o si no se está seguro pero una de las dos opciones parece ser la más probable.

Vea Maynu’ Fataawa al-Shaij, 14/14-16 

Y Allah es Fuente de Fortaleza.

Islam Q&A
Create Comments