36647: Errores cometidos al visitar la Mezquita del Profeta


¿Cuáles son los errores cometidos por la gente al visitar la Mezquita del Profeta?

Alabado sea Allah. 

Los errores que algunos peregrinos cometen al visitar la Mezquita del Profeta son de varios tipos: 

1- Algunos peregrinos creen que visitar la Mezquita del Profeta es algo relacionado con el Hayy, y el Hayy no es válido sin ésto. Algunos incluso creen que es más esencial que el Hayy. Ésta es una creencia falsa, porque no hay conexión entre la realización del Hayy y la visita a la Mezquita del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). El Hayy está completo sin ella, y ésta está completa sin el Hayy, sin embargo desde tiempos antiguos la gente ha hecho de la visita a la Mezquita del Profeta una parte del viaje del Hayy, porque es difícil viajar dos veces. Pero no es más esencial que el Hayy, porque el Hayy es uno de los pilares y principios básicos del Islam, lo cual no es el caso de la Mezquita del Profeta. No sabemos que algún experto haya mencionado que es obligatoria la visita a la Mezquita o la tumba del Profeta (la paz y las bendiciones de

Allah desciendan sobre él). 

Con respecto al informe que dice que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Aquel que realice el Hayy y no me visite me habrá desairado”, estas son palabras atribuidas falsamente al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), y van en contra de las conocidas enseñanzas del Islam. Si fuera verdad entonces visitar la tumba sería una de las tareas más obligatorias. 

2- Algunos de los visitantes de la Mezquita del Profeta rodean la tumba del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) y tocan la reja y las paredes de la habitación. Incluso pueden besarlas y apoyar sus mejillas sobre ellas. Todas estas actitudes son innovaciones reprensibles, porque toda circunvalación (tawaf) alrededor de cualquier objeto que no sea la Ka’bah es una innovación prohibida (bid’ah). Adorar a Allah haciendo tales actividades en la tumba del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) sólo aleja a la persona de Allah. 

3- Algunos visitantes tocan el mihrab, el minbar y las paredes de la mezquita para obtener bendiciones. Todo ésto es bid’ah.  

4- El siguiente es el error más grave: 

Algunos visitantes le oran al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) para aliviar una angustia o para que les otorgue algo que desean. Éste es un shirk grave que coloca a la persona más allá de los límites del Islam, y Allah y Su Mensajero lo desaprueban. Allah dice (interpretación del significado):

Por cierto que en las mezquitas sólo se adora a Allah, así pues no invoquéis a nada ni a nadie junto con Allah.

[al-Yinn 72:18]

Vuestro Señor dice: Invocadme, que responderé [vuestras súplicas]. Por cierto que quienes se ensoberbecen y se niegan a adorarme, ingresarán al Infierno humillados.”

[Ghaafir 40:60]

 “Diles: No tengo poder para dañaros ni guiaros [pues sólo soy un siervo de Allah].

[al-Yinn 72:21] 

El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) denunció a un hombre que dijo “Lo que Allah y tú deseen”. El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “¿Me estás convirtiendo en un rival de Allah? Lo que Allah sólo desee”. Narrado por Ibn Maayah 2118. Entonces ¿qué sucede con el que llama al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) para aliviar su angustia y para beneficiarse?, cuando él es el único al que Allah le dice (interpretación del significado):

Di: No poseo ningún poder para beneficiarme ni perjudicarme a mí mismo, salvo lo que Allah quiera.”

 [al-A’raaf 7:188] 

Diles [¡Oh, Muhammad!]: Por cierto que sólo invoco a mi Señor y no Le asocio ningún coparticipe.

[al-Yinn 72:21]? 

Entonces el creyente debe depositar sus esperanzas en su Creador Quien tiene el poder de satisfacer sus esperanzas y aliviar sus males, y debe reconocer los derechos de su Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) para que le crean, lo amen y lo sigan, tanto externa como internamente. Él debe pedirle a Allah que lo haga fiel en este aspecto, y no debe adorar a Allah de otra manera que no sea la que Él ha prescrito.

Extraído palabras del Sheik Muhammad ibn ‘Uzaimín , Ajta’ iaqa’ fiha al-Haay wa’l-Mu’tamir
Create Comments