46544: Las formas de rezar la oración impar como se han narrado en los reportes


¿Cuál es la mejor forma de ofrecer la oración impar?

Published Date: 2016-06-12

Alabado sea Dios

La oración impar es uno de los grandes actos de culto que acercan al musulmán a Dios. Algunos de los eruditos (los hánafis) consideran que esta es una de las oraciones obligatorias, pero el punto de vista más correcto es que es una de las Tradiciones Proféticas confirmadas que el musulmán debe observar regularmente y no desatender. 

El imam Áhmad dijo: “Quienquiera que descuide la oración impar es un mal hombre y su testimonio no debe ser aceptado”. Esto indica que la oración impar es algo confirmado. 

Podemos resumir la forma de ofrecer la oración impar como sigue:

Sus tiempos: 

Comienza cuando el musulmán ha orado la oración de la noche, incluso si se reza unida a la oración del ocaso en el tiempo esta oración, y culmina al amanecer, porque el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Dios ha prescripto para ustedes una oración (porque Él puede incrementar su recompensa) que es la oración impar; Dios ha ordenado esto para ustedes durante el tiempo que hay entre la oración de la noche y el comienzo del alba”. Narrado por at-Tirmidi, 425; clasificado como bueno por al-Albani en Sahih at-Tirmidi. 

¿Es bueno ofrecer esta oración al principio de su tiempo o retrasarla?

La Tradición Profética indica que si una persona piensa que podrá levantarse al final de la noche, entonces es bueno retrasarla porque la oración al final de la noche es mejor y es atestiguada por los ángeles. Pero si el musulmán teme que no podrá levantarse al final de la noche debe rezar la oración impar antes de ir a dormir, a causa del reporte de Yábir (que Dios esté complacido con él) quien dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien sea que tema no poder levantarse al final de la noche, que rece la oración impar al principio de la noche. Pero quien piense que podrá levantarse al final de la noche, que la rece al final, porque la oración al final de la noche es atestiguada por los ángeles, y eso es mejor”. Narrado por Muslim, 755. 

An-Nawawi dijo: “Este es el punto de vista correcto. Los otros reportes que versan en términos generales sobre este tópico debe ser interpretado a la luz de este reporte auténtico, específico e inequívoco, tal como el reporte: “Mi amigo cercano me aconsejó no dormir sin haber rezado la oración impar”. Esto se entiende como refiriéndose a quien no está seguro si podrá despertarse (para rezar la oración impar al final de la noche)”. Sharh Muslim, 3/277. 

El número de módulos: 

El número mínimo de módulos para la oración impar es de un módulo, porque el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “La oración impar es un módulo al final de la noche”. Narrado por Muslim, 752. Y él (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) también dijo: “Las oraciones nocturnas se hacen de a pares, pero si uno de ustedes teme que el alba está a punto de llegar, que rece un módulo de oración más para alcanzar el número impar”. Narrado por al-Bujari, 911; Muslim, 749. Si un musulmán limita él mismo su oración a un módulo, entonces habrá seguido la Tradición Profética. Pero la oración impar puede ser de tres, cinco, siete o nueve módulos. 

Si un musulmán reza tres módulos en la oración impar, esto puede hacerse de dos maneras, tal como se prescribe en la ley islámica: 

1 – Rezar un módulo después del otro con una recitación del doble testimonio de fe (tasháhhud), a causa del reporte de ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) quien dijo: “El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no cerraba la oración diciendo el salam en el primero de los dos módulos de la oración impar”. De acuerdo a otra versión: “Él rezaba la oración impar con tres módulos, y no se sentaba excepto en el último de ellos”. Narrado por an-Nasá'i, 3/234; Al-Baihaqi, 3/31. An-Nawawi dijo en Al-Maymu’ (4/7): “Fue narrado por an-Nasá'i con una cadena de transmisión buena, y por al-Baihaqi con una cadena de transmisión auténtica”. 

2 – Decir el salam cada dos módulos, rezando luego un solo módulo, a causa del reporte narrado por Ibn ‘Umar (que Dios esté complacido con él) que él solía separar los dos módulos del módulo aislado con el salam, y dijo que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía hacer esto. Narrado por Ibn Hibbán (2435). Ibn Háyar dijo en Al-Fáth (2/482): “Su cadena de transmisión es fuerte (qawiy)”. 

Pero si rezas la oración impar con cinco o siete módulos, entonces deben ser continuos, debes recitar sólo un testimonio de fe en el último de ellos y decir el salam, debido al reporte narrado por ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) quien dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) rezaba trece módulos por la noche, rezando cinco módulos de la oración impar, en los que no se sentaba (para decir el doble testimonio de fe) excepto en el último módulo”. Narrado por Muslim, 737. 

Y se narró que Umm Salamah (que Dios esté complacido con ella) dijo: “El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) rezaba la oración impar con cinco o siete módulos, y él no los separaba con un salam o palabras”. Narrado por Áhmad, 6/290; An-Nasá'i, 1714. An-Nawawi dijo: “Su cadena de transmisión es buena”. Al-Fath ar-Rabbani, 2/297, y clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih an-Nasá'i. 

Si rezas la oración impar con nueve módulos deben ser continuos, debes sentarte para recitar el doble testimonio de fe en el octavo módulo, ponerte de pie y no decir el salam; debes recitar el testimonio de fe en el noveno módulo y entonces debes decir el salam. Se narró en Muslim (746) de ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) rezaba nueve módulos en los que no se sentaba excepto en el octavo. Recordaba a Dios, Lo alababa y Lo invocaba, entonces se levantaba y no decía el salam, y se ponía de pie y rezaba el noveno (módulo). Luego se sentaba, recordaba a Dios, Lo alababa y Lo invocaba, luego decía un salam que sus compañeros podían oír. 

Si rezas la oración impar con once módulos, debes decir el salam cada dos módulos, luego reza un módulo al final. 

La segunda forma ideal de recitar la oración impar, y qué debes hacer:

La segunda manera ideal de rezar la oración impar es rezando dos módulos y deiciendo el salam, luego rezar un módulo y decir el salam. Es permisible decir un salam, pero uno no debe decir un testimonio de fe cada dos, como declaramos anteriormente. 

En el primer módulo se debe recitar el capítulo Al-A’lá' (87). En el segundo se debe recitar Al-Kafirún (109), y en el tercero Surat al-Ijlás (112). 

An-Nasá'i (1729) narró que Ubai Ibn Ka’b dijo: “el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) recitaba en la oración impar el capítulo al-A’lá' (87), Al-Kafirún (109), y Al-Ijlás, (112)”. Clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih an-Nasá'i. 

Se han mencionado todas estas formas de ofrecer la oración de impar en la Tradición Profética, pero la mejor manera es no apegarse a una forma en particular; más bien uno debe hacerlo de una manera durante un tiempo y luego de otra forma, para seguir del todo la Tradición Profética. 

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments