7570: Mover el dedo durante el doble testimonio de fe durante la oración


He visto a las personas moviendo su dedo de arriba abajo al recitar el doble testimonio de fe durante la oración ¿Es esto de la Tradición Profética?

Published Date: 2017-02-22

Alabado sea Dios

En primer lugar, se ha probado que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) apuntaba con su dedo índice y lo movía durante el doble testimonio de fe durante la oración. 

Los eruditos difirieron acerca de eso y hay varios puntos de vista. 

1 - Los hánafis dicen que el dedo debe levantarse al decir "Laa (No)" en la frase "Ash hádu an lá iláha íl-la Alláh (Atestiguo que no hay ningún dios excepto Dios)" y debe bajarse al decir, "ílla Alláh (excepto Dios)”. 

2 – Los sháfi’is dicen que debe levantarse al decir “ílla Alláh”. 

3 – Los málikis dicen que debe moverse a derecha e izquierda hasta que uno termine la oración. 

4 – Los hánbalis dicen que uno debe apuntar con el dedo al decir el nombre de Dios, sin moverlo. 

El shéij Al-Albani (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “No hay base para ninguna de estas definiciones de modales en la Tradición Profética. Lo más cercano entre ellos es el de los hánbalis, que se limitaron a subir el dedo al decir el nombre de Dios”.

Tamam al-Minnah, pág. 223. 

En segundo lugar, con respecto a la evidencia acerca de este problema: 

a) Se transmitió que ‘Abd-Allah Ibn al-Zubair dijo: “Cuando el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se sentaba durante la oración, ponía su pie izquierdo entre el muslo y la pantorrilla, metía su pie derecho debajo de él, ponía la mano izquierda sobre la rodilla izquierda, ponía la mano derecha sobre el muslo derecho, y apuntaba con su dedo”. Transmitido por Muslim, 579. 

En An-Nisá'i (1270) y Abu Dawúd (989) dice: “Él apuntaba con su dedo al hacer la súplica pero no lo movía”. El agregado “pero no lo movía” fue clasificado como débil por Ibn al-Qayyim en Zaad al-Ma’ad, 1/238. Esto también fue clasificado como débil por Al-Albani en Tamam al-Minnah, pág. 218. 

b) Se transmitió que Wa’il Ibn Háyar dijo: “Me dije que observaría cómo reza el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Así es que lo observé y él se puso de pie y dijo “Dios es grande”, y levantó las manos hasta que estuvieron al nivel de sus orejas. Luego colocó la mano derecha sobre la izquierda, la muñeca y la parte inferior del antebrazo. Cuando quiso inclinarse, levantó también las manos y las puso sobre las rodillas, y cuando levantó el cuello también levantó las manos. Luego se postró y puso las manos al ras de las orejas, luego se sentó sobre el pie izquierdo y puso la mano izquierda sobre el muslo y rodilla izquierda, y el borde del codo derecho sobre el muslo derecho. Luego sujetó dos de sus dedos e hizo un círculo, después levantó el dedo índice moviéndolo, haciendo la súplica con él”. 

Transmitido por An-Nasá'i, 889; clasificado como auténtico por Ibn Juzaimah, 1/354; Ibn Máyah, 5/170; clasificado como auténtico por Al-Albani en Irwa’ al-Galil, 367. 

El shéij Muhámmed ibn al-‘Uzaimín citó este reporte, “moviéndolo, haciendo la súplica con él”, como evidencia de que mover el dedo índice durante el doble testimonio de fe durante la oración debe hacerse con cada frase de la súplica. Él dijo en Ash-Sharh al-Mumti’:

“La Tradición Profética indica que se debe apuntar con él al hacer la súplica, porque la redacción del reporte es “moviéndolo, haciendo la súplica con él". Entonces cada vez que uno hace la súplica, debe mover su dedo indicando la naturaleza exaltada de a Quien está dirigiéndose así con su súplica. Entonces decimos: “Al-salamo ‘alaika áiuha an-nabíyu” (La paz sea contigo, Oh, Profeta), apuntando con el dedo, porque este saludo es un tipo de súplica. “Allahúmma sálli ‘ala Muhámmad ” (Oh, Dios, envía bendiciones sobre Muhámmad), apuntando con el dedo. “Allahúmma bárik ‘ala Muhammad” (Oh, Dios, envía bendiciones sobre Muhámmad), apuntando con el dedo. “‘A’udhu Billáhi min ‘adhab yáhannam” (Busco refugio en Dios del tormento del Infierno), apuntando con el dedo. “Wa min ‘adhab al-qábr” (y del tormento de la tumba), apuntando con el dedo. “Wa min fitnat il-mahia wa al-mamát” (y de las pruebas de la vida y la muerte), apuntando con el dedo. “Wa min fitnat il-masih il-dayyál” (y de las tribulaciones del Anticristo), apuntando con el dedo. Cada vez que hacen una súplica deben apuntar con el dedo, indicando la grandeza de a Quien están haciendo la súplica. Esto es lo más cercano a la Tradición Profética”. Fin de la cita.

 En tercer lugar, está en la Tradición Profética mirar al dedo cuando apuntan con él. 

An-Nawawi dijo:

“La Tradición Profética es no permitir que la mirada vaya más allá del dedo apuntando. Hay un reporte auténtico respecto de esto en Sunan Abi Dawud. Deben apuntar en dirección a la qiblah y con la intención al apuntar de afirmar la Unidad de Dios y la devoción exclusiva a Él”.

Shárh Muslim, 5/81. 

El reporte al que An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) se refirió es el de ‘Abd-Allah Ibn az-Zubair que fue citado anteriormente. La versión transmitida por Abu Dawud es (989): "Y no debe permitir a su mirada ir más allá de su dedo apuntando”. Clasificado como auténtico por Al-Albani en Sahih Abi Dawud. 

En cuarto lugar, está en la Tradición Profética apuntar con él hacia la qiblah. 

Se narró de ‘Abd-Allah Ibn 'Umar que vio a un hombre moviendo guijarros con su mano mientras estaba rezando. Cuando terminó, 'Abd-Allah le dijo: “No muevas los guijarros cuando estés rezando, porque eso viene de Satanás. Más bien repite lo que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) hacía. Él ponía su mano derecha sobre el muslo y apuntaba con el dedo que está al lado del pulgar hacia la qiblah, y fijaba su mirada en él". Luego dijo: "Esto es lo que vi hacer al Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él)”. Transmitido por An-Nasá'i, 1160; Ibn Juzaimah, 1/355; Ibn Hibbán, 5/273. Clasificado como auténtico por Al-Albani en Sahih an-Nisá'i. 

En quinto lugar, doblar el dedo ligeramente cuando apunta fue mencionado en el reporte de Numair al-Yuza'i, transmitido por Abu Dawud, 991, y An-Nasá'i, 1275. 

Pero este reporte es débil. 

Ver Tamam al-Mínnah, por Al-Albani, pág. 222. 

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments