12641: Regla relacionada con romper el ayuno para tener fuerza para el Yihad


¿Los muyaahidin pueden romper su ayuno en Ramadán? Tenga en cuenta que están en su propio país y no viajando.

Published Date: 2016-05-14

Alabado sea Allah 

Sí, los muyaahidin pueden romper su ayuno en Ramadán, de tal manera que puedan tener fuerza para el Yihad, aún si se encuentran en su propio país, pues ayunar debilita su capacidad de pelear y enfrentarse con el enemigo. 

Esta es una de las dos opiniones del Imam Ahmad y es la opinión favorecida por el Sheij Ibn Taymiyah y sus dos alumnos Ibn Muflih e Ibn al-Qayyim, y otros estudiosos. Ver al-Furu’, de Ibn Muflih, 3/28

Existe evidencia narrada del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) que indica que está prescrito romper el ayuno a causa del Yihad. 

Muslim (1120) narró que Abu Sa’id al-Judri (que Allah esté complacido con él) dijo: Viajábamos con el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) a Makkah – es decir, a la Conquista de Makkah – y estábamos ayunando. Nos detuvimos a acampar y el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Se están acercando al enemigo y si rompen el ayuno estarán más fuertes”. Se trató de una concesión, y algunos de nosotros continuamos ayunando mientras que otros rompimos el ayuno. Luego nos detuvimos a acampar nuevamente, y él dijo: “Van a encontrarse con el enemigo en la mañana, y si rompen el ayuno estarán más fuertes, por eso rompan el ayuno”. Así no nos quedó otra opción que romper el ayuno. 

Abu Dawud (2365) narró que uno de los compañeros del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: Vi al Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) diciéndole a la gente en el año de la Conquista (de Makkah) que rompan el ayuno. Decía: “Obtengan fuerza para enfrentar al enemigo”. 

Al-Haafidh dijo en al-Talkhis al-Habir: Este Hadîz fue clasificado como sahih por al-Haakim e Ibn ‘Abd al-Barr. 

Estos dos hadices indican que la orden de romper el ayuno no se debía a que estaban de viaje sino a obtener fuerzas para el Yihad.

En el libro al-Muntaqa Sharh Muwatta’ al-imam Maalik dice lo siguiente: 

Las palabras “Obtengan fuerza para enfrentar al enemigo” indican que esta era la razón para romper el ayuno. Si la razón fuera que estaban de viaje, no habría explicado que era para obtener fuerza para enfrentar al enemigo, sino que habría dicho que era por estar de viaje.

Al-Manaawi dijo en Fayd al-Qadir

Dijo: “Van a enfrentarse al enemigo en la mañana”. Según otra versión: “Se han acercado al enemigo…”. Dado el hecho de que la razón que dio fue que se acercaban al enemigo y que necesitaban fuerza física para enfrentarse con el enemigo, puede entenderse en este caso que el ayuno se rompe debido al Yihad, no a que estaban de viaje. Si el enemigo los atacara en su propia tierra (es decir, cuando no estuvieran de viaje) y necesitaran fuerza física, entonces estaría permitido que rompieran el ayuno, basado en esto, porque eso es más necesario que romper el ayuno solo por estar de viaje. 

Ibn al-Qayyim dijo en su libro Zaad al-Ma’aad (2/53-54): 

El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) les ordenó romper el ayuno cuando se acercaban al enemigo de tal manera que tuvieran fuerza para luchar contra ellos. Si esa situación sucediera cuando no estuvieran viajando, y el romper el ayuno les daría más fuerzas para enfrentarse con el enemigo, ¿estaría permitido que rompiesen el ayuno? Hay dos opiniones en este aspecto, de las cuales la que se basa en evidencias más firmes es la que dice que sí pueden hacerlo. Esa es la opinión de Ibn Taymiyah, y también es la opinión expresada en la fatwa que emitió para las tropas musulmanas cuando se encontraron con el enemigo en las afueras de Damasco. Sin duda alguna romper el ayuno por esa razón es más necesario que romperlo solo por estar de viaje, el hecho de que el viajero pueda no ayunar nos alerta del hecho de que se permite en esta situación (es decir, el Yihad), pues es más apto que se permita en este caso porque la fuerza física en este caso beneficia a los muyahidin y a los Musulmanes, y porque las dificultades del Yihad son mayores que las dificultades de viajar, y porque el interés general que cumplen los muyahidin al no ayunar es mayor que el interés general que cumple el viajero que no ayuna. Y Allah dice en el Cor[an (interpretación del significado): 

“preparad contra los incrédulos cuanto podáis de fuerzas [de combate]” [8:60]  

Romper el ayuno al enfrentarse con el enemigo es uno de los grandes medios de alcanzar fuerza y poder… y el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo, al acercarse al enemigo: “Se están acercando al enemigo y si rompen el ayuno estarán más fuertes”. Se trató de una concesión, y algunos de nosotros continuamos ayunando mientras que otros rompimos el ayuno. Luego nos detuvimos a acampar nuevamente, y él dijo: “Van a encontrarse con el enemigo en la mañana, y si rompen el ayuno estarán más fuertes, por eso rompan el ayuno”. Así no nos quedó otra opción que romper el ayuno. 

Así dio la razón de que se estaban acercando al enemigo y que necesitaban la fuerza física para enfrentarse al enemigo. Es una razón diferente a estar de viaje. Viajar es una razón por sí sola, y él no la menciona ni hace referencia a ella aquí. Por eso en conclusión, los principios y la sabiduría de Allah determinan que romper el ayuno debido al Yihad es más necesario que hacerlo simplemente por viajar. ¿Qué pasa entonces si la razón está explicada y expresada claramente en el texto? El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) insistía en que debían romper el ayuno por esa razón, y eso está indicado en el informe narrado por ‘Isa ibn Yunus de Shu’bah de ‘Amr ibn Dinar quien dijo: Oí que Ibn ‘Umar dijo: El Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) les dijo a sus compañeros el día de la Conquista de Makkah: “Este es un día de combate, así que romped vuestro ayuno”. Él menciona la pelea como la razón, y utiliza la palabra “fa” (= así que) al darles la orden de combatir. De estas palabras cada uno de ellos entendió que romper el ayuno era en pos de combatir. 

Y Allah sabe mejor. 

La batalla mencionada por Ibn al-Qayyim (que Allah tenga piedad de él) tuvo lugar entre los musulmanes y los tártaros en 702 AH, y los musulmanes obtuvieron la victoria. 

Ibn Kazir (que Allah tenga piedad de él) dijo: 

Él – refiriéndose a Ibn Taymiyah (que Allah tenga piedad de él) – emitió una fatwa en la que le decía a la gente que rompiera el ayuno mientras durara el combate, y él mismo rompió su ayuno. Solía pasar por entre los soldados y comandantes, comiendo lo que tenía en la mano, para mostrarles que era mejor que rompieran el ayuno para que así tuvieran más fuerza para combatir. Y así todos comían. 

Ver al-Bidaayah wa’l-Nihaayah, 14/31.

Islam Q&A
Create Comments