Sat 19 Jm2 1435 - 19 April 2014
36860

Errores cometidos al visitar la Mezquita del Profeta

Al visitar la Mezquita del Profeta, he notado que algunas personas tocan las paredes de la huyrah (cámara) del Profeta, y otros permanecen allí como si estuvieran orando mirándola, entonces se los ve colocando sus manos en su pecho y mirando la tumba. ¿Es correcto lo que hacen?

Alabado sea Allah. 

Ya hemos descrito la etiqueta que debe seguirse al visitar la Mezquita del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) en la pregunta número 36863. Algunas de las cosas haram hechas por los visitantes, y las que deben ser señaladas, incluyen las siguientes: 

1- Orarle (realizar du’a’) al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) o llamarlo, o buscar su ayuda, como lo hacen algunos diciendo: "Oh, Mensajero de Allah, cura a la persona que amo; oh, Mensajero de Allah, haz que mi deuda sea cancelada; tú eres el medio, tu eres la solución para mi necesidad", y otras palabras que implican shirk y son opuestas al Tawhid, que es el derecho de Allah sobre Sus siervos. 

2- Pararse ante la tumba en posición para orar, colocando la mano derecha sobre la izquierda encima del pecho, o por debajo de éste. Ésta es una acción haram, porque es una postura de humildad y adoración que sólo debe hacerse para Allah. 

3- Inclinarse o postrarse ante la tumba, lo que es algo que sólo tenemos permitido hacer ante Allah. Se narró que Anas (que Allah esté complacido con él) dijo: “No es apropiado que un ser humano se incline ante otro”. Narrado por Ahmad, 3/158; clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih al-Targhib, 1936, 1937; Irwa’ al-Ghalil, 3/158. 

4- Orar a Allah ante la tumba, o creer que ese du’a’ ofrecido en la tumba va a ser respondido. Esto es haram, porque es algo que puede llevar al shirk. Si los du’a’s que se ofrecen en las tumbas o en la tumba del Profeta fueran mejores, más correctas y queridas por Allah, entonces el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) nos hubiera incentivado a hacerlo, porque él no dejaba sin mencionar nada que nos acercara al Paraíso si no que incentivaba a su Ummah a hacerlo. Como no hizo ésto, concluimos que esta acción no está prescrita en la shari’ah, y es algo haram y prohibido.

Abu Ya’la y al-Haafiz al-Diya’ narraron en al-Mujtaarah que ‘Ali ibn al-Husayn (que Allah esté complacido con él) vio a un hombre entrar a través de una abertura a la tumba del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), y realizaba du’a’. Él le dijo que no hiciera ésto, y expresó: “¿Debo decirte el hadiz que oí de mi padre, quien lo escuchó de su padre, el cual lo escuchó del Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él)? No tomen a las tumbas como lugares de festividad (que visitan repetidamente) y no hagan de sus casas tumbas. Envíenme bendiciones porque su saludo me llegará sin importar el lugar en el que se encuentren”. Narrado por Abu Dawud, 2042; clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih Abi Dawud, 1796. 

5- Algunos de los que no pueden dirigirse a Madina envían sus salams al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) con algunos visitantes, que a veces transmiten los salams. Ésta es una innovación que ha sido inventada. Aquellos que envían los salams y los que los transmiten deben evitar hacerlo, porque no hay necesidad de ésto, ya que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Envíenme bendiciones porque su saludo me llegará sin importar el lugar en el que se encuentren”.

Y dijo: “Allah tiene ángeles en la tierra que viajan transmitiéndome los salams de mi nación”. Narrado por Ahmad, 1/441; al-Nasaa’i, 1282; clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih al-Yaami’, 2170. 

6- Visitar repetidamente su tumba, e ir a ese lugar muchas veces, como visitarla después de cada plegaria obligatoria, o todos los días después de una plegaria específica. Ésto va en contra de las palabras del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él): “No tomen a las tumbas como lugares de festividad (que visitan repetidamente)”. Ibn Hayar al-Hayzami dijo en Sharh al-Mishkaat: “Eid, (traducido como “lugar de festividad”) es el nombre de uno de los festejos, y fue dicho que significaba regresar y repetir, hasta que ésto se vuelve un hábito [‘aadah]. Ésto significa lo siguiente: No tomen mi tumba como un lugar al que ustedes tienen el hábito de regresar repetidamente y usualmente. Por eso él dijo: “Envíenme bendiciones porque su saludo me llegará sin importar el lugar en el que se encuentren”, porque ésto es suficiente y no hay necesidad de visitar su tumba frecuentemente”.

En el libro al-Yaami’ li’l-Bayaan de Ibn Rushd dice: “A Maalik (que Allah tenga piedad de él) se le preguntó sobre un extraño que llegaba a la tumba del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) todos los días. Él dijo: “Eso no es correcto”, y citó el hadiz: “Oh Allah, no conviertas a mi tumba en un ídolo que es adorado”. Clasificado como sahih por al-Albaani en Tahdhir al-Saayid min Ittijaadh al-Qubur Masaayid, p. 24-26. 

Ibn Rushd dijo: “Entonces él consideró que era makruh pasar por ella muchas veces para enviar bendiciones sobre él, y visitarla todos los días, para que no se convierta como en una mezquita a la que la gente asiste todos los días a orar. El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) lo prohibió cuando dijo: “Oh Allah, no conviertas a mi tumba en un ídolo”.

Vea al-Bayaan wa’l-Tahsil de Ibn Rushd, 18/444-445. 

Se le preguntó a Al-Qaadi ‘Iyaad sobre la gente de Madina que permanece en la tumba una o más veces en el día, y envía bendiciones y realiza du’a’ por unos momentos. Él dijo: “No he oído sobre ésto de ninguno de los fuqaha’, y nada es bueno para las últimas generaciones de esta ummah salvo lo que ha sido bueno para sus primeras generaciones. No he oído que ninguna de las primeras generaciones de la ummah haya hecho ésto”. Al-Shifa bi Ta’rif Huquq al-Mustafa, 2/676. 

7-  Darse vuelta para mirar la tumba desde todos los lados de la mezquita, o darse vuelta para mirarla cuando uno entra a la mezquita o termina la plegaria, y colocar las manos a los costados del cuerpo e inclinar la cabeza al enviar salams sobre él. Todo ésto es una innovación (bid’ah) muy conocida y difundida que va en contra de la shari’ah.

Teman a Allah, oh esclavos de Allah, y tengan cuidado con todas las innovaciones y las acciones que van en contra de la shari’ah. Tengan cuidado con los caprichos y los deseos y la imitación sin razón, y sigan la verdadera guía. Allah dice (interpretación del significado):

“¿Acaso quien se aferra a los preceptos de su Señor [y tiene conocimiento sólido acerca de ellos] puede compararse con quien [seducido por Satanás] ve sus malas obras como buenas y sigue sus pasiones?”

 [Muhammad 47:14] 

Le pedimos a Allah que nos guíe y nos ayude a guiar a los demás, y a seguir la Sunnah del más grande de los Mensajeros.

Islam Q&A
Create Comments