65621: Los pecados mayores, ¿evitan que nuestras buenas obras y nuestro arrepentimiento sean aceptados?


Soy una mujer musulmana, pero Satanás ha tenido una fuerte influencia en mi vida por algún tiempo. Cometí algunos pecados mayores, pero ahora lo lamento. Me he vuelto hacia Dios y me he arrepentido, pero he oído que ningún ayuno ni ninguna oración será de beneficio para mí porque he cometido el peor de los pecados mayores. ¿Es eso cierto? ¿Realmente Dios nunca aceptará mi arrepentimiento?

 Alabado sea Allah.

 Le agradecemos a Dios que Te haya guiado a arrepentirte, y Le pedimos que te reafirme en la religión y te garantice un buen destino. Debes notar que has sido enormemente bendecida, y debes dar gracias a Dios. ¿Cuántos pecadores mueren sin haberse arrepentido? ¿Cuántos de quienes se han extraviado han fallecido antes de volverse a se Señor? Indudablemente el hecho de que Dios te haya permitido arrepentirte es un gran evento en tu vida, y este debe ser el tiempo en que comiences a obedecer a Dios y te esfuerces duro en adorarle.

 Debes darte cuenta de que lo que has oído acerca de tu arrepentimiento, la oración y el ayuno, que no serán aceptados de quien haya cometido pecados mayores, es falso: decir eso es hablar acerca de Dios sin conocimiento. Hay muchísima evidencia del Libro de Allah y de la Tradición de Su Mensajero (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) que indica indudablemente que Dios acepta el arrepentimiento de Sus servidores por cualquier pecado, no importa cuán grande sea, y no es permisible que nadie intente evitar o desanimar a otro de arrepentirse, no importa cuán grande sea su pecado.

 Allah dijo (traducción del significado):

 “Diles a quienes transmitan Mi Mensaje que Yo digo: ¡Oh, siervos Míos! Vosotros que os habéis excedido cometiendo pecados en detrimento propio, no desesperéis de la misericordia de Allah; por cierto que Allah puede perdonar todos los pecados, porque Él es Absolvedor, Misericordioso” (az-Zumar 39:53).

 Allah dijo, afirmando que Él perdona los pecados mayores (traducción del significado):

 “Aquellos que no invocan a nada ni a nadie junto con Allah, no matan a nadie que Allah haya prohibido matar salvo con justo derecho, y no cometen fornicación ni adulterio. Y sabed que quienes cometan esto recibirán un terrible castigo. El Día de la Resurrección se les atormentará incesantemente, y permanecerán en el castigo despreciados” (al-Furqán 25:68-70).

 Esto indica claramente que Dios perdona todos los pecados, aún el politeísmo, y esto nos informa de Su infinita misericordia, que es que Él puede hacer que nuestras malas obras sean el pie para las buenas.

 El shéij Al-Islam Ibn Taimíyah (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

 “Ningún pecado es demasiado grande para que Dios perdone a alguien por él, sino que Él perdona el politeísmo y otros pecados mayores a quienes se arrepienten, como Allah dijo (traducción del significado):

 “Diles a quienes transmitan Mi Mensaje que Yo digo: ¡Oh, siervos Míos! Vosotros que os habéis excedido cometiendo pecados en detrimento propio, no desesperéis de la misericordia de Allah; por cierto que Allah puede perdonar todos los pecados, porque Él es Absolvedor, Misericordioso” (az-Zumar 39:53).

 Este verso debe interpretarse en significado general, porque está dirigido a todos los que se arrepienten”. Fin de la cita.

 Maymu’ al-Fatáwa, 2/358.

 Al-Bujari y Muslim (6766) narraron de Abu Sa’id al-Judri (que Allah esté complacido con él) que el Profeta de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Hubo entre la gente que vivió antes de ustedes un hombre que asesinó a noventa y nueve personas. Luego él preguntó acerca de las personas más sabias de la Tierra, y fue directamente a dar con un ermitaño, y le dijo a éste que había asesinado a noventa y nueve personas, y le preguntó si podría ser perdonado. El ermitaño le dijo que no, entonces mató al ermitaño, y así completó cien asesinatos. Luego preguntó nuevamente por la persona más sabia que hubiera en la Tierra, y fue a dar con un erudito. Le contó que había asesinado a cien personas, y le preguntó si podría ser perdonado. El erudito le dijo: “Sí, ¿qué podría impedírtelo? Ve al pueblo de tal y tal, porque allí hay personas que adoran a Dios. Ve y adórale con ellos, y no vuelvas a tu pueblo, porque es un mal lugar”. Entonces el hombre salió, pero cuando estaba a mitad de camino el ángel de la muerte vino a él, y los ángeles de la misericordia y los del castigo comenzaron a discutir acerca de él. Los ángeles de la misericordia dijeron: “El se había arrepentido y estaba buscando a Dios”. Los ángeles del castigo dijeron: “Nunca hizo ninguna cosa buena”. Un ángel en forma humana vino a ellos, y ellos le pidieron que decidiera sobre el asunto. El ángel dijo: “Midan la distancia entre los dos pueblos (el pueblo donde creció y asesinó, y el pueblo al que se dirigía en busca de perdón), y aquél del que esté más cerca, es al que pertenece”. Entonces midieron la distancia, y encontraron que estaba más cerca del pueblo al que se dirigía, por lo que fue llevado por los ángeles de la misericordia”.

 At-Tirmidhi (3540) narró que Anas ibn Málik (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “He oído al Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) decir: “Allah, glorificado y exaltado sea, dijo: “Oh, hijo de Adán, tanto como tú Me invoques y Me pidas, Yo te perdonaré por lo que hayas hecho, sin importar qué sea. Oh, hijo de Adán, aunque tus pecados alcanzaran las nubes del cielo, si tú Me pides perdón, Yo te perdonaré, sin importar lo que sea”. Clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih at-Tirmidhi.

 Ibn Mayah narró que ‘Abd Allah ibn Mas’ud (que Allah esté complacido con él) dijo: “El Mensajero de Allah (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Aquel que se arrepiente de un pecado es como quien no lo cometió”. Clasificado como bueno por al-Albani en Sahih Ibn Máyah.

 Estos versos y reportes indican que Dios perdona todos los pecados, no importa cuán grandes o cuán abundantes sean, a quien se arrepienta de ellos.

 Por lo tanto, esfuérzate en el culto y la obediencia, esfuérzate en lamentar tu negligencia y tus pecados del pasado, y sabe que a pesar de que Dios no necesita de Sus servidores, se alegra enormemente con su arrepentimiento, incluso convierte sus malas obras en algo bueno.

 Le pedimos a Allah que te ayude a recordarlo, agradeciéndole a Él y adorándole como se merece.

 Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments