Sábado 8 Safar 1442 - 26 Septiembre 2020
Español

Innovando en la manera de realizar la ablución menor (wudú)

Pregunta

Cuando hago mi ablución, comienzo diciendo bismilláh y continúo diciendo nawáitu taháratil wudúi, mientras lo recito ante cada parte que debo lavar. Yo sé que usted conoce la recitación para wudúi, pero yo sólo quisiera saber: ¿puedo yo sólo recitar lo que he estado recitando todo el tiempo, en lugar de la recitación que usted me ha dado? Por supuesto, si usted me dice otra cosa, seguiré su consejo.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

Alabado sea Allah.

 Cuando adoramos a Allah, los musulmanes debemos adorarlo de la manera en que Él ha prescripto. El principio básico sobre los actos de culto es el tawqif (es decir, los actos de culto están basados solamente en el Corán y la Sunnah verídica, sin lugar para la opinión personal). Ninguna clase de acto de culto está prescripta sin un dalil (evidencia de la shari’ah). Quien fuera que practique algo que no está prescripto por Allah o Su Mensajero, ha introducido una innovación en la religión de Allah, y esta acción será rechazada, porque para que un acto de culto sea aceptable por Allah, debe cumplir con dos condiciones:

1. Debe realizarse sinceramente por causa de Allah, solamente. Allah dice (interpretación de significado):

 “Y se les había ordenado [en sus legislaciones] que adoraran a Allah con sinceridad, fuesen monoteístas, realizaran la oración y pagaran el Zakat, pues ésa es la verdadera religión”. (al-Báiyinah 98:5).

2. Debe hacerse de acuerdo a la manera del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y de acuerdo con el mensaje que trajo. Allah dice (interpretación del significado):

 “Los preceptos que os ha transmitido el Mensajero respetadlos, y absteneos de cuanto os haya prohibido. Y temed a Allah, pues Allah es severo en el castigo.” (al-Háshr 59:7).

 Entonces, no es permisible innovar en ninguna clase de acto de culto, implementando aquello que no fue prescripto por el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien haga algo que no esté de acuerdo con nuestra religión, le será rechazado”. (Narrado por al-Bujari, 2697; Muslim, 1718).

 At-Tírmidhi narró del Imam Áhmad ibn Hánbal, del hadiz de al-‘Irbád ibn Saaríyah que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Les pido que se adhieran a mi Sunnah y al ejemplo de mis sucesores rectamente guiados. Adhiéranse a ella con uñas y dientes (es decir, firmemente). Y tengan cuidado de las innovaciones, porque cada innovación es una adulteración, y cada adulteración es un camino a la perdición” (Narrado por at-Tírmidhi, as-Sunnah 3991. Al-Albani dijo en Sahih Sunan Abi Dawud “es verídico”, No. 3851). Así el musulmán no debe ir más allá de lo prescripto según el mensaje traído por el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él).

Los Sahabas transmitieron la descripción de la ablución del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), y ninguno de ellos transmitió lo que tu mencionas. Por ende, debemos seguir lo que se nos ha enseñado.

 El Sheíj al-Islam Ibn Taimíyah (que Allah tenga misericordia de él) dijo sobre decir la intención en voz alta:

 “No es recomendable (mústahab) pronunciar la intención en voz alta, porque esto es una innovación (bid’ah) que no se conoció del Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) ni de sus compañeros (que Allah tenga misericordia de ellos), y el Profeta no le ordenó a nadie de su comunidad pronunciar la intención en voz alta; él nunca enseñó esto a ninguno de los musulmanes. Si eso hubiera estado prescripto, el Profeta y sus compañeros no habrían olvidado transmitirlo, porque la intención es algo con lo que los musulmanes debemos tratar día y noche. Más bien, pronunciar la intención en voz alta es indicativo de una falencia en la razón y en el compromiso religioso”. (Maymu’ al-Fatáwa, vol. 22, p. 231).

 En otra parte él dice:

 “Todas las cosas en que la gente ha innovado, tales como pronunciar la intención en voz alta antes de decir “Allahu ákbar”, antes de recitar el talbíyah, cuando se están purificando y en otros actos de culto, son todas innovaciones que no fueron prescriptas por el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Todo eso es innovar en los actos de culto prescriptos, tal como hacer cosas extra en ellos es una forma de bid’ah (innovación) porque el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía hacer estos actos de culto sin ninguna de esas cosas extras. Entonces, practicar esas innovaciones y persistir en hacerlas, es una forma de perdición”.

 (Maymu’ al-Fatáwa, vol. 22, p. 223).

Con respecto al dhíkr que se dice antes o después del wudú, por favor vea la respuesta a la pregunta No. 2165.

 Así los musulmanes debemos abandonar todo lo que no fue enseñado por el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y mantenernos al margen de innovaciones en la religión, porque seguir las innovaciones implica imitar a la Gente del Libro. Los musulmanes debemos esforzarnos en aprender nuestra religión, para no caer en estas innovaciones.

Y Allah sabe más.

Origen: Sheij Muhammed Salih Al-Munajjid