Lunes 11 Rabii' al Awal 1440 - 19 Noviembre 2018
Español

¿Por qué la Revelación al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) cesó durante un tiempo, y cuánto duró esa pausa?

205660

Fecha de publicación : 30-09-2016

Vistas : 603

Pregunta

¿Por qué la Revelación del Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se detuvo? ¿Por cuánto tiempo cesó la Revelación? ¿Qué hizo el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) durante ese período?
Alabado sea Dios.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

En primer lugar, la Revelación para el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) cesó en dos ocasiones: una vez al principio de la Revelación, después de que el capítulo Al-Muddázzir fuera revelado, y luego de que varios capítulos se revelaran, después de ese período, se reveló el capítulo Ad-Duhá'. 

Se transmitió de Yábir Ibn ‘Abdullah (que Dios esté complacido con él) que escuchó al Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) decir: “Entonces la Revelación cesó durante algún tiempo, luego mientras estaba caminando escuché una voz del cielo. Levanté mi cabeza y vi que estaba el ángel que había venido a mí en la cueva de Hira’, sentado en un trono entre el cielo y la Tierra. Yo estaba asustado y caí en tierra. Entonces fui con mi familia y dije, '¡Cúbreme, cúbreme con una manta!’. Entonces Dios, glorificado y exaltado sea, reveló los versos: 

“¡Oh, tú que te envuelves en el manto! 2. Levántate y advierte [a los hombres]. 3. Proclama la grandeza de tu Señor, 4. Purifica tus vestimentas, 5. Apártate de la idolatría” (Al-Muddázzir, 74:1-5)”. Registrado por Al-Bujari (3238) y Muslim (161). 

An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Las palabras "entonces las revelaciones vinieron una después de la otra" significa después de ese período durante el cual la Revelación había cesado. El punto de vista correcto es que lo primero en ser revelado fue ‘Lee…’ (Capítulo Al-'Alaq), y lo primero en ser revelado después del período durante el cual la Revelación había cesado fue “¡Oh, tú que te envuelves en el manto!”. Fin de la cita. 

Al-Bujari (4953) registró el reporte de ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) sobre el principio de la Revelación en que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le dijo a Wáraqah lo que él había visto, y Wáraqah le dijo: “Si vivo para ver ese día, te apoyaré incondicionalmente”. ‘Aa'ishah dijo: “Pero poco después Wáraqah falleció, y la Revelación cesó durante algún tiempo”. 

Este fue el primer período durante el cual la Revelación cesó. 

Al-Bujari (4950) y Muslim (1797) transmitieron que Yundub Ibn Sufián (que Dios esté complacido con él) dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) cayó enfermo y no se levantó para rezar durante dos o tres noches. Entonces una mujer vino y dijo: “Oh, Muhámmad, espero que Satanás te haya dejado; no le he visto acercársete durante dos o tres noches”. Entonces Dios, glorificado y exaltado sea, reveló las palabras (traducción del significado): 

“Juro por la mañana, 2. Por la noche cuando cubre con su oscuridad 3. Que tu Señor [¡Oh, Muhámmad!] no te abandonó ni te aborreció jamás. [Esto es en respuesta a lo que decían los idólatras, cuando durante un período el Profeta no recibió la revelación, de que su Señor lo había abandonado y lo aborrecía]” (Ad-Duhá', 93:1-3). 

Este fue el segundo período durante el cual la Revelación cesó. 

Al-Háfiz Ibn Háyar (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“El período (en que cesó la Revelación) mencionado como la razón para la revelación del capítulo Ad-Duha fue algo diferente del período (de cesación de la Revelación) que ocurrió al principio de la Revelación. El último duró muchos días, mientras que el primero sólo duró una o dos noches”. Fin de la cita de Fáth al-Bari (8/710). 

Ibn ‘Ashur (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“El cese de la Revelación al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) sucedió en dos ocasiones:

La primera fue antes de la Revelación de Al-Muddázzir o Al-Muzzámmil. Eso fue cuando el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) temió que la Revelación hubiera cesado completamente, y ese es el período después del cual vió a Gabriel sentado en un trono entre el cielo y la Tierra. 

La segunda ocasión fue después de que se hubieran revelado aproximadamente ocho capítulos, es decir, aquellos que se revelaron después del primer período (de cesación de la Revelación), por lo que llegó después de diez capítulos (en total) que se habían revelado”. Fin de la cita de At-Tahrir wa at-Tanwir (30/396). 

En segundo lugar, los eruditos difieren acerca de cuánto tiempo duró el primer período de cese de la Revelación. Se dijo que fue de tres años, o aproximadamente dos años, o dos años y medio, o doce días, o quince días, o cuarenta días, etc. 

Al-Háfiz (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“En el libro de Historia de Áhmad Ibn Hánbal se registró de Ash-Shu’bi que el período en que cesó la Revelación duró por tres años. Esto fue declarado categóricamente por Ibn Ishaq”. Fin de la cita de Fáth al-Bari (1/27). 

Ibn Kazir dijo:

“Algunos de ellos dijeron: el período en que cesó la Revelación duró aproximadamente dos años o dos años y medio”. Fin de la cita de Al-Bidáiah wa an-Niháiah (4/42). 

Ar-Razi (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Los eruditos difirieron acerca de la longitud del período durante el cual la Revelación cesó. Ibn Yuraij dijo que fueron doce días. Al-Kalbi dijo que fueron quince días. Ibn 'Abbás dijo que fueron veinticinco días. As-Suddi y Muqatil dijeron que fueron cuarenta días”. Fin de la cita de Tafsir ar-Razi (31/192). 

Ibn ‘Ashur dijo:

“Se dijo que el primer período durante el que la Revelación cesó fue de cuarenta días”. Fin de la cita de At-Tahrir wa at-Tanwir (30/396).

Con respecto al segundo período durante el cual la Revelación cesó, fue en verdad por tres noches, como fue mencionado arriba en el reporte de Yundub Ibn Sufián (que Allah tenga misericordia de él). 

Ibn Kázir (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Ad-Duhá' fue revelada después de otro período (de cese de la Revelación), eso duró durante unas noches, como se probó en las dos obras de reportes más auténticos y en otras partes”. Fin de la cita de Al-Biddáiah wa an-Niháiah (4/41). 

En tercer lugar, la sabiduría detrás de la paralización temporal de la Revelación era que podría disipar el temor que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) había sentido cuando Gabriel (la paz sea con él) vino por primera vez a él, y así él podría anhelar el regreso de la Revelación y de esa manera obtener el consuelo de Dios, glorificado y exaltado sea. La Revelación pudo entonces descender al Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), aumentando su fe y firmeza. También pudo ser para que Dios pusiera a prueba al pueblo, para que los creyentes fueran firmes y los incrédulos se extraviaran. 

Al-Háfiz Ibn Háyar (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“El cese de la Revelación refiere un retraso durante un período de tiempo. Esto fue para que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) pudiera disipar su miedo y anhelara su retorno”. Fin de la cita de Fáth al-Bari (1/27). 

Mu’tamir Ibn Suleimán narró que su padre dijo que cuando la Revelación cesó durante algún tiempo, los idólatras dijeron: “Si esto fuera realmente de Dios, las revelaciones vendrían una detrás de otra, pero Dios lo ha desamparado y lo ha odiado”. Entonces Dios reveló “Por la media mañana…” (Ad-Duhá', 93) y “¿Acaso no hemos levantado tu corazón…?” (Al-Inshirah, 94) por completo”. Fin de la cita de Fáth al-Bari (8/710). 

En cuarto lugar, no es conocido con exactitud lo que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) hizo durante el período durante el cual la Revelación cesó, pero lo que es definitivamente conocido es que esto lo entristeció y que anheló que regresara, y esperó encontrar el consuelo en ello después de que había pasado alarma y temor la primera vez. 

Ibn Isjaq (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Entonces la Revelación se detuvo durante un tiempo, por lo que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se apenó y entristeció. Entonces Gabriel le trajo el capítulo Ad-Duhá' en que su Señor, Quien lo honró, juró que Él no se había olvidado de él y no lo odió”. Fin de la cita de Sirat Ibn Hisham (1/225). 

Lo que han dicho algunos sobre el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) de que habría querido suicidarse y tirarse de la cima de una montaña debido al pesar que sentía es falso, como se ha explicado y se ha declarado en la respuesta a la pregunta No. 152611

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios