Miércoles 13 Rabii' al Awal 1440 - 21 Noviembre 2018
Español

¿Cuáles son las normas para realizar correctamente la circunvalación al Templo?

Pregunta

¿Cuáles son las cosas que uno puede hacer y que no están prohibidas durante la circunvalación al Templo, y que uno debe cumplir para que el ritual sea válido?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

En primer lugar, una de las condiciones para que la circunvalación al Templo sea válida es hacer los circuitos consecutivos, en el sentido de que los siete circuitos deben hacerse uno después del otro, sin ninguna interrupción importante entre ellos. Ver: al-Mugni, 5/248. 

Si un musulmán hace dos circuitos, luego lo interrumpe durante una hora, por ejemplo para ir y ver a su amigo o sentarse y conversar con él, su circunvalación al Templo queda inválida y debe comenzarla nuevamente. Pero si la interrupción es breve, por un minuto o algo así, y por alguna necesidad que lo amerite, entonces esto no vuelve inválido lo que se ha hecho. 

Los eruditos han mencionado que el peregrino tiene la licencia de interrumpir su circunvalación al Templo si se está por celebrar una oración funeraria, o escucha el último llamado a la oración. En ese caso, puede rezar y luego completar su circunvalación al Templo, y no debe comenzar todo nuevamente. 

Dice en Al-Mawsu’ah al-Fiqhíyah, 8/213: “Los juristas están unánimemente de acuerdo en que si un musulmán comienza a circunvalar el Templo y escucha el último llamado a la oración para una oración obligatoria, puede interrumpir su circunvalación, rezar con la congregación y luego continuar con su circunvalación al Templo por donde estaba, porque hizo algo que estaba prescripto y por lo tanto esto no vuelve inválido el ritual, además de que fue un acto breve”. 

El Shéij Muhámmed ibn al-‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “La continuidad entre los circuitos de la circunvalación al Templo es una condición esencial para que sea válido. Sin embargo, algunos de los eruditos han mencionado una licencia para cosas tales como asistir a una oración funeraria, tomar un momento de descanso a causa del esfuerzo físico, asistir a la oración, y luego inmediatamente después de eso continuar con la circunvalación por donde se la había dejado”. Fin de la cita de Maymu' al-Fatáwa wa Rasa’il al-‘Uzaimín, 22/296. 

Él también dijo: “Con respecto a la circunvalación al Templo y el recorrido entre las colinas de Safa’ y Merwah, está estipulado que deben hacerse de forma continua, lo cual significa hacer los circuitos uno después del otro. Si se produce una larga interrupción entre alguno de los circuitos, los primeros circuitos que se hicieron quedan inválidos y el musulmán debe comenzar todo nuevamente. Pero si la interrupción es breve y a causa de alguna necesidad, como por ejemplo si se sienta por dos o tres minutos para recobrar aliento y descansar, luego se pone de pie y completa sus circuitos, entonces no hay nada de malo con ello. 

Sin embargo, si la interrupción dura por una o dos horas, entonces esto significa que deberá repetir todo lo que haya hecho del ritual nuevamente”. Fin de la cita de Al-Liqa’ ash-Shahri, 16/22. 

Él también fue consultado: “Si un musulmán realiza cuatro circuitos de circunvalación a la Sagrada Casa, y luego lo interrumpe a causa de la oración o por la gran muchedumbre que hay alrededor del Templo, pero luego a continuación lo completa, y la interrupción ha sido de aproximadamente veinticinco minutos, ¿cuáles son las normas sobre el ritual que ha realizado?”. 

Él respondió:

“Este ritual que mencionas fue interrumpido al parecer por un largo tiempo. Si se hubiera interrumpido para hacer la oración prescripta, esta interrupción habría sido menor, porque la oración no toma más de diez minutos, o quince como mucho. Pero veinticinco minutos es una interrupción larga, que muy probablemente vuelva inválida la conexión y relación entre un circuito y el otro. 

Tomando en cuenta esto, el musulmán debe repetir la circunvalación al Templo desde el principio, porque la circunvalación al Templo es un solo acto de culto, único e ininterrumpido, y por lo tanto no es posible hacerlo por partes, excepto con interrupciones muy breves y por caso de necesidad”. Fin de la cita de Maymu' al-Fatáwa wa Rasa’il al-‘Uzaimín, 22/296. 

El shéij Ibn Yibrín (que Allah tenga misericordia de él) fue consultado: “Nosotros hicimos la circunvalación al Templo, y cuando habíamos completado el primer circuito la muchedumbre se hizo muy espesa, entonces fuimos al segundo piso para completar nuestra circunvalación del Templo allí. Sin embargo, todavía no fuimos capaces de completarlo porque había mucha gente, entonces fuimos al techo y completamos allí los circuitos remanentes. ¿Es válido el ritual hecho de esta manera o debemos repetirlo?”. 

Él respondió: 

“Es válido, y ustedes están excusados, aunque por supuesto habría sido mejor que hubieran podido lidiar con la muchedumbre en la planta baja principal. Pero puesto que se les hizo difícil y tuvieron que ir al segundo piso para hacer el resto de los circuitos allí, entonces están excusados”. Fin de la cita del sitio web del shéij: 

http://ibn-jebreen.com/books/8-224-7689-3317.htm 

En segundo lugar, una de las condiciones para que la circunvalación al Templo sea válida, de acuerdo a la mayoría de los eruditos, es tener la ablución menor. Por lo tanto, si un musulmán está realizando la circunvalación al Templo y pierde la ablución menor a causa de una flatulencia o porque necesite ir al baño, entonces su circunvalación queda inválida de acuerdo a este punto de vista. Debe ir a hacer sus necesidades, luego hacer la ablución menor y finalmente comenzar nuevamente la circunvalación a la Sagrada Casa y terminarla. Sin embargo, hay una diferencia de opinión entre los eruditos acerca de este asunto, que ha sido discutida en la respuesta a la pregunta No.  34695

En tercer lugar, la circunvalación al Templo no se ve invalidada por el hecho de comer, beber, hablar o incluso quedarse dormido brevemente. 

El imam an-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Es desaconsejable que el musulmán realice la circunvalación al Templo comiendo. Todavía es objetable que beba durante ella, aunque esto puede entenderse como una necesidad más imperiosa a causa del cansancio. Pero es menester mencionar que ninguna de estas acciones invalida el ritual si se las realiza durante él. 

El imam ash-Shafi’i dijo: “No hay nada de malo con que el musulmán beba algo de agua mientras realiza la circunvalación al Templo. Esto no es desaconsejable, en el sentido de que no es un pecado. Sin embargo, preferiría que el musulmán no hiciera esto porque no hacerlo es mejor en términos de conducta”. Fin de la cita de Al-Maymu’, 6/46. 

Él también dijo: “Si un musulmán toma un breve descanso durante la circunvalación al Templo y se queda dormido en una forma en que no invalide su ablución menor, entonces el punto de vista más correcto es que todavía su circunvalación es válida”. Fin de la cita de Al-Maymu’, 8/16. 

Al-Jatib ash-Sharbini (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Si el musulmán se queda brevemente dormido en medio de la realización de la circunvalación al Templo y no ha perdido su ablución, entonces su ritual no se ha estropeado y todavía es válido”. Fin de la cita de Al-Mugni al-Muhtach, 2/244. 

Sobre cuál es el límite en el sueño para que la ablución no se invalide, es un asunto sobre el cual hay una diferencia de opinión entre los eruditos. La razón por la que se afirma que el sueño debe ser breve y no invalidar la ablución menor, como en el caso del sueño profundo, tiene que ver con lo antes mencionado de que la circunvalación al Templo debe realizarse en estado de pureza ritual menor para que sea válido. 

El shéij Salih al-Fawzán dijo: “Hablar mientras se hace la circunvalación al Templo es permisible. Sin embargo, lo mejor es que el musulmán esté concentrado en lo que está haciendo, que es circunvalar la Casa de Dios, glorificado y exaltado sea. Debe concentrarse en este acto de culto y realizarlo con solemnidad, rememorando a Dios y haciendo súplicas, y no sería propio de una buena conducta distraerse en conversaciones que puedan mantenerse en otro momento. 

Sin embargo, conversar no afecta la validez del ritual. Las conversaciones que son naturales son permisibles, especialmente si son necesarias, aunque lo preferible es que el musulmán se concentre en lo que está haciendo”. Fin de la cita de Maymu' al-Fatáwa ash-Shéij Salih Ibn Fawzán, 2/485. 

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios