Fri 18 Jm2 1435 - 18 April 2014
14321

Cambiarse de ropa no rompe el wudoo’

Estuve investigando un poco en este sitio web y no encontré una respuesta a mi pregunta. La misma tiene que ver con la abluciَn (udu’). Si me cambio de ropa, ؟se anula la abluciَn? ؟Hay alguna diferencia en esta regla entre hombres y mujeres?

Alabado sea Allah. 

Cambiarse de ropa no anula la abluciَn, siempre y cuando la persona se encuentre en estado de pureza y no haga nada que anule la abluciَn. Tanto hombres como mujeres son iguales en este aspecto. Y Allah sabe mلs. 

Los asuntos que anulan la abluciَn son los siguientes: 

1 – Cualquier tipo de descarga emitida por el orificio anal o la uretra (orina, heces, gases, etc.), excepto los gases emitidos por la vagina de la mujer, eso no anula la abluciَn. 

2 – Emisiَn de orina o heces por cualquier otra vيa que no sea la uretra o el ano. 

3 – Perder la razَn, lo que puede implicar perder también las facultades mentales, es decir, demencia, o perderla de manera temporaria durante un cierto perيodo de tiempo debido a sueٌo, estado de inconsciencia, intoxicaciَn, etc. 

4 – Tocarse el pene, porque Basrah bint Safwaan oyَ al Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) decir: “Todo aquel que se toque el pene debe realizar su abluciَn”. (narrado por Abu Dawud, al-Taharrah, 154. al-Albaani dijo en su libro Sahih Sunan Abi Dawud, n° 166 que es auténtico). 

5 – Comer carne de camello, debido a que Jaabir ibn Samurah narrَ que un hombre le preguntَ al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él): “؟Debemos realizar la abluciَn después de comer carne de camello?”. ةl respondiَ: “Sي”. (Narrado por Muslim 539). 

Cabe acotar que tocar el cuerpo de la mujer no anula la abluciَn, ya sea que se haga con deseo o si él, siempre y cuando no exista como resultado de ese contacto emisiَn de semen o lيquido seminal. 

Ver al-Sharh al-Mumti’ por Ibn ‘Uzaimin, vol. 1, p. 219-250 

Ver colecciَn de veredictos legales emitidos por el consejo permanente de sabios jurisprudentes (Fataawa al-Laynah al Daa’imah) vol. 5, p. 264.

Sheij Muhammed Salih Al-Munajjid
Create Comments