9104: Condiciones para la aceptación del doble testimonio de fe


Mi pregunta tiene que ver sobre algo que oí en un sermón. El imam habló sobre al-kalima. Él dijo que tenía condiciones, y que los eruditos habían enumerado unas nueve, o algo así, y que uno debía cumplirlas para ganar el acceso al Paraíso. Él dijo que pronunciar simplemente las palabras no era suficiente. Yo quisiera saber entonces cuáles eran estas condiciones. Él dio algunas pocas que yo puedo recordar, la primera era el conocimiento de lo que se está diciendo. La segunda era la certeza. Yo quisiera saber si usted conoce esto, y si puede proveerme el resto de las condiciones. Cualquier ayuda que usted sea capaz de proveerme, será apreciada.

Alabado sea Dios

Al parecer, a lo que te refieres con ‘al-kalima’ es a la frase ‘kalimat at-tawhíd (literalmente ‘palabras de la unidad divina), que es lo que conocemos como doble testimonio de fe musulmán, es decir la frase ‘La iláha íll-Allah Muhámmadun Rasul-Allah ’ (No hay más divinidad que Dios, y Muhámmad es Su Mensajero). Esto es algo a lo que los oradores se refieren a menudo. 

Hay una serie de condiciones que debe cumplir el doble testimonio de fe, que son básicamente las siguientes: 

1 – Conocimiento.

Esto significa conocer el significado exacto del doble testimonio de fe, junto con sus implicancias, tanto el primer cuarto que es una negación (no hay más divinidad), como la afirmación que le sigue (excepto Dios). 

Dios dijo (traducción del significado): 

Sabe [¡Oh, Muhammad!] que no hay nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Allah, e implora el perdón de tus faltas y la de los creyentes y las creyentes” (Muhámmad, 47:19). 

[¡Oh, incrédulos!] Aquellos que invocáis en vez de Allah no poseen la facultad de interceder por nadie; sólo la tendrán [aquellos a quienes Allah se lo permita, pues son quienes] atestiguan la Verdad [que no hay nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Allah] y obran acorde a ello” (Az-zujruf, 43:86). 

Esto significa conocer en nuestro interior lo que significan las palabras que estamos pronunciando. 

Se reportó en las colecciones Sahih que ‘Uzmán Ibn ‘Affán (que Dios esté complacido con él) dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien muera sabiendo que no hay divinidad excepto Dios, entrará al Paraíso”. 

2 – Certeza.

Esta certeza significa que estas palabras deben ser pronunciadas con fe, creyendo en que lo que afirman es cierto. 

Dios dijo (traducción del significado): 

Por cierto que los verdaderos creyentes son quienes creen en Allah y en Su Mensajero, y no dudan en contribuir con sus bienes o luchar por la causa de Allah. Ésos son los sinceros en la fe” (Al-Huyurát, 49:15). 

Una de las condiciones para que la fe sea aceptable es que la persona debe estar convencida de su fe, y no vacilar en su decisión, porque quien vacila fácilmente puede cambiar su decisión por otra contraria, Dios no lo permita. 

Se ha reportado que Abu Hurairah (que Dios esté complacido con él) dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Den testimonio de que no hay más divinidad que Dios y que yo soy mensajero de Dios, porque ninguna persona se encuentra con Dios creyendo con fe en estas dos sentencias, sin que Dios le agracie con el Paraíso”. 

3 – Aceptación. 

Esto significa aceptar en nuestro corazón, en nuestros actos y en nuestras palabras lo que significa el doble testimonio de fe. Dios dijo (traducción del significado): 

“En cambio, los siervos sinceros de Allah. 41. Tendrán la recompensa prometida: 42. [Ingresarán al Paraíso, donde tendrán] Los frutos que deseen, y serán honrados. 43. En los Jardines de la Delicias.” (As-Saffát, 37:40-43). 

Quienes se presenten habiendo hecho obras buenas serán recompensados más de lo merecido por ellas, y estarán a salvo del terror de ese día” (An-Naml, 27:89). 

Se narró en las colecciones Sahih de Abu Musa (que Dios esté complacido con él) que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “La guía con la cual Dios me envió es como la lluvia: parte de la tierra es fértil, absorbe el agua y produce abundante vegetación. Otra parte de la tierra es infértil, pero retiene el agua y permite a la gente  y los animales recogerla y beneficiarse de ella y saciar su sed. Otra parte de la tierra no retiene el agua ni produce vegetación. 

El primer ejemplo es como la persona que comprende la religión y la practica en profundidad; el segundo ejemplo es como aquel que la enseña a otros, y el tercer ejemplo es como la persona que no le presta atención”. 

4 - Sumisión 

Significa someterse a lo que implica el doble testimonio de fe, como opuesto a rebelarse a ello. 

Dios dijo (traducción del significado): 

Arrepentíos ante vuestro Señor y someteos a Él, antes de que os sorprenda el castigo, y entonces no seáis socorridos” (Az-Zumar, 39:54). 

¿Quién practica una mejor religión que aquel que se somete a Allah, es benefactor y sigue la religión de Abraham, que era monoteísta? Allah hizo de Abraham uno de Sus siervos más amados” (An-Nisá', 4:125). 

Quien se someta a Allah y haga el bien se habrá aferrado al asidero más firme; y Allah será Quien juzgue todas vuestras acciones” (Luqmán, 31:22). 

5 – Veracidad. 

Esto significa pronunciar el testimonio de fe con intención, de tal manera que el corazón esté de acuerdo con las palabras que la boca pronuncia. 

Dios dijo (traducción del significado): 

Alif. Lâm. Mîm. 2. ¿Acaso piensan los hombres que se les dejará decir: ¡Creemos! sin ser puestos a prueba? 3. Por cierto que probamos a quienes les precedieron, y Allah bien sabe quiénes son los sinceros y quiénes los mentirosos” (Al-‘Ankabut, 29:1-3). 

En las dos obras de reportes más auténticos se narró de Mu’ad Ibn Yabal (que Dios esté complacido con él) que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “No hay persona que dé testimonio de que no hay divinidad excepto Dios y que Muhámmad es Su Mensajero, con sinceridad, sin que Dios la proteja del Fuego”. 

6 – Sinceridad. 

Esto significa pureza de acción con una sana intención, libre de cualquier contaminación con creencias paganas. Dios dijo (traducción del significado): 

¿Acaso no se le debe rendir a Allah el culto sincero?” (Az-Zumar, 39:3). 

Y se les había ordenado [en sus legislaciones] que adoraran a Allah con sinceridad, fuesen monoteístas, realizaran la oración y pagaran el Zakât, pues ésa es la verdadera religión” (Al-Báiyenah, 98:5). 

En las colecciones Sahih se ha narrado de Abu Hurairah que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Los más merecedores de mi intercesión serán aquellos que digan ‘No hay más divinidad que Dios’ sinceramente, desde el fondo de sus almas”. 

7 – Amor. 

Esto significa amar el doble testimonio de fe y lo que implica, amar a su gente y aquellos que actúan en concordancia con ella, y detestar todo lo que vaya contra ella. Dios dijo (traducción del significado): 

Hay hombres que toman en lugar de Allah a otras divinidades, y las aman igual que a Allah; pero los creyentes aman más a Allah de lo que éstos aman a sus divinidades. Ya sabrán los inicuos cuando vean el castigo, que el poder es de Allah y que Él es severo en el castigo” (Al-Báqarah, 2:165). 

El signo de que un musulmán ama a Dios es que le da prioridad a lo que Dios ama aun si va contra sus propios deseos, y detesta lo que Dios detesta aun si se trata de algo que él desea. Elige la compañía de los amigos de Dios y Su Mensajero, y se opone a los enemigos de ellos. Todos estos son signos de este amor, y es difícil de imaginar que este amor pueda existir sin estos signos. 

El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Hay tres cosas que si una persona las encuentra, ha encontrado la dulzura de la fe: que Dios y Su Mensajero sean más queridos para él que cualquier otra cosa; que ame a una persona por ninguna otra razón que por la causa de Dios; y que deteste volver a la incredulidad luego de que Dios lo ha guiado, así como detestaría ser arrojado al fuego”. Narrado por Anas Ibn Málik. 

Algunos eruditos agregaron una octava condición, que es rechazar todas las cosas que otras personas adoran en lugar de Dios. El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Aquel que diga “No hay más divinidad que Dios” y rechace todo lo que la gente adora en lugar de Dios, su sangre y sus propiedades serán sagradas, y rendirá cuentas sólo a Dios”. Narrado por Muslim. 

Pero debe señalarse que la vida y la riqueza de cualquier ser humano son intocables para otro ser humano excepto por intermedio de la ley y el derecho, y que el hecho de que Dios no considere sagradas la propiedad o la vida de un no musulmán no significa que esto habilite al musulmán a violar sus derechos. El Islam no acepta el crimen.

Resumido de Ma’árich al-Qubul por Mohámmad Ibn Sa’id al-Qahtani, pág. 119-122.
Create Comments