Miércoles 13 Rabii' al Awal 1440 - 21 Noviembre 2018
Español

¿Cuáles son los tipos de trabajo prohibidos? ¿Cómo se ganaban la vida los compañeros del Profeta? ¿Cuál es la mejor manera de ganarse la vida?

107144

Fecha de publicación : 02-05-2016

Vistas : 1096

Pregunta

Yo he completado mi maestría en Recursos Humanos y Administración de Personal, que es una rama especializada de la MBA. En cualquier caso, ahora que Dios me ha guiado a la práctica del Islam, yo encuentro esta calificación un desperdicio, por varias causas:
1 – Los trabajos que están disponibles basados en esta calificación invariablemente implican registrar transacciones basadas en la usura (por ejemplo, ayudar a los empleados a obtener fondos, seguros, préstamos bancarios, etc., manteniendo registros de las tasas de interés implicadas.
2 – Casi todos los trabajos de Recursos Humanos implican entrevistar y contratar gente, tanto hombres como mujeres, y esto implica quedarse a solas con mujeres ajenas a la parentela durante las entrevistas de trabajo y aún después, para evaluar su rendimiento y actitud, preguntarles acerca de su vida personal y profesional, etc.
3 – En cualquier caso todos los lugares de trabajo con departamentos de Recursos Humanos (sin una sola excepción en mi país) son mixtos, donde las mujeres exhiben obscenamente su belleza física. ¿Debo tomar uno de estos trabajos, con la esperanza de conducirme yo mismo con modales islámicos apropiados y de esa forma causar una buena impresión de mis colegas hacia el Islam, o debo evitar estos trabajos y estudiar otras habilidades, aunque tenga un salario y estatus menor, para evitar esos males?
Si es así, le agradecería que usted me sugiera algunas ocupaciones donde dichos males puedan minimizarse. También, le agradecería que me diera ejemplos de cómo los compañeros del Profeta y sus sucesores se ganaban la vida. También, algunas personas dicen que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) prefería los negocios sobre el empleo. ¿Hay alguna base para afirmar esto? Le agradecería que me diera una pronta respuesta, porque he completado mis estudios y estoy buscando trabajo. Que Dios le recompense por sus esfuerzos para encontrar soluciones basadas en el Corán y la Tradición Profética.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

Algunos trabajos están prohibidos en sí mismos, como trabajar en un banco que practica la usura y las licorerías, por ejemplo. Algunos pueden ser ilícitos a causa de condiciones en el lugar de trabajo que son contrarias a la ley islámica, como los ambientes mixtos, o porque está estipulado que los empleados deben usar un uniforme o realizar tareas que son contrarias a la ley islámica, como afeitarse la barba. No es permisible para el musulmán realizar ninguno de estos dos tipos de trabajos. 

Los trabajos del segundo tipo varían en grados según los componentes prohibidos que contengan. Los que incurren en pecados más graves son aquellos que implican el registro de transacciones usurarias, luego aquellas que manufacturan y venden cosas prohibidas, y luego aquellas en cuyo entorno de trabajo hay cosas prohibidas. La última categoría no debe ser tomada a la ligera, porque tiene un impacto importante en el compromiso religioso y la conducta del trabajador musulmán, especialmente la tentación que implica que las mujeres que exhiben obscenamente su belleza, como el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) nos dijo. 

Si los entornos mixtos es algo que sucede habitualmente en tu país y tú difícilmente puedes encontrar un trabajo que esté libre de eso, y piensas que estar en ese trabajo será beneficioso y que serás capaz de lidiar con todas las malas influencias o reducirlas; y que serás capaz de aconsejar a los empleados que están bajo tu autoridad, encomendándoles lo que es bueno y disuadiéndoles del mal tanto como puedas; y puedes tomar las precauciones y medidas que te ayuden a evitar la tentación de las mujeres, como apresurarte a casarte si aún no estás casado, no mirarlas ni quedarte a solas con ellas; y si el trabajo requiere que estés sentado con algunas de las empleadas puedes dejar la puerta abierta de la oficina y no sentarte cerca de ellas… 

…entonces nosotros pensamos que el hecho de que estés presente en el lugar de trabajo y logres reducir algunos de los males del ambiente, es de interés para la ley islámica y es mejor que mantener el sitio de trabajo privado de gente piadosa, y dejárselo de ese modo a aquellos que no pondrán atención a la religión ni a las normas de la ley islámica, para que estos males no se sigan difundiendo y se haga más difícil luchar contra ellos. Cuántos maestros y profesores universitarios han enseñado en instituciones mixtas y Dios ha beneficiado a muchos de ellos, y evitado muchos males. Esperamos por la gracia de Dios que tú seas uno de ellos. 

En cualquier caso, si luego de tomar el trabajo piensas que no podrás mantener tu compromiso religioso y que te verás empujado hacia las cosas prohibidas gradualmente, entonces no tendrás otra opción más que abandonar ese trabajo. Si una persona abandona algo por la causa de Dios, Dios lo compensará con algo mejor que eso, como el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) ha dicho. 

En segundo lugar, con respecto a las formas en las que los compañeros del Profeta (que Dios esté complacido con ellos) se ganaban la vida, había muchas, entre ellas:

-El comercio, como en el caso de Abu Bákr as-Saddíq, ‘Uzmán ibn ‘Affán, y ‘Abd er-Rahmán ibn ‘Awf (que Dios esté complacido con ellos).

-La agricultura, ya sea que poseyeran una granja o trabajaran ellos mismos la tierra; muchos de los musulmanes emigrantes de La Meca y habitantes de Medinah se dedicaron a esto.

-Oficios tales como la herrería, carpintería, etc.

-Trabajos relacionados con el Estado, como la enseñanza, la recolección de la caridad obligatoria, la jurisprudencia, etc.

-Como soldados del ejército musulmán. 

Pero hay una gran diferencia entre la naturaleza de la vida, profesiones y oficios de aquél entonces, y el estado de las cosas hoy en día. Cada época es diferente. 

En tercer lugar, con respecto a que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) prefiriera el comercio y los negocios por sobre el empleamiento y los oficios, no hay prueba de que eso sea así, hasta donde sabemos. Hay una diferencia de opinión entre los eruditos acerca de este punto. Algunos de ellos sostienen el punto de vista de que los negocios son preferibles, y otros dicen que la agricultura es preferible, mientras que un tercer grupo dice que trabajar con nuestras propias manos, como en los oficios artesanales, es lo preferible. 

Hay un reporte acerca de las virtudes de trabajar en el comercio, pero no se ha probado que sea auténtico. Es el reporte en el cuál se afirma que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Nueve décimos de la provisión están en el comercio”. Ver As-Sílsilah ad-Da’ífah, 3402. 

Con respecto al reporte que habla de las virtudes de la fabricación artesanal y el comercio, se narró que Ráfi’ ibn Jadich (que Dios esté complacido con él) dijo: “Le dijeron: “Oh, Mensajero de Dios, ¿cuál es la mejor manera de ganarse la vida?”. Él dijo: “Trabajar con las manos, y toda transacción honesta”. Narrado por Áhmad, 17265; clasificado como bueno por los comentaristas de Al-Musnad; clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih at-Targhíb (1691). 

Se narró de Al-Miqdam (que Dios esté complacido con él) que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Nunca ninguno de ustedes come algo mejor que lo que se ha ganado con sus propias manos”. Narrado por al-Bujari, 1966. 

Al-Háfiz Ibn Háyar (que Dios esté complacido con él) dijo:

“Los eruditos difieren sobre cuál es le mejor tipo de trabajo. Al-Mawardi dijo: “Las formas básicas de ganarse la vida son la agricultura, el comercio y la manufactura. El punto de vista preferido por el imam Ash-Sháfi’i, es que el mejor de ellos es el comercio. En cuanto a mi, considero que el mejor de ellos la agricultura, porque es en el que uno más necesita poner su confianza en Dios”. 

El Imam An-Nawawi siguió el reporte de Al-Miqdam (citado arriba) y dijo que el punto de vista correcto es que la mejor manera de ganarse la vida es trabajar con las propias manos. Si es en la agricultura, entonces esto es mejor aún, porque implica tanto trabajar con las manos como poner nuestra confianza en Dios, y beneficia tanto al ser humano relacionándolo con la naturaleza, y porque usualmente una parte de sus frutos es dada en caridad. 

Yo digo que superior a eso es la defensa de la población y la lucha por la causa de Dios. Muchas veces el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y sus compañeros obtuvieron riquezas lícitas como resultado de enfrentamientos militares, es decir, del botín de guerra arrebatado a los atacantes. 

Él dijo que si una persona no trabaja con sus manos, entonces la agricultura es mejor para él, por las razones que hemos mencionado.

Yo digo que esto está basado en el hecho de que el beneficio de la agricultura no está limitado a quien la practica. En cualquier caso, esto no se aplica sólo a la agricultura, sino a todo lo que uno hace con las propias manos, porque será de beneficio para los demás, porque implica producir lo que la gente necesita. De hecho eso varía de acuerdo a las circunstancias generales y la situación del individuo. Y Allah sabe más”. Fin de la cita de Fáth al-Bari, 4/304. 

Basándonos en esto, la agricultura sea probablemente mejor para quien tiene más habilidad en ella que en otros campos, y la manufacturación o fabricación de bienes puede ser mejor para una persona que para otras, y para una tercera puede ser mejor el comercio. 

Entonces cada persona debe ver qué clase de trabajo es más apropiado para ella, y cuál es la mejor manera de trabajar por su bienestar y el de los demás. Y Allah es la Fuente de toda fuerza. 

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios