Martes 12 Rabii' al Awal 1440 - 20 Noviembre 2018
Español

La razón por la cual está prohibido designar al viernes para ayunar

Pregunta

¿Es cierto que los musulmanes no debemos ayunar por un solo día? Me han dicho que los musulmanes debemos ayunar por lo menos dos días seguidos para diferenciarnos de los judíos que solían ayunar un solo día. Honestamente, esa razón me parece absurda y dudo que esto verdaderamente sea una norma. Por favor, respóndame mi pregunta, aun si suena tonta.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

Observar un ayuno voluntario por un solo día es totalmente permisible a menos que ese día sea un viernes o un sábado, o que sea el día de ‘Ashura, que es el décimo del mes de Muhárram, en cuyo caso es recomendable ayunar el día anterior o el día posterior también.

Con respecto al domingo, el lunes, el martes, el miércoles y el jueves no hay nada de malo con ayunar solamente en alguno de estos días, más bien es parte de la Tradición Profética ayunar los lunes y los jueves. 

Al-Bujari (1985) y Muslim (1144) narraron que Abu Hurairah (que Dios esté complacido con él) dijo: “Oí al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) decir: “Nadie debe ayunar el vienes a menos que ayune el día antes y el día después”.

De acuerdo a un reporte narrado por Muslim: “… no designen el día viernes para ayunar, a menos que coincida con un ayuno que observan habitualmente”.

El imam An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Estos reportes parecen apoyar el punto de vista de la mayoría de los compañeros de Ash-Shafi’i, que es que es desaconsejable designar el día viernes para ayunar, a menos que suceda el caso de que coincida con un ayuno que uno observa habitualmente por caer en determinada fecha del mes. Si se une el ayuno del día viernes con el ayuno del día anterior y el día posterior o coincide con una fecha en que se tenía previsto ayunar, por ejemplo si el musulmán hizo un voto de ayunar en el día en que la persona que ama sea curada de su enfermedad y sucede que cae un viernes, entonces no hay nada de malo con esto, a causa de los reportes mencionados.

Los eruditos han afirmado que la razón por la cual está prohibido ayunar el viernes es que es el día de las súplicas, de recordar a Dios y de la adoración; es también el día en que se realiza la purificación mayor para concurrir temprano a la mezquita y realizar la oración comunitaria de los viernes, escuchar el sermón del imam y recitar oraciones para recordar a Dios. Porque Dios dijo (traducción del significado):

“Y cuando haya culminado la oración dispersaos por la Tierra y procurad el sustento, y recordad mucho a Allah que así triunfaréis” (Al-Yumu’ah, 62:10).

Y hay otros actos de culto a ser realizados en este día, por lo tanto no es recomendable ayunar para que uno tenga más fuerza y energía para realizar todos estos deberes de una forma alegre y concienzuda, sin sentirse cansado ni somnoliento en forma alguna. Algo similar sucede con los peregrinos en el día de ‘Arafah: la Tradición Profética es que no ayunen, como se afirmó arriba.

Si alguien nos dijera que esto no puede ser así porque si así fuera la prohibición se aplicaría también al ayuno del día previo y del día después, puesto que la razón todavía se aplica, la respuesta es que el musulmán tendrá una recompensa por ayunar el día antes o el día después, que servirá para reponer cualquier incumplimiento en sus deberes en el día viernes a causa de su ayuno. Este es el punto de vista correcto sobre la sabiduría con la cual el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) ha dicho que no debemos designar el día viernes para ayunar.

También se ha dicho que la razón es que existe el temor de que haya musulmanes que se excedan en su veneración al día viernes, de tal manera que adquieran una actitud presumida o de exagerada piedad realizando actos de culto en este día, como sucedió a las comunidades previas con el sábado. Pero este es un punto de vista débil, que está contradicho por el hecho de que los musulmanes ofrecemos la oración comunitaria del día viernes y otros actos de culto que también son una poderosa expresión de veneración de este día.

También se ha dicho que la razón de esta prohibición es para que no se piense que tal ayuno es obligatorio. Este también es un punto de vista débil, contradicho por el hecho de que es recomendable ayunar los lunes, y sin embargo nadie piensa que el ayuno de los lunes es obligatorio, por lo tanto no se deben prestar atención a estas ideas que son altamente improbables. Similarmente, no es recomendable ayunar en el día de ‘Arafah y en el día de ‘Ashura'. El punto de vista correcto es el que hemos afirmado arriba, pero Dios sabe mejor”. Fin de la cita.

Con respecto al sábado, es desaconsejable designar este día para ayunar. La razón es que cuando una persona ayuna su fuerza física se debilita un poco y a menudo omite cosas que solía hacer, y esto puede conducir a una imitación de los rituales religiosos judíos con respecto al sábado. Esto ha sido discutido en la respuesta a la pregunta No. 106500.

Con respecto al día de ‘Ashura', Muslim (1134) narró que ‘Abdallah Ibn ‘Abbás (que Dios esté complacido con él) dijo: “Cuando el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) ayunó en el día de ‘Ashura' y nos encomendó también este ayuno, algunos musulmanes le dijeron: “Oh, Mensajero de Dios, este es un día también venerado por los judíos y cristianos”. El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) les respondió: “El año siguiente, si Dios quiere, ayunaremos en el noveno día”. Sin embargo, al año siguiente el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) había fallecido. De acuerdo a otro reporte, habría dicho: “Si vivo hasta el año siguiente, ayunaré durante el noveno día”.

El imam An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Algunos de los eruditos han dicho que quizá la razón por la cual el noveno día debe ayunarse también al igual que el décimo, es que para que esta celebración no se confunda a la de los judíos. El reporte podría indicar esto. Y se ha dicho también que la razón de esto era para que los musulmanes nos aseguremos de estar ayunando efectivamente el día décimo, ante la eventualidad de que haya alguna incertidumbre acerca de cuál es el día exacto del mes. Y Dios sabe más”. Fin de la cita.

Queda claro entonces que definir la razón por la cual es desaconsejable ayunar el sábado es un asunto sometido al juicio y al debate entre los eruditos, y has visto que el imam An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) consideró como un error los puntos de vista que intentaban explicar porqué está prohibido designar al viernes como día de ayuno. Por eso el musulmán debe aferrarse a las normas de la ley islámica, ya sea que comprenda la razón y sabiduría detrás de ellas o no.

Los musulmanes debemos aceptar y poner en práctica las palabras del Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), como Dios dijo (traducción del significado):

“Un verdadero creyente o una verdadera creyente no deben, cuando Allah y Su Mensajero hayan dictaminado un asunto, actuar en forma contraria; y sabed que quien desobedezca a Allah y a Su Mensajero se habrá desviado evidentemente” (Al-Ahzáb, 33:36).

Que Dios nos ayude y te ayude a ti a hacer lo que Él ama y aquello que a Él Le complace.

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios