Sábado 9 Rabii' al Awal 1440 - 17 Noviembre 2018
Español

Refutación de las mentiras acerca del casamiento del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) con ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella)

Pregunta

Leí en un periódico un artículo que se titulaba “Un joven periodista corrige un error de mil años de los eruditos más prominentes”. Lo que decía en este artículo puede resumirse de la siguiente forma:
1 – La idea de que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se casó con la Madre de los Creyentes, ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella), cuando ella tenía 6 años, y consumó el matrimonio con ella cuando tenía 9, basado en el reporte narrado por Al-Bujari, es una idea errada, y el error tiene que ver con la edad de ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) en aquella época.
2 – De las fuentes de investigación histórica en las que se basa el autor del artículo, queda claro que la edad real de ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) cuando el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) consumó el matrimonio con ella, era de 18 años y no de 9.
3 – Este error fue pasado por alto por la inmensa mayoría de los eruditos musulmanes y se afirma que no fue descubierto excepto por este periodista.
Espero que usted pueda explicarme este asunto, y darnos una perspectiva islámica sobre él.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

En primer lugar, hay reportes auténticos que afirman que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se comprometió con ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) y con su padre, Abu Bakr, y consumó el matrimonio con ella cuando ella tenía 9 años. Estos reportes incluyen los siguientes: 

Se narró que ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) dijo:

“El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se comprometió en matrimonio conmigo cuando yo tenía 6 años, y consumó el matrimonio conmigo cuando yo tenía 9. Cuando llegué a Medina y me quedé entre los hijos de Hariz Ibn Jazrach, me sentí enferma. Mi madre, Umm Rumán, llegó cuando yo estaba en una etapa de cambios, y algunos de mis amigos estaban conmigo. Ella me llamó en voz alta y yo acudí, y no sabía qué quería ella. Me tomó por la mano en la puerta de la casa, y yo sentía que me faltaba el aliento hasta que me calmé. Luego ella me trajo agua, me limpió el rostro y la cabeza y me llevó a casa. Allí había algunas mujeres de los auxiliares de Medina que me dieron buenos deseos, bendiciones y buena suerte. Ellas me adornaron y súbitamente vi al Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) a media mañana, y me llevaron con él. En esa época yo tenía 9 años”. Narrado por Al-Bujari, 3894; y Muslim, 1422. 

Se narró también que ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) dijo: “Yo solía jugar con muñecas en presencia del Mensajero de Dios, y tenía amigos que venían a jugar conmigo. Cuando el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) llegaba, ellos se escondían y él los llamaba para que volvieran a jugar conmigo”. Narrado por al-Bujari, 7130, y Muslim, 2440. 

Abu Dawud (4932) registró que ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) volvió de la campaña de Tabuk o de Jaibar. Había una cortina en mi litera. El viento levantó el filo de la cortina y descubrió algunos de mis juguetes. El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “¿Qué es esto, Oh ‘Aa'ishah?”. Le dije: “Mis juguetes”. Él vio entre ellos a un caballo con dos alas hecho con tela, y dijo: “¿Qué es esto que veo aquí entre ellos?”. Yo respondí: “Un caballo”. Él dijo: “¿Y qué es esto que tiene aquí?”. Le dije: “Dos alas”. Entonces él dijo: “Ah, ¿un caballo con alas?”. Le dije: “¿Acaso no has oído que Suleimán tenía caballos con alas?”. Y entonces el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) sonrió tan amplia y gentilmente que yo pude ver sus dientes”. Clasificado como auténtico por al-Albani en Adab Az-Zafaf, pág. 203. 

Al-Hafiz dijo:

“Al-Jattábi dijo que ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) jugaba con estos juguetes porque todavía no había alcanzado la pubertad. Sin embargo yo creo que cual fuera el caso, nosotros no podemos estar seguros de si esto es posible, porque en el tiempo de la campaña de Jaibar, ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) tenía al menos 14 años o estaba cerca de esa edad. Pero en el tiempo de la campaña de Tabuk ella definitivamente tenía más de 14 años, por lo tanto los reportes que indican que esto sucedió durante la campaña de Jaibar son probablemente más correctos”. Fin de la cita. 

La campaña de Jaibar ocurrió en el año séptimo después de la Emigración. 

Muslim (1422) narró de ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se casó con ella cuando ella tenía 9 años, y que ella llevó sus juguetes con ella. Y que él falleció cuando ella tenía 18 años. 

El imam An-Nawawi dijo:

“A lo que se refiere con ‘las muñecas’ es a los juguetes con los que juegan los muchachitos. Esto resalta que ella era joven”. Fin de la cita.

En este reporte ella dice que tenía 7 años, pero en la mayoría de los reportes se afirma que ella tenía 6. La forma de conciliar estos reportes es señalar que ella tenía 6 años y algunos meses, entonces ella solamente mencionaba los años que había cumplido, y a veces contaba el año que estaba por cumplir. Esto fue sugerido por An-Nawawi en Shárh Muslim. 

Ibn Kazír (que Allah tenga misericordia de él) narró que este es un asunto sobre el cual los eruditos de su época estaban de acuerdo, y no se reportó que ninguno de ellos estuviera en desacuerdo. Él dijo: “Las palabras ‘se comprometieron cuando ella tenía 6 años y consumaron el matrimonio cuando ella tenía 9’, son un asunto acerca del cual no hay diferencia de opinión entre nuestros eruditos, como se ha probado en las obras de reportes más auténticos y en otras obras, y el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) consumó el matrimonio con ella dos años después de haber emigrado a Medina”. Fin de la cita de Al-Bidáiah wa an-Niháiah, 3/161. 

Los musulmanes solemos pensar que el consenso de los eruditos está protegido del error, porque la comunidad no podría ponerse de acuerdo en el error. At-Tirmidi (2167) narró de Ibn ‘Umar (que Allah tenga misericordia de él) que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Dios hará que mi comunidad no se ponga de acuerdo en el error”. Clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih al-Yami’, 1848. 

En segundo lugar, el escritor del artículo mencionado sostiene un punto de vista errado. 

Por ejemplo, cita a Ibn Kazír diciendo en Al-Bidaiah wa an-Nihaiah, acerca de los primeros musulmanes: “Entre las mujeres estaba Asma' Bint Abi Bakr y ‘Aa'ishah, cuando ella era pequeña. Ellos se convirtieron al Islam dentro de los tres años. Pero nosotros no hemos encontrado estas palabras en esa obra. Más bien, Ibn Kazir dijo (3/25): “El primer hombre en creer en el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) fue Abu Bakr as-Saddiq. El primer muchacho fue ‘Ali Ibn Abi Tálib, y la primer mujer fue Jadiyah Bint Juwailid”. Fin de la cita. Él no mencionó ni a Asmá' ni a ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ellas). 

De hecho, ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) nació aproximadamente cuatro años después de que la misión del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) comenzara. El autor también dice: 

“Todas las fuentes sin excepción dicen que Asmá' tenía 10 años más que ‘Aa'ishah”. 

Ad-Dahabi dijo en Siyar A’lam an-Nubalá’ 3/522): “Asmá' tenía más de 10 años que ‘Aa'ishah”. Fin de la cita. 

La frase árabe que aquí fue traducida como ‘más de diez’ puede referirse a cualquier número entre los 13 y los 20. 

En tercer lugar, el hecho de que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se haya casado con ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) cuando ella era joven, no tiene nada de extraño. Es bien sabido que la edad en la cual las muchachas alcanzan la pubertad, puede variar de acuerdo a su contextura física, sus genes, el entorno, etc. En las regiones calientes las muchachas alcanzan la pubertad más temprano, mientras que en las regiones frías y especialmente las polares, la pubertad puede demorarse incluso hasta los 20 años. 

At-Tirmidi dijo: “‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) dijo: “Cuando una muchacha llega a los 9 años ya es una mujer”. Fin de la cita de Sunan at-Tirmidi (2/409). 

El imam Ash-Shafi’i dijo: “En el Yemen, vi muchas muchachas jóvenes que habían alcanzado la pubertad”. Fin de la cita de Siyar A’lám an-Nubalá' 10/91). 

Al-Baihaqi (1588) narró que Ash-Shafi’i dijo: “La edad más temprana que yo he oído que una muchacha llegó a la pubertad, fue la mujer de Tihámah, que la alcanzó a los 9 años”. 

Ash-Shafi’i también dijo: “En San’a’ vi a una abuela de algo más de 20 años. Ella alcanzó la pubertad muy joven, se casó y tuvo un hijo, y su hija también llegó a la pubertad muy joven”. Fin de la cita de As-Sunan al-Kubra, por Al-Baihaqi (1/319). 

Basándonos en esto, el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) habría consumado su matrimonio con ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) cuando ella alcanzó la pubertad. 

Para más información por favor consulta la respuesta a la pregunta No. 44990

Lo que debe hacer cualquier persona que hable acerca de cualquiera de las ramas del conocimiento islámico es leer las fuentes, y evitar cualquier punto de vista sesgado o tendencioso. 

El shéij Ibn Taimíyah dijo: “Los puntos de vista sostenidos por los eruditos posteriores, y que fueron desconocidos entre los eruditos tempranos, son proclives a error porque no tienen precedentes”. 

El imam Áhmad Ibn Hánbal dijo:

“Tengan cuidado con los puntos de vista inventados que oigan de cualquier erudito”. Fin de la cita de Maymu' al-Fatáwa, 21/291. 

Le pedimos a Dios que nos muestre la verdad tal como es y nos permita seguirla, y nos muestra la falsedad tal como es y nos permita evitarla.

Enviar comentarios