Miércoles 6 Rabii' al Awal 1440 - 14 Noviembre 2018
Español

¿Son la compilación del Corán y el primer llamado a la oración del viernes, una forma de innovación (bid’ah)?

13478

Fecha de publicación : 27-01-2011

Vistas : 2147

Pregunta

Si la innovación es una desviación, ¿qué hay entonces de la compilación del Corán? ¿Y otras cosas tales como cuando ‘Umar agregó algo al llamado a la oración? Por favor, acláreme esto, pues hay musulmanes que dicen que hay “innovaciones buenas” que están permitidas. ¿Podría relacionar esto con algún reporte del Profeta?

Texto de la respuesta

 Alabado sea Allah

 Para una correcta definición de lo que singifica bid’ah (innovación), por favor consulte las preguntas No. 864, 205, 10843.

 Con respecto a lo que mencionas acerca de la compilación del Corán por parte de Abu Bákr, esto no es una innovación, sino una sunnah (tradición), tal como el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) a la que el Profeta nos encomendó adherirnos cuando dijo: “Les insisto en que se aferren a mi Tradición y a la de mis sucesores rectamente guiados (Los Califas Rectos)”. Narrado por at-Tirmidhi, 2676; Abu Dawud, 4607; Ibn Máyah, 42. Este reporte fue clasificado como auténtico por at-Tirmidhi, por al-Hákim, 1/177; y por al-Albani en Sahih al-Yami’, 2549, del reporte de al-‘Irbád ibn Saaríyah. Esta es una de las sunnas (Tradiciones) de uno de los cuatro Califas Rectos, Abu Bákr as-Siddíq (que Allah esté complacido con él).

 Bid’ah significa buscar adorar a Allah por medio de actos de culto de los que no hay precedentes en la shari’ah. El Corán fue compilado en los corazones de la gente y en tablas por muchos de los compañeros del Profeta (que Allah esté complacido con ellos). Compilarlo todo en un solo libro o en una sola tabla no implica nada que pueda ser denunciado.

 Zaid ibn Zábit dijo, cuando Abu Bákr delegó en él compilarlo: “Busqué el Corán y lo reuní de las piezas (donde estaban escritos sus versos), hojas, parches de cuero, homóplatos de cabra o camello, hojas de palmeras, y de los corazones de los hombres (que lo memorizaron)”.

 Al-Qádi Abu Bákr al-Baaqilláni mencionó la justificación para la acción de Abu Bákr, cuyos cinco puntos más importantes son:

 1 – Que el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no lo hizo por una razón, y que Abu Bákr lo hizo porque existía la necesidad.

 2 – Allah se refirió en el Corán a as-Suhúf al-Uula (las Antiguas Escrituras, al-A’lá 89:19), y afirmó que Muhámmed (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) tenía algo similar en la aleia (traducción del significado):

“Les recita páginas purificadas de un libro exento de falsedades y contradicciones, que contiene preceptos de rectitud y justicia.” (al-Báiyinah 98:2-3).

 Entonces, lo que hizo Abu Bákr fue seguir lo que estaba prescripto por Allah y Su Mensajero.

 3 – Al hacerlo, su intención fue cumplir las palabras de Allah:

 “Ciertamente Nosotros hemos revelado el Corán y somos Nosotros sus custodios” (al-Híyr 15:9).

 El Corán fue preservado por Él, y Él nos dijo que lo preservaría después de haber sido revelado. Parte de Su preservación fue permitirles a los compañeros del Profeta reunirlo y acordar cómo debía regularse su ortografía y puntuación.

 4 – El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) tenía escribas a quienes les dictaba, de tal manera que cada uno pudiera entender de esto lo que debía escribirse y preservarse en las hojas. Si la garantía de Allah de preservarlo hubiera significado que la comunidad no hubiera participado de ella, el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no habría pedido que lo escribieran luego de que Allah revelara que Él garantizaba su preservación. Pero es sabido que la forma en la que Allah lo ha preservado es a través de nosotros y facilitándonos eso, y mostrándonos como debía ser escrito.

 5 – Está probado que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) prohibió viajar con el Corán a la tierra de los enemigos. Esto indica que fue escrito y que la gente solía llevarlo con ellos cuando viajaba.

 Abu Bákr ibn al-‘Arabi dijo: “Esta es la más clara evidencia para quien estudie el asunto”.

 Ver Ahkám al-Qur’án, 2/612.

 Con respecto a que dices que ‘Umar agregó “algo nuevo” al llamado a la oración (adhán), no nosotros no tenemos noticia de nada semejante. Pero quizás tu te refieras al hecho de que ‘Uzmán agregó la primera llamada a las oraciones del yumu’ah (viernes). Esto es correcto, porque en el tiempo del Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), existía un solo adhán, pero cuando ‘Uzmán se convirtió en califa y Medina se hizo más grande, ‘Uzmán pensó que la llamada a la oración debía hacerse antes del tiempo, para que la gente pudiera alistarse para la oración. Esto es lo que es llamado el primer adhán.

 Se narró que as-Sá’ib ibn Yazíd dijo: “En el tiempo del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), Abu Bákr y ‘Umar, el primer llamado del viernes solía ser cuando el imam estaba sentado en el púlpito. Pero durante el tiempo de ‘Uzmán (que Allah esté complacido con él), cuando el número de creyentes se incrementó, agregó el tercer llamado”. De acuerdo a un reporte, ‘Uzmán dio órdenes para el primer llamado. De acuerdo a otro reporte, fue el segundo adhán el ordenado por ‘Uzmán. No hay contradicción aquí, porque es mencionado como el “tercer llamado” en el sentido de que era algo agregado; y el “primero”, en el sentido de que se recitaba antes del adhán y la iqámah; y el “segundo”, en el sentido de que este es un adhán agregado al verdadero adhán, el cual fue pronunciado en la zona de az-Zawrá’. Abu ‘Abd Allah (es decir, al-Bujari) dijo que az-Zawrá’ era un lugar en el mercado de Medina.

 Narrado por al-Bujari, 870.

 Este adhán no es una innovación reprensible, sino que es una de las sunnas (tradiciones) de uno de los sucesores rectamente guiados (los cuatro califas), ‘Uzmán ibn ‘Affán (que Allah esté complacido con él), a la cual el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) nos urgió a apegarnos cuando dijo: “Les insisto que se aferren a mi Tradición, y a la tradición de mis sucesores rectamente guiados”.

 Más aún, hay una buena razón detrás de ello, la cual es alertar a la gente para que se aliste a tiempo para la oración. Y es pertinente señalar que no hay reglas concernientes a este (primer) adhán, tales como la prohibición de comprar o vender o la obligación de ir a la mezquita, y que ‘Uzmán fue sabio al ordenar que este adhán se hiciera en el mercado y no en la mezquita. Esto no es más que un recordatorio para los musulmanes, para hacerles saber que el tiempo de la oración está cerca, porque las casas estaban cada vez más lejos, como mencionamos arriba.

 Por eso se narró que ‘Ali (que Allah esté complacido con él) no hizo esto en Kufa, porque no había necesidad de esto.

 Y Allah sabe más..

Origen: Sheij Muhammed Salih Al-Munajjid

Enviar comentarios