Lunes 11 Rabii' al Awal 1440 - 19 Noviembre 2018
Español

La forma ideal de desearle bendiciones al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él)

Pregunta

Yo le deseo las bendiciones al Profeta entre cincuenta y cien veces al día, de acuerdo a las circunstancias, diciendo: “Allahúmma sálli ‘ala Muhámmadin wa ali Muhámmad (Dios nuestro, bendice a Muhámmad y a la familia de Muhámmad)”. Pero hay algunos musulmanes que me dicen que desearle las bendiciones al Mensajero de Dios en la forma en que yo lo hago es insuficiente. ¿Podría usted decirnos cuál es la forma ideal de enviarle las bendiciones al maestro de la humanidad, y si la forma en que yo lo hago es realmente insuficiente? Que Dios le recompense con el bien.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

Enviarle las bendiciones al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es uno de los grandes actos de culto encomendados por el Islam, y es una de las súplicas más beneficiosas para el musulmán en este mundo y en el Más Allá. Es una manifestación del amor, respeto y veneración que los musulmanes sentimos por el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). 

Con respecto a la forma ideal para enviarle las bendiciones al maestro de la humanidad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), hay varias formas de hacer esto, que puedes encontrar en el libro Sifat Salat an-Nabí, por el shéij Al-Albani (que Allah tenga misericordia de él), pág. 165 en la edición publicada por Maktabat al-Ma’árif en Riadh. Este libro está disponible en inglés bajo el título de “Descripción de La Oración del Profeta”. 

Entre las más autenticadas y mejor conocidas formas, hay dos particularmente que él enseñó a sus compañeros (que Dios esté complacido con todos ellos) cuando se lo preguntaron. Son las siguientes: 

1 – “Allahúmma sálli ‘ala Muhámmad wa ‘ala áli Muhámmad kama sallaita ‘ala Ibrahima wa ‘ala áli Ibrahím, ínnaka hamidun mayid. Allahúmma bárik ‘ala Muhámmad wa ‘ala áli Muhámmad kama barakta ‘ala Ibrahíma wa ‘ala áli Ibrahím, ínnaka hamidun mayid” (Dios nuestro, honra a Muhámmad y a la familia de Muhámmad como honraste a Abrahán y a la familia de Abrahán, ciertamente tú eres Alabadísimo, Majestuoso. Dios nuestro, bendice a Muhámmad y a la familia de Muhámmad como bendijiste a Abrahán y a la familia de Abrahán, ciertamente tú eres Alabadísimo, Majestuoso”. Narrado por al-Bujari (3700) y Muslim (406), del reporte de Ka’b ibn ‘Ayráh (que Dios esté complacido con él). 

2 – “Allahúmma sálli ‘ala Muhámmadin wa ‘ala azwáyihi wa durríyatihi kama barakta ‘ala áli Ibrahím, ínnaka hamídun mayid” (Dios nuestro, honra a Muhámmad y a sus esposas y descendencia como honraste a Abrahán y a la familia de Abrahán, ciertamente eres Alabadísimo, Majestuoso). Narrado por al-Bujari (3369) y Muslim (407) del reporte de Abu Humaid as-Sá’idi (que Dios esté complacido con él). 

El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no escogió sino lo que era más noble y mejor. 

Ver: Rawdat at-Taalibín, por el imam An-Nawawi (11/66); Fáth al-Bári, por Ibn Háyar (11/166); Sifat Salat an-Nabí, por Al-Albani, p. 175; Al-Mawsu’ah al-Fiqhíyah al-Kuwaitíyah, 27/97. 

Es mejor variar las frases usadas, cambiando entre una redacción y entre las más auténticas, a veces recitando una y a veces recitando otra, de tal forma que sigamos el ejemplo del Profeta y este principio coránico bien establecido en la ley islámica, y porque recitar siempre una redacción implicaría descuidar las otras que también han sido probadas como auténticas, y porque hay muchos otros beneficios en alternar las redacciones de esta forma, que no pueden lograrse limitándose a recitar una sola versión. 

Pero debemos señalar que no debemos mezclarlas o combinarlas entre sí, sacando partes de una y agregándoselas a otra, o combinarlas a todas en una sola, porque esto daría como resultado una redacción que no se ha narrado, y eso es contrario a la Tradición Profética, tal como afirmaron los eruditos. 

Ver: Maymu' al-Fatáwa, por el shéij Ibn Taimíyah (22/335, 458; 24/242, 247); Yala’ al-Ifhám, por Ibn al-Qayím (p. 373); Qawá’id Ibn Ráyab (p. 14); Ash-Shárh al-Mumti’, por Ibn al-‘Uzaimín (2/56, 65; 3/29, 98). 

Todo esto tiene que ver con este tópico de cómo enviarle las bendiciones al Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) después del tasháhhud que recitamos en la oración. 

Con respecto a enviarle las bendiciones al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) diciendo “Allahúmma sálli ‘ala Muhámmadin wa ‘ala áli Ibrahím” pero fuera de la oración, si lo que esos musulmanes quisieron decir es que la redacción es más abreviada en comparación con la redacción completa que figura en los reportes, entonces eso es correcto. Pero si lo que quisieron decir es que esa redacción no es válida o que no cuenta como enviarle las bendiciones al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), entonces no es correcto. Enviarle las bendiciones al Profeta de esta forma que lo haces, es correcto y cumple bien su propósito. Los eruditos todavía dicen “Allahúmma sálli ‘ala Muhámmad” o “sálla Alláhu ‘aleihi wa sállam” (Dios nuestro, bendice a Muhámmad y a la familia de Muhámmad), y otras redacciones similares que son todavía más breves que la que mencionaste. Por lo tanto, este es un asunto amplio, hay muchas redacciones aceptables y correctas, no una sola. 

Al-Háfiz ibn Háyar dijo en Fáth al-Bári (11/166) que la mayoría de los eruditos pensaba que cualquier redacción que cumpla el propósito de enviar las bendiciones al Profeta es aceptable, pero dentro de la oración uno debe apegarse a las redacciones que se han narrado, sin omitir ninguna parte ni agregar otra, para asegurarnos de que estamos siguiendo lo que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) enseñó según los reportes más auténticos. 

Pero con respecto a estas redacciones breves, están restringidas a cualquier momento fuera de la oración. Dios dijo (traducción del significado): 

“Ciertamente Allah y Sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pedid bendiciones y paz por él” (Al-Ahzáb, 33:56). 

Los eruditos han afirmado que es desaconsejable enviarle las bendiciones (sálla) y no la paz (salam), o viceversa. Pero si uno las menciona a ambas, o menciona las bendiciones algunas veces y la paz en otras ocasiones, entonces está siguiendo el significado general de este verso. Y Allah sabe más.

Ver Fáth al-Bári, 11/167.

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios