Lunes 16 Muharram 1446 - 22 Julio 2024
Español

¿Es haram vender ropa de mujer?

Pregunta

Tengo algunas tiendas que venden ropa de hombre y de mujer en varios centros comerciales. He leído acerca de las situaciones en las que es permisible vender ropa de mujer, y que no es permisible vender esta ropa si el vendedor sabe que quien la compra va a usarla de formas que Al-lah ha prohibido. Pero, ¿cómo pueden saber el vendedor o los empleados que se van a utilizar de forma prohibida por Al-lah? El vendedor puede encontrarse en una situación en la que no sepa cómo se van a utilizar.

Resumen de la respuesta

Si el vendedor sabe o piensa que lo más probable es que estas prendas vayan a ser utilizadas de forma haram, es decir, que la mujer vaya a vestirlas y adornarse con ellas delante de hombres no mahram, la venta de estas prendas es haram.

Alabado sea Dios.

¿Es haram vender ropa de mujer?

Con respecto a la ropa de mujer que los comerciantes venden en sus tiendas, puede aplicarse uno de los siguientes tres escenarios:

  1. El vendedor sabe o piensa que lo más probable es que estas prendas se utilicen de forma lícita, y no ilícita. No hay nada malo en vender estas prendas.
  2. El vendedor sabe o piensa que es muy probable que estas prendas se usen de manera prohibida, es decir, que la mujer las use y se adorne con ellas frente a hombres no mahram. Entonces, vender estas ropas es haram, porque Al-lah dice (lo que en español se interpreta así): {… pero no cooperen en el pecado y la enemistad…} [Corán 5:2].

El vendedor puede darse cuenta por el tipo de ropa y el estado aparente de la mujer que la compra. Hay algunos tipos de ropa que, por lo general, se sabe que por mucho que una mujer guste de exhibirse (tabarruj) nunca se la pondrá para nadie que no sea su marido, y no puede salir con ella puesta delante de hombres no mahram. Y hay prendas que el vendedor pensará con toda probabilidad —o puede estar seguro— de que quien las compre va a utilizarlas de forma haram.

Lo que el vendedor debe hacer es actuar según lo que sabe o cree más probable con respecto al comprador.

Y las ropas pueden usarse de maneras permisibles o de maneras haram, pero el hecho de que las mujeres vistan el hiyab o que las leyes del país establezcan el uso del hiyab, significa que hay mucho menos probabilidades de que sean usadas de maneras haram, por lo que no hay nada malo en venderlas.

Si el vendedor no está seguro de si estas ropas serán usadas de formas permisibles o haram, porque pueden ser usadas de ambas formas, y no hay evidencia que lo haga estar seguro de ninguna de las dos posibilidades, entonces no hay pecado en venderlas, porque el principio básico es que está permitido venderlas y no es haram, porque Al-lah dice (lo que en español se interpreta así): {… Al-lah permitió el comercio…} [Corán 2:275].

El que las compra debe usarlas en formas que Al-lah ha permitido, y no debe usarlas en formas haram.  

Fatwas de los eruditos sobre la venta de ropa de mujer

Hay algunas fatwas de los eruditos que apoyan lo que hemos dicho anteriormente. Se preguntó a los eruditos del Comité Permanente: ¿Cuáles son las normas sobre el comercio de adornos femeninos y su venta cuando el vendedor sabe que la que los compra se adornará con ellos frente a hombres no mahram en las calles, ya que puede ver cómo ella se muestra frente a él, como es común, desafortunadamente, en algunos lugares?

Ellos respondieron: "No es permisible vender esto si el vendedor sabe que quien lo compra va a usarlo en formas que Al-lah ha prohibido, porque eso es ayudar en el pecado y la transgresión. Pero si sabe que la compradora va a adornarse para su marido con esos artículos, o no sabe nada, entonces le está permitido venderlos" (Fatawa Al Laynah Ad-Da’imah lil Buhuz Al 'Ilmiah wal Ifta’, 13/67).

También se preguntó a los eruditos del Comité Permanente: ¿Cuáles son las normas sobre la venta de cosméticos a las mujeres, sabiendo que la mayoría de las que los usan son mujeres a quienes les gusta exhibirse y son malhechoras que desobedecen a Al-lah y a Su Mensajero, las que usan estas cosas para adornarse para hombres que no son sus maridos —Al-lah no lo permita—?

Ellos respondieron: "Si el asunto es como se describe, no es permisible vendérselos, si el vendedor sabe que será así, porque eso sería cooperar en el pecado y la transgresión, lo cual Al-lah ha prohibido, como dijo (lo que en español se interpreta así): {… pero no cooperen en el pecado y la enemistad…} [Corán 5:2] (Fatawa Al Laynah Ad-Da’imah lil Buhuz Al 'Ilmiah wal Ifta’, 13/105).

También se preguntó a los miembros del Comité Permanente: ¿Cuáles son las normas sobre la venta de diferentes tipos de pantalones ajustados para mujeres, incluidos los vaqueros y los confeccionados con tejidos elásticos, así como los trajes que consisten en un pantalón y una blusa, y la venta de zapatos de mujer con tacones altos, y todo tipo de tintes para el cabello, especialmente los que son específicos para mujeres, y la venta de ropa transparente de mujer, especialmente los confeccionados con gasa, y vestidos de mujer con mangas cortas o vestidos cortos y faldas cortas para mujeres?

Ellos respondieron: "Todo lo que vaya a ser usado de forma haram o que uno piense que puede ser usado de esa forma, es haram fabricarlo, importarlo, venderlo y distribuirlo entre los musulmanes. Esto incluye lo que muchas mujeres hacen hoy en día —que Al-lah las guíe por el buen camino—, de usar ropas transparentes, ajustadas y cortas, lo que implica mostrar sus encantos y su silueta frente a hombres no mahram.

El Sheij Al Islam Ibn Taimiah (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) dijo: "Si parece muy probable que las prendas se usen para cometer pecados, no es permisible venderlas o coserlas para quien las usará con fines pecaminosos e ilícitos. De ahí que sea makruh vender pan y carne a quien se sabe que beberá vino con ellos. Lo mismo se aplica a cualquier cosa permitida si sabes que va a ser utilizada para ayudar a cometer pecados".

Todo comerciante y empresario musulmán debe temer a Al-lah. Aconsejamos a nuestros hermanos musulmanes que no fabriquen ni vendan nada que no sea bueno y beneficioso para ellos, y que abandonen todo lo que sea malo y perjudicial. En lo que es halal hay suficiente para que no tengamos necesidad de lo que es haram.

"Quien teme a Al-lah y cumple con su deber hacia Él, Él le abrirá un camino para salir (de toda dificultad). Y Él le proveerá de (fuentes) que jamás podría imaginar" (At-Talaq, 65:2, 3).

Este consejo es lo que implica la fe, como dice Al-lah (lo que en español se interpreta así): {Los creyentes y las creyentes son aliados unos de otros, ordenan el bien y prohíben el mal…} [Corán 9:71].

Y el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: "La religión es An-Nasiha (el consejo sincero)". Preguntaron: “¿A quién, Mensajero de Al-lah?”. Él respondió: "A Al-lah, a Su Libro, a Su Mensajero, a los líderes de los musulmanes y a su gente común" (narrado por Muslim en su Sahih).

Yarir Ibn 'Abdal-lah Al Bayali (que Al-lah esté complacido con él) dijo: “Juré lealtad al Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él), comprometiéndome a establecer la oración regular y a pagar el Zakat, y a ser sincero con todos los musulmanes" (sahih).

Lo que el Sheij Al Islam Ibn Taimiah quiso decir en las palabras citadas anteriormente ("Por lo tanto, es makruh vender pan y carne a quien sabes que beberá vino con ellos...") es que es makruh en el sentido de haram, como se sabe por sus fatwas sobre otros temas" (Fatawa Al Laynah Ad-Da’imah lil Buhuz Al 'Ilmiah wal Ifta’, 13/109).

Y Al-lah sabe más.

Origen: Islam Q&A