Jueves 7 Rabii' al Awal 1440 - 15 Noviembre 2018
Español

¿Debe demorar la peregrinación mayor para complacer a su madre?

Pregunta

Algunos días atrás leyendo el Corán en el capítulo ‘Imrán, leí las palabras de Dios que afirman que los hombres deben hacer la peregrinación por la causa de Dios. Este es mi último semestre estudiando en Estados Unidos, y tengo algo de dinero, y quisiera hacer la peregrinación. Sin embargo temo que si gasto este dinero en la peregrinación y mi madre llega a enterarse, se pondrá muy mal. A ella no le gusta que yo sea practicante del Islam. Por otro lado, yo no sé si voy a tener otra oportunidad de hacer la peregrinación en el futuro. El dinero para mis estudios proviene del gobierno kazajistaní, y este es mi último semestre aquí. En otras palabras, después de que termine de estudiar aquí, si Dios quiere, deberé volver a Kazajistán para trabajar para el gobierno por 5 años, y no sé si tendré riquezas suficientes en Kazajistán para hacer la peregrinación. ¿Qué piensa usted que debo hacer? Por otro lado, si Dios quiere y yo ahorro este dinero, volvería a casa y probablemente compre un automóvil, para que mi madre por lo menos tenga una mejor posición económica. Ella me crió sola desde que yo tenía 3 años, ya que mi padre falleció entonces. Yo sé cuán difícil fue para ella criarme sola sin un marido, sin ni siquiera buenos parientes. Que Dios le recompense y que admita a su familia en el Paraíso.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

La peregrinación mayor es uno de los deberes obligatorios del Islam, y no es permisible para el musulmán que es capaz de cumplirla, demorarla. Tampoco debe el musulmán ninguna obediencia a ningún ser creado si eso implica una desobediencia al Creador. 

Dios dijo (traducción del significado): 

“Es una obligación para los hombres peregrinar a esta Casa si se encuentran en condiciones de hacerlo [físicas y económicas]. Y quien niegue lo que Allah ha prescripto, sepa que Allah prescinde de todas las criaturas” (Ali ‘Imrán, 3:97). 

El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “El Islam fue construido sobre cinco (pilares): atestiguar que no hay más divinidad excepto Dios y que Muhámmad es el Mensajero de Dios, establecer la oración, pagar la caridad obligatoria, ayunar en Ramadán, y peregrinar a la Casa de Dios”. 

Por lo tanto, no es permisible para ti ni para ningún musulmán complacer a tu madre desobedeciendo a Dios. Ciertamente, tu deber es honrarla y tratarla con dulzura, pero no de esta forma, no desobedeciendo a Dios. Cualquiera que complace a la gente defraudando a Dios, Dios lo defraudará a él y hará que la gente también lo defraude.

Origen: Shéij ‘Abd el-Karím al-Judair

Enviar comentarios