Miércoles 6 Rabii' al Awal 1440 - 14 Noviembre 2018
Español

La edad que debe tener un animal para ser ofrecido en sacrificio por el peregrino o por el musulmán durante la Festividad del Sacrificio

Pregunta

¿Hay alguna edad específica para el animal que ha de ofrecer en sacrificio el peregrino, según la cual no sea permisible sacrificar un animal menor que eso? ¿Cuál es el significado de las palabras de Dios (traducción del significado): “Y completad la peregrinación mayor y menor por la causa de Dios. Pero en caso de que algo os impidiese completarla, sacrificad el animal que podáis como ofrenda [camello, vaca, cordero o cabra]. No os rasuréis vuestras cabezas hasta que llegue su momento [el Día del Sacrificio]. Si alguien de vosotros estuviere enfermo o sufriere una dolencia en su cabeza [y se rasurase] deberá expiar ayunando [tres días], o dando limosna [para alimentar a seis pobres], o sacrificando [un cordero]. Si hay seguridad [en el camino], entonces, quien haga la ‘Umrah primero y luego la peregrinación que sacrifique el animal que pueda, y si no encuentra qué sacrificar o no dispone de medios deberá ayunar tres días durante la peregrinación y siete a su regreso: diez días completos. Esto es para quienes no viven en las proximidades de la Mezquita Sagrada. Temed a Allah y sabed que Allah es severo en el castigo” (Al-Báqarah, 2:196)?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

La evidencia textual indica que lo que es aceptable en el caso de la oveja es que haya alcanzado al menos seis meses; en el caso de la cabra, que haya alcanzado un año de edad; en el caso del ganado vacuno, que haya llegado a los dos años; y en el caso del camello, que haya llegado a los cinco años. Cualquier animal más joven de esta edad no es aceptable como sacrificio, ya sea durante la peregrinación mayor o menor, o durante la Festividad del Sacrificio. Esto es lo que significa “que sacrifique el animal que pueda”, porque los textos del Corán y la Tradición Profética se explican unos a otros. 

Y Allah es la Fuente de toda fuerza. Que Dios bendiga y otorgue la paz a nuestro Profeta Muhámmed, a su familia y a sus compañeros”. Fin de la cita. 

 Shéij ‘Abd el-‘Azíz ibn Baaz, shéij ‘Abd er-Razzáq ‘Afifi, shéij ‘Abd Allah ibn Gadián, shéij ‘Abd Allah ibn Qa’úd.

Fatáwa al-Láynah ad-Dá'imah, 11/376

Enviar comentarios