Miércoles 13 Rabii' al Awal 1440 - 21 Noviembre 2018
Español

¿Designó el Profeta a ‘Ali como su sucesor (Califa)?

12103

Fecha de publicación : 06-11-2015

Vistas : 922

Pregunta

¿Cuáles son las normas sobre la gente que reclama que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) designó a ‘Ali (que Dios esté complacido con él) como su sucesor, y dicen que el resto de los compañeros del Profeta conspiraron contra él?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

Esta opinión no es conocida entre ningún grupo entre los musulmanes excepto los shí’as, y es un punto de vista falso que no tiene bases en los reportes auténticos provenientes del Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Por el contrario, abundante evidencia nos muestra que el sucesor después del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) era Abu Bákr as-Siddíq (que Dios esté complacido con él y con todos sus compañeros). Pero el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no mencionó que lo designara en ningún sentido definitivo; más bien, dio órdenes que indicaban que, cuando le pidió que dirigiera a la gente en la oración mientras él Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) estaba enfermo, y cuando le habló acerca del liderazgo de la comunidad musulmana después de su muerte, diciéndole: “Dios y los creyentes sólo aceptarán a Abu Bákr”. Por eso los compañeros (que Dios esté complacido con ellos) juraron su lealtad a Abu Bákr y estuvieron unánimemente de acuerdo en que Abu Bákr era el mejor entre ellos. Se relató en un reporte de Ibn ‘Umar (que Dios esté complacido con él) que los compañeros del Profeta solían decir durante la vida del Profeta: “Los mejores de nuestra comunidad después del Profeta son Abu Bákr, luego ‘Umar, y luego ‘Uzmán”. Y el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) aprobaba que dijeran eso.

Varios reportes corroborados por múltiples cadenas auténticas de transmisión (mutawátir) prueban que él solía decir: “Los mejores de esta comunidad después de su Profeta, son Abu Bákr y ‘Umar”. Y él (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) también solía decir: “Nadie es traído ante mí dándome preferencia sobre ellos, sin que lo haga azotar con una pena corporal por decir mentiras”.

‘Ali ibn Abi Tálib (que Dios esté complacido con él) nunca dijo que él fuera el mejor de esta comunidad, o que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) lo hubiera designado a él como su sucesor. Él nunca le dijo que sus compañeros (que Dios esté complacido con ellos) lo hubieran traicionado o hubieran usurpado sus derechos. Cuando Fátima (que Dios esté complacido con ella) falleció, él ofreció a Abu Bákr un segundo juramento de lealtad, como confirmación del primero, para demostrarle a la gente que él estaba con la comunidad y que no tenía reservas en su corazón contra jurarle obediencia a Abu Bákr (que Dios esté complacido con él). Cuando ‘Umar ibn al-Jattáb fue apuñalado, él designó a seis de aquellos a quienes el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) había garantizado el Paraíso antes que murieran, para que designaran al sucesor de ‘Umar; entre estos seis estaba ‘Ali, quien jamás denunció a ‘Umar, ya fuera durante su vida o durante su muerte. ‘Ali no dijo que él tuviera más derecho que ninguno de ellos al califato, por lo tanto, ¿cómo puede tener alguien derecho a decir mentiras acerca del Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y decir que él lo designó a ‘Ali como califa? ‘Ali mismo nunca hizo tal afirmación, y ninguno de los compañeros del Profeta lo dijo tampoco. Más bien, estuvieron unánimemente de acuerdo en que el califato de Abu Bákr, de ‘Umar y de ‘Uzmán eran válidos; ‘Ali reconoció eso y cooperó con todos en la guerra, las asambleas, etc. Más aún, los musulmanes después los compañeros del Profeta estuvieron de acuerdo en que los compañeros del Profeta habían acordado eso. Después de todo, no es permisible para ningún grupo, sean los shi’as u otros, afirmar que ‘Ali fue designado como sucesor del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), o que los califatos antes de él eran falsos. De la misma forma, nadie tiene el derecho de decir que los compañeros del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) traicionaron, conspiraron, o le robaron sus derechos a ‘Ali (que Dios esté complacido con él). Más bien, esto es una forma de falsedad, y una forma de pensar mal de los compañeros del Mensajero de Dios, incluyendo a ‘Ali (que Dios esté complacido con él).

Dios ha protegido a la comunidad de Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) evitando que se ponga de acuerdo en el error. Se ha narrado en un reporte auténtico y en muchos otros reportes que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Un grupo de mi comunidad continuará aferrándose a la verdad y prevalecerá”. Es imposible que la generación más noble de la comunidad se ponga de acuerdo en la falsedad, supuestamente el califato de Abu Bákr, ‘Umar y ‘Uzmán. Nadie que crea en Dios y en el Último Día dirá esto, y nadie que tenga el conocimiento más básico de la historia y las normas del Islam diría esto.

Origen: De los dictámenes legales del Shéij ‘Abd el-‘Azíz ibn Baaz, en Kitab Fatáwa al-Islamíyah, 1/46

Enviar comentarios