Miércoles 11 Shawal 1441 - 3 Junio 2020
Español

¿Está prescripto en el Islam dar un discurso o una exhortación ante una tumba?

Pregunta

¿Está prescripto en el Islam dar un discurso o una exhortación ante el sitio de una tumba? Hemos oído que alguna gente dice que esto fue narrado del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y que es una sunnah.

Texto de la respuesta

 Alabado sea Allah.

 El punto de vista de que nada de esta clase fue transmitido no es correcto, ni tampoco el punto de vista de que es una sunnah.

 No hay ningún reporte de que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) soliera pararse ante el sitio de la tumba o en el cementerio cuando se celebra salat al-yanazah (cuerpo preparado para ser enterrado) era traído y exhortara a la gente como si estuviera dando un discurso similar al del día viernes. Esto es lo que hemos oído que hace alguna gente, pero esto es bid’ah (una innovación) y puede conducir en el futuro a desviaciones más serias. Puede conducir con el tiempo a que el orador se dirija al fallecido. Por ejemplo, si el fallecido fue un malhechor, el orador podría decir: “Miren a este hombre, ayer solía jugar y burlarse, ayer él solía hacer tal y tal cosa, pero ahora está en esta tumba siendo traído para la Cuenta”. O puede decir sobre un hombre de negocios: “Miren a tal y tal, ayer estaba disfrutando palacios, autos y sirvientes, y ahora está en esta tumba”.

 Pensamos que no debe haber ningún predicador orando ante las tumbas, porque esto no es una sunnah. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no permaneció luego del entierro del fallecido, ni se dirigió a la gente durante ni mientras esperaban el entierro, y no hemos tenido noticias de que alguien haya hecho esto de entre aquellos que nos precedieron, quienes estuvieron más cerca de la sunnah que nosotros. Ni tampoco nos ha llegado reporte alguno de que hayan hecho esto los califas que les precedieron. La gente durante el tiempo de Abu Bakr, ‘Umar, ‘Uzmán y ‘Ali no hicieron esto según sabemos, y la mayor guía es la de aquellos que nos precedieron, si están de acuerdo a la verdad. Con respecto a la exhortación que puede ser parte de una conversación normal durante una reunión, no hay nada incorrecto en eso, porque se ha narrado en al-Sunan que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) salió a Baqi’ al-Garqad (el cementerio de Medina) cuando alguna gente estaba enterrando a un muerto. El fallecido no estaba aún colocado en el lahd (nicho en el sitio de la tumba) y ellos estaban todavía cavando su tumba. Él se sentó y sus compañeros se sentaron alrededor de él, y él comenzó a hablarles acerca de lo que sucedía a la persona cuando muere y es enterrada. Él les habló con calma, no dándoles un sermón ni exhortación.

 También se narró en el Sahih al-Bujari y en otros reportes que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “No hay ninguno de entre vosotros para quien su lugar en el Paraíso o en el Infierno no haya sido decretado”. Ellos dijeron: “Oh, Mensajero de Allah, ¿acaso no podremos confiar en ello? Y él respondió: “No; esfuércense, porque cada persona será capaz de hacer aquello para lo cual fue creada”.

 El punto es que la clase de exhortación en que un hombre se para frente a un grupo y da un sermón durante el entierro o luego de él no es una sunnah, y no es apropiado por las razones mencionadas. Sobre una exhortación que no tome la forma de un sermón o discurso, tal como cuando un hombre se sienta junto con sus compañeros y dice algunas palabras apropiadas para la ocasión, esto es bueno y significa seguir el ejemplo del Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él).

Origen: Liqaa’át al-Bab il-Maftuh por el Shéij Ibn ‘Uzaimín, 2/55-56.

Enviar comentarios