Miércoles 6 Rabii' al Awal 1440 - 14 Noviembre 2018
Español

El reporte sobre la trompeta sonada en el 15 de Ramadán si cae viernes

132280

Fecha de publicación : 27-06-2015

Vistas : 907

Pregunta

He leído un reporte y me estaba preguntando si es auténtico o no. Según él, el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “En el 15 de Ramadán, la noche antes del viernes habrá un soplo de trompeta que causará pánico y que despertará a todo el que esté dormido, sobresaltará al que esté despierto, sacará a las jovencitas de sus casas, y habrá abundantes terremotos”. Espero que usted pueda responderme esto, si Dios quiere.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

Este reporte es extraño, y fue rechazado por los eruditos, no es auténtico. No fue narrado a través de ninguna vía de transmisión aceptable y no se ha probado que estas fueran palabras del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). La realidad también confirma que el reporte es falso y rechazable. A menudo en el pasado sucedió que el quinceavo de Ramadán caía un viernes, y ninguna de estas cosas sucedió, otra razón más por la que los eruditos lo catalogaron como falso e inventado. 

Al-‘Aqili (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“No hay base para este reporte en ningún reporte que provenga de un narrador confiable o de alguna cadena de transmisión confiable”. Fin de la cita de Ad-Du’afá al-Kabir, 3/52. 

Ibn al-Yawzi dijo en un capítulo separado que tituló Zuhur al-Ayat fi ash-Shuhur (Surgimiento de los Signos en los Meses):

“Este reporte es inventado y falsamente atribuido al Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él)”. Fin de la cita de Al-Mawdu’at, 3/191. 

Ibn al-Qayím (que Allah tenga misericordia de él) lo mencionó en Al-Manar al-Munif (pág. 98), entre otros reportes dudosos que hablan de eventos futuros. Dijo:

“Tales reportes que dicen que en Ramadán habrá un temblor que despertará al durmiente, que sentará al que está de pie y que sacará a las jovencitas de sus casas; en Shawwal habrá problemas; que en Dhu ul-Qa’idah las tribus se diferenciarán unas de otras; que en Dhu ul-Híyyah habrá derramamiento de sangre; y el reporte que dice que a mediados de Ramadán en la noche del viernes, setenta mil se desvanecerán y setenta mil quedarán sordos…”. Fin de la cita. 

El shéij Al-Albani (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Es un reporte fabricado. Fue narrado por Nu’aim Ibn Hammad en al-Fitán (169/1), y a través de él por Abu ‘Abdullah al-Hákim, 4/517-518; y por Abu Nu’aim en Ajbar Asbahán (2/199).

Ibn Wáham nos reportó de Maslama Ibn ‘Ali, de Qatádah de Ibn al-Musaiab, de Abu Hurairah, en un reporte atribuido al Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él).

Al-Hákim dijo:

“Este reporte es extraño en su texto. No hay nada seguro acerca de Maslamah y no puede establecerse una prueba en base a este reporte”.

Ad-Dahabi dijo:

“Yo creo que este reporte es inventado. Maslamah carece de valor, y sus reportes son rechazables”.

Este reporte también fue narrado por otras cadenas de transmisión, que fueron mencionadas por As-Suiuti en Al-La’ali (2/387-388):

“Todas son defectuosas. Algunas son más largas y otras son más cortas. La más larga de ellas es el reporte de Ibn Mas’ud”.

El shéij Al-Albani citó otra versión del reporte:

“En Ramadán habrá un estrépito”. Le preguntaron supuestamente al Profeta: “¿Al comienzo, en el medio, o al final?”. Respondió: “No, será más bien a mediados de Ramadán, si la noche del 15 es la noche del viernes. Habrá un estrépito de los cielos, por el cual setenta mil se desvanecerán, setenta mil quedarán mudos, setenta mil quedarán sordos, y setenta mil quedarán ciegos”. Le preguntaron: “¿Quiénes en tu comunidad estarán a salvo?”. Respondió: “Aquellos que se queden en sus casas, busquen refugio en Dios a través de la postración, y magnifiquen a Dios en voz alta. Luego el estrépito será seguido por un segundo. El primero será la voz de Gabriel, y el segundo será la voz de Satanás. El sonido en Ramadán, la tribulación en Shawwal, la separación de las tribus en Dhu ul-Qa’idah, el asalto a los peregrinos en Dhu ul-Híyyah”. Le preguntaron: “¿Y en Muhárram, qué sucederá en Muhárram?”. Respondió: “El comienzo de este mes será una calamidad para mi comunidad, y cuando finalice será un alivio. Un camello para montar que un creyente pueda usar para escapar de la confusión será mejor para él que la tierra fértil y las casas en las cuales podría vivir cien años”.

Luego el shéij Al-Albani (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Es inventado. Fue narrado por At-Tabarani en Al-Mu’yam al-Kabir (18/332/853), a través de Ibn al-Yawzi en al-Mawdu’at (3/191), a través de ‘Abd el-Wahháb Ibn ad-Dahhák: “Isma’il Ibn ‘Ayash nos dijo, de Al-Awza’i, de ‘Abdah Ibn Abi Lubabah, de Fairuz ad-Dailami, en un reporte atribuido al Mensajero de Dios”. Ibn al-Yawzí dijo: “Este reporte no es auténtico”.

Al-‘Aqili dijo: “’Abd el-Wahháb carece de valor”. Ibn Ibbán dijo: “Él solía robar reportes, no es permisible citarlo como evidencia”. Ad-Daráqtuni dijo: “Su reporte es extraño, y con respecto a Isma’il, es un narrador débil. ‘Abdah no conoció a Fairuz, y Fairuz no conoció al Mensajero de Dios”. Fin de la cita de As-Sílsilah ad-Da’ifah (No. 6178 y 6179).

El Shéij ‘Abd el-‘Azíz ibn Baaz (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“He oído que algún ignorante está distribuyendo panfletos que incluyen reportes falsamente atribuidos al Mensajero de Dios. Estos reportes falsos incluyen lo siguiente:

Se narró que Ibn Mas’ud dijo: “Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Si suena una trompeta en Ramadán, habrá tumultos en Shawwál, diferencias entre las tribus en Dhu ul-Qa’idah, derramamiento de sangre en Dhu ul-Híyyah. ¿Y qué será de Muhárram? Qué cosa tan terrible sucederá entonces. La gente será asesinada en grandes números”. Le preguntaron: “¿Qué es el soplo de la trompeta, Oh Mensajero de Dios?”. Respondió: “Sucederá a mitad de Ramadán en la noche antes del viernes. Habrá un temblor que despertará al durmiente, hará sentar al que estaba de pie, y hará salir a las jovencitas de sus casas en la noche antes del viernes, en un año en que habrá abundantes terremotos y un frío severo. Si eso coincide con el Ramadán de ese año, en la noche antes del viernes, entonces cuando hayan rezado la oración del alba en un viernes a mediados de Ramadán, entren en sus casas y cierren las puertas, bloqueen las ventanas, cúbranse con una manta y tápense los oídos. Cuando oigan la trompeta póstrense en el suelo ante Dios y digan: “Gloria al Santísimo, gloria al Santísimo, nuestro Señor es el Santísimo”, porque quien haga esto será salvado y quien no lo haga, será condenado”.

No hay bases para este reporte, más bien es falso e inventado. Los musulmanes hemos visto ya muchos años en los cuales la noche antes del viernes caía en medio de Ramadán, pero nada de lo que se ha mencionado en este falso reporte sobre el soplo de la trompeta y todo lo demás ha sucedido, alabado sea Dios. Así cualquier musulmán que se encuentre con estas palabras sepa que no es permisible propagar estos reportes falsos. Quien se lo encuentre escrito en un papel debe destruirlo, y debemos alertar a los musulmanes de que este reporte es falso. Es bien sabido que los musulmanes debemos temer a Dios en todas las épocas y tener cuidado de lo que Dios nos ha prohibido hasta el final de nuestra vida, como Dios, glorificado y exaltado sea, dijo a Su Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él):

“Y adora a tu Señor hasta que te llegue la certeza [la muerte]” (Al-Híchr, 15:99).

Lo que significa ‘lo seguro’ aquí, es la muerte. Dios dijo (traducción del significado):

“¡Oh, creyentes! Teman a Dios como Él merece ser temido. Y no mueran sino siendo musulmanes, en completa sumisión a Dios” (Al-Báqarah, 2:132).

Y el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Teme a Dios donde sea que estés, y sigue a una mala obra con una buena obra para borrarla, y muestra una buena actitud hacia la gente”.

Los versos y reportes que hablan de nuestra obligación de temer a Dios, de aferrarnos a la verdad y de tener cuidado con lo que Dios nos ha prohibido, tanto en Ramadán como en otros momentos, son muchos y bien conocidos.

Que Dios ayude a los musulmanes a hacer lo que a Él le complace, y que Él nos conceda la comprensión de nuestra religión, y que nos proteja de la confusión y de aquellos malvados e ignorantes que nos convocan a la falsedad. Porque Dios es Munificente, el Más Generoso. Que Dios bendiga y otorgue la paz a nuestro Profeta Muhámmad, a su familia y a sus compañeros”. Fin de la cita de Maymu' al-Fatáwa Shéij ‘Abd el-‘Azíz ibn Baaz, 26/339-341.

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios