Martes 3 Yumada az Zaniah 1441 - 28 Enero 2020
Español

Significado de pensar positivamente de Allah y ejemplos prácticos de ello

Pregunta

Allah, Exaltado sea, dijo en el hadiz qudsí: “Soy como mi siervo cree que soy...” ¿Esto significa que si una persona piensa que la misericordia de Allah es mayor que su castigo, será tratado sobre la base de la misericordia más que sobre la base del castigo, y viceversa? ¿Cómo se debería alcanzar el equilibrio a la luz de este hadiz?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

En primer lugar:

Pensar positivamente de Allah, Exaltado sea, es un gran acto de adoración del corazón, pero muchas personas no lo han entendido correctamente. Explicaremos el punto de vista de los seguidores de la tradición profética con respecto a este acto de adoración, y cómo las primeras generaciones lo entendieron y lo pusieron en práctica.

Pensar positivamente de Allah, Exaltado sea, significa creer en lo que es apropiado para Allah, Exaltado sea, en cuanto a nombres, atributos y acciones; confiando en el gran impacto que tienen en su creación, como creer que Allah, Exaltado sea, otorga misericordia a quienes lo merecen y los perdona si se arrepienten y se vuelven a Él, y que Él acepta sus actos de obediencia y adoración. También es creer que Allah, Exaltado sea, posee gran sabiduría y Su sapiencia está presente en todo lo que quiere y decreta.

Si alguien cree que pensando positivamente de Allah, Exaltado sea, no tiene que esforzarse, está equivocado y no ha entendido este acto de adoración correctamente. Pensar positivamente de Allah no puede ser sano cuando uno no está haciendo actos obligatorios o cuando está cometiendo pecados. Quien piense así se está engañado, su esperanza es una esperanza censurable. Esta persona es similar a la secta Muryiʻah que fueron innovadores, y se sienten seguros del plan de Allah. Todos estos problemas son tan serios que pueden llevar a uno a la ruina.

Ibn al-Qaiyím (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Esto resalta la diferencia entre pensar positivamente de Allah y ser engañado. Si pensar positivamente acerca de Allah motiva a una persona a esforzarse en hechos justos y lo incita, lo ayuda y lo impulsa a hacer tales actos, entonces es lógico. Si le provoca pereza y persistir en el pecado, entonces está engañado. Pensar positivamente de Allah es esperanza, así que si la esperanza de una persona en Allah lo impulsa a serle obediente y lo disuade de desobedecerlo, entonces es una buena esperanza. Si él justifica su negligencia sobre la base de la esperanza, y su esperanza lo lleva a ser negligente y descuidado, entonces está engañado.

Al-Yawáb al-Káfi (p. 24).

El Shéij Sálih al-Fauzán (que Allah lo proteja) dijo:

Pensar positivamente de Allah debe ir acompañado de evitar el pecado; de lo contrario, se trata de sentirse seguro del plan de Allah. Pensar positivamente de Allah mientras el creyente toma medidas que conducen al bien y se abstiene de lo que conduce al mal, constituye el tipo de esperanza digna alabar.

En el lado opuesto está la esperanza digna de culpa y el hecho de sentirse seguro del plan de Allah: cuando la persona piensa positivamente de Allah pero no cumple con los deberes obligatorios y cae en acciones prohibidas (haram).

Al-Muntaqa min Fatawa ash-Shéij al-Fauzán (2/269).

En segundo lugar:

El principio básico para el musulmán es que siempre debe pensar positivamente de su Señor, Exaltado sea. Existen dos tipos de situaciones en las que se requiere aún más que el musulmán piense bien de su Señor, Exaltado sea:

  1. Al hacer actos de obediencia.
  2. En tiempos de calamidad y cuando se acerca la muerte

Sobre el primer punto: al hacer actos de obediencia:

Abu Hurairah (que Allah esté complacido con él) narró: El Profeta (paz y bendiciones sean con él) dijo: “Allah, Exaltado sea, dice: “Soy como mi siervo piensa que soy, y estoy con él cuando se acuerda de Mí. Si Me recuerda en sí mismo, lo recuerdo en Mí mismo; si me recuerda en una reunión, lo recuerdo en una reunión mejor que esa; si él se acerca a Mí un palmo, Yo me acerco a él un brazo de distancia; si él se acerca a Mí un brazo, Yo me acerco a él una longitud de brazas; si viene a Mí caminando, voy a él corriendo”.

Narrado por al-Bujari (7405) y Muslim (2675).

Cabe señalar que en este reporte la conexión entre pensar positivamente de Allah y hacer acciones justas es muy clara. También se exhorta al recuerdo de Allah, Glorificado y Exaltado sea, y a acercarse a Él haciendo actos de obediencia. Entonces, quienquiera que piense bien de su Señor, Exaltado sea, estará motivado a hacer buenas obras.

Al-Hasan al-Basri (que Allah tenga misericordia de él) dijo: En verdad, el creyente piensa positivamente de su Señor, por tanto, hace actos justos; el malhechor piensa negativamente de su Señor, por tanto, comete actos malvados.

Narrado por Ahmad en Az-Zuhd (p. 402).

Ibn al-Qaiyím (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Quien reflexione sobre el asunto adecuadamente se dará cuenta de que pensar positivamente de Allah conducirá al creyente a hacer acciones justas, porque la única razón para hacer acciones justas es pensar positivamente de su Señor y creer que Él aceptará sus obras y lo recompensará por ellas. Entonces, lo que lo motiva a hacer buenas obras es pensar positivamente sobre Allah. Por ende, cuanto más piense positivamente de Él, mejores serán sus actos. Pero pensar positivamente de Allah mientras se siguen caprichos y deseos es una especie de auto engaño.

En resumen: pensar positivamente de Allah solo puede ir acompañado de tomar medidas y esforzarse por salvarse. Pero si una persona sigue el camino de la fatalidad, eso no se puede llamar pensar positivamente de Allah.

Al-Yawáb al-Káfi (p. 13-15).

Abu al-‘Abbás al-Qurtubi (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Pensar positivamente de Allah es que Él responderá cuando el creyente haga súplicas (du‘a), pensar que aceptará el arrepentimiento cuando uno se arrepienta, que Él perdonará cuando se busque Su perdón, que Él aceptará buenas obras cuando se hagan de acuerdo con las condiciones prescritas, y creer firmemente que Su promesa es verdadera y Su gracia abundante.

Digo: Esto es respaldado por las palabras del Profeta (paz y bendiciones sean con él): “Invoca a Allah estando seguro de que te responderá”. Narrado por at-Tirmidhi con una cadena de transmisión auténtica (isnád sahih). Esta actitud también es importante en el caso del arrepentimiento y la búsqueda de perdón, y en el esfuerzo por cumplir lo debido, teniendo la certeza de que Allah, Exaltado sea, acepta nuestros actos y perdona nuestros pecados, porque Allah, Exaltado sea, ha prometido aceptar el arrepentimiento sincero y las obras justas.

Pero si una persona hace estos actos creyendo o pensando que Allah, Exaltado sea, no los aceptará y que no lo beneficiarán en nada, se trataría entonces de desesperación de la misericordia y la gracia de Allah, que constituye uno de los más graves entre los pecados mayores. El que muera en ese estado se encontrará con el destino que esperaba.

Ahora bien, esperar el perdón y la misericordia mientras se persiste en el pecado, es una actitud basada en el desconocimiento y el engaño, y es similar al camino de la Muryiʻah.

Al-Mufhim Sharh Muslim (7/5,6).

Sobre el segundo punto: en tiempos de calamidad y cuando se acerca la muerte.

Se narró que Yábir (que Allah esté complacido con él) dijo: Escuché al Profeta (la paz y las bendiciones sean con él), tres días antes de morir, decir: “Ninguno de ustedes debería morir, excepto pensando positivamente de Allah”. Narrado por Muslim (2877).

En al-Mausu‘ah al-Fiqhíyah (10/220) dice:

El creyente está obligado a pensar positivamente de Allah, Exaltado sea, y el momento en que es más esencial pensar así es cuando ocurre una calamidad, y en el momento de la muerte. Al-Hattáb dijo: Se recomienda a la persona agonizante que piense positivamente de Allah, Exaltado sea. Aunque pensar bien sobre Allah se enfatiza particularmente en el momento de la muerte y durante la enfermedad, el creyente debe pensar de este modo en todo momento. Fin de la cita.

Ver: Sharh Muslim por an-Nawawi (17/10).

Queda claro que pensar positivamente acerca de Allah, Exaltado sea, no debe ir acompañado del incumplimiento de los deberes obligatorios o de cometer pecados. Quien piense que eso lo beneficiará no ha afirmado para Allah, Exaltado sea, Sus nombres, atributos y acciones de la manera adecuada, y así está siguiendo un camino que puede conducirlo a la condena. Los creyentes que conocen a su Señor, hacen buenas obras y piensan positivamente de Él, creyendo que Él aceptará esas obras de ellos, y piensan positivamente de su Señor en el momento de la muerte, creyendo que Él los perdonará y tendrá piedad de ellos, aunque tengan defectos, esos creyentes tienen la esperanza de que Él, Exaltado sea, les conceda aquello que ha prometido.

Y Dios sabe mejor.

Enviar comentarios