Miércoles 13 Rabii' al Awal 1440 - 21 Noviembre 2018
Español

Normas sobre girar la cabeza a la derecha y a la izquierda al decir el llamado a la oración cuando se está frente a un micrófono

154777

Fecha de publicación : 19-07-2017

Vistas : 508

Pregunta

Se ha probado que cuando Bilal (que Dios esté complacido con él y con todos sus compañeros) hacía el llamado a la oración, ponía los dedos en su oreja y decía “Háiya ‘ala as-salah, háiya ‘ala al-falah” girando la cabeza hacia la derecha, y luego hacia la izquierda. El punto de vista de que hacer esto es recomendable, ¿se aplica a quien hace el llamado a la oración frente a un micrófono y tiene los medios necesarios para amplificar su voz, o cae bajo las normas de conductas rituales que deben hacerse en la manera prescripta?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

Girar la cabeza al decir “Háiya ‘ala as-salah, háiya ‘ala al-falah” cuando hacemos el llamado a la oración es parte de la Tradición Profética, a causa del reporte registrado por Muslim (777), de Abu Yuhaifah, quien dijo: “Fui a ver al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) en La Meca cuando estaba en Al-Abtáh, en una carpa roja que tenía. Bilal le trajo agua para hacer la ablución, y el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) salió portando una túnica roja. Es como si pudiera ver todavía la blancura de sus pies. Luego hizo la ablución, y hubo gente que se apresuró a buscar parte del agua que dejaba, por veneración que sentían por él, para salpicarla sobre ellos y sobre otros. Luego Bilal hizo el llamado a la oración, y yo vi cómo movía su cabeza de un lado a otro, a la derecha y a la izquierda, cuando decía “Háiya ‘ala as-salah, háiya ‘ala al-falah”. 

Al-Bujari registró una versión más breve (598). 

De acuerdo a la versión registrada por An-Nasá'i: “Bilal salió e hizo el llamado a la oración, y volvía su cabeza sucesivamente hacia la derecha y la izquierda”. 

Este gesto de girar la cabeza hacia la derecha y hacia la izquierda tenía el objetivo de que su voz llegara más lejos y en todas direcciones, y por eso también se suele hacer el llamado a la oración desde un lugar alto. En consecuencia, algunos eruditos sostuvieron el punto de vista de que quien hace el llamado a la oración frente a un micrófono o megáfono y no tiene necesidad de ello, no hace falta que realice el gesto de girar la cabeza a la derecha y la izquierda.

El Shéij Muhámmed ibn al-‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Debemos señalar que la sabiduría detrás del gesto de girar la cabeza hacia la derecha y hacia la izquierda es que quien realice el llamado a la oración pueda llegar más lejos con su voz, en más direcciones. Con base en esto, quien realiza el llamado a la oración a través de un micrófono o megáfono no tiene necesidad de girar la cabeza de derecha a izquierda, porque el sonido llegará suficientemente lejos a través de los altoparlantes del minarete, y además, si girara la cabeza hacia la derecha y la izquierda el micrófono recibiría menos sonido y se escucharía menos, en lugar de más”. Fin de la cita de Ash-Shárh al-Mumti’, 2/60.

Él (que Allah tenga misericordia de él) también dijo:

“Lo que yo pienso con respecto a los altoparlantes que son usados en la actualidad es que quien realiza el llamado a la oración no debe girar la cabeza hacia la derecha y la izquierda, ni siquiera cuando dice “Háiya ‘ala as-Salah”, ni cuando dice “Háiya ‘ala al-Falah”. Actualmente en lugar de hacer eso, tenemos altoparlantes que sirven para que la voz llegue más lejos, a la derecha o a la izquierda”. Fin de la cita de Al-Liqá' al-Maftuh, 155/17).

El shéij Ibn Yibrín (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Es parte de la tradición profética que quien realiza el llamado a la oración gire la cabeza hacia la derecha y la izquierda cuando dice “Háiya ‘ala as-Salah”, y “Háiya ‘ala al-Falah”, para que aquellos que están a los dos lados y detrás también puedan escuchar. Pero quizás esto sólo se aplica cuando el llamado a la oración es realizado solamente con la potencia de la voz, sin micrófono y altoparlantes, como solía suceder en el pasado. En cambio hoy en día es muy frecuente que se utilice esta tecnología para realizar el llamado a la oración, y pienso que en este caso no hay necesidad de girar la cabeza hacia la derecha y la izquierda porque el micrófono está en frente, no a los lados. Si la persona que realiza el llamado a la oración lo hace frente al micrófono, su voz se oirá más fuerte por los altoparlantes, y si se aleja del micrófono la voz decaerá por los altoparlantes, y el objetivo de la tradición mencionada es que la voz llegue más lejos, no simplemente hacer determinado gesto al realizar el llamado a la oración”. Fin de la cita de Fatáwa al-Islamíyah.

El shéij ‘Abd er-Razzáq ‘Afifi (que Allah tenga misericordia de él) fue consultado sobre hacer el llamado a la oración fuera de la mezquita, y él respondió:

“Lo que importa es hacerse oír, entonces lo que sea más afectivo para eso es lo más apropiado. Si dos métodos son igualmente efectivos, entonces no hay ventaja alguna en hacer el llamado a la oración fuera de la mezquita. Lo mismo se aplica a quien gira el rostro hacia la derecha y la izquierda cuando dice “Háiya ‘ala as-Salah”, o “Háiya ‘ala al-Falah”, y el sonido de su voz decae porque tiene enfrente un micrófono, especialmente cuando la mezquita tiene parlantes distribuidos en varias direcciones para que la voz llegue a todo alrededor. Si la razón para hacer ese gesto enseñado en la Tradición Profética ya no se aplica, entonces deja de estar prescripto, como puede entenderse de la historia sobre la diferencia de opinión entre los compañeros (que Dios esté complacido con todos ellos) con respecto a la oración de la tarde durante la campaña de Banu Quraizah”. Fin de la cita de Fatáwa ash-Sháij ‘Abd er-Razzáq ‘Afifi (p. 16).

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios