Domingo 15 Muharram 1446 - 21 Julio 2024
Español

La Torá, el Evangelio y Los Salmos (Az-Zabur) son verdaderamente las palabras de Al-lah

Pregunta

Me pregunto si podrían iluminarme más sobre los libros de Al-lah (Subhana Wa Ta’ala). ¿Fueron los libros de Al-lah (Al Inyil, At-Tawrá, Az-Zabur) las palabras exactas de Al-lah cuando se escribieron originalmente? No me refiero a los libros que los cristianos y los judíos leen ahora, que han sido alterados. Mi pregunta es, de nuevo: ¿fueron los libros de Al-lah originalmente las palabras exactas de Al-lah como lo es el Corán?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

En primer lugar, Al-lah, Glorificado y Exaltado sea, dice en el Corán (lo que en español se interpreta así):

{El Mensajero y los creyentes creen en lo que les ha sido revelado por Al-lah. Todos creen en Al-lah, en Sus ángeles, en Sus Libros y en Sus mensajeros. (Dicen): “No hacemos diferencia entre ninguno de Sus mensajeros (aceptando a unos y rechazando a otros)”. Y dicen: “Oímos y obedecemos. Imploramos Tu perdón, Señor, y a Ti es nuestro retorno (el Día de la Resurrección)”} [Corán 2:285].

Al Bujari (50) y Muslim (9) citaron que Abu Hurairah dijo: "Un día, el Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) se apareció ante la gente y Gabriel se acercó a él y le dijo: ‘Oh, Mensajero de Al-lah, ¿qué es la fe?’. Dijo: ‘Creer en Al-lah, en Sus ángeles, en Sus Libros, en el encuentro con Él y en Sus Mensajeros, y creer en la resurrección del más allá’".

El Corán, la Torá, el Evangelio y el Zabur, todos estos, se encuentran entre los Libros de Al-lah que Él envió a Sus Mensajeros (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con ellos), y es obligatorio creer en ellos. Quien no cree en alguno de ellos ha descreído en Al-lah.

Segundo, nada de las palabras de Al-lah es creado. Él, Glorificado sea, habló en la Torá, el Evangelio, el Corán y el Zabur, en un sentido real. Del mismo modo, ni una sola letra del Corán es creada. Son todas parte de las palabras de Al-lah en un sentido real. No diferenciamos entre los mensajeros de Al-lah, y no diferenciamos entre los libros revelados; todos ellos son las palabras de Al-lah.

Al-lah, Glorificado y Exaltado sea, dice en el Corán (lo que en español se interpreta así): {¿Acaso esperan (ustedes, musulmanes) que (los judíos) crean en su religión cuando un grupo de ellos escuchaban la Palabra de Al-lah (la Torá) y, a pesar de ello, la distorsionaban a sabiendas tras haberla comprendido?} [Corán 2:75].

Lo que solían distorsionar era la Torá, pero aquí Al-lah, Glorificado y Exaltado sea, llama a este libro la "Palabra de Al-lah".

Muslim (2652) citó que Abu Hurairah dijo: "El Mensajero de Al-lah (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: ‘Adán y Moisés discutieron. Moisés dijo: ‘Oh, Adán, tú eres nuestro padre, pero tú causaste nuestra perdición y nos hiciste ser expulsados del Paraíso’. Adán le dijo: ‘Tú eres Moisés, Al-lah te eligió para hablarte y te escribió (la Torá) con Su propia mano. ¿Me estás culpando por algo que Al-lah decretó para mí cuarenta años antes de crearme?’”. El Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: "Adán venció a Moisés, Adán venció a Moisés".

El Sheij Al Islam Ibn Taimíah (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) dijo: "El punto de vista de las primeras generaciones y de los principales eruditos de la Ummah, los compañeros del Profeta y aquellos que los siguieron en la verdad, y de todos los principales eruditos de los musulmanes, como los cuatro imames y otros, es lo que está indicado por el Corán y la Sunnah, que es lo que está de acuerdo con la clara evidencia racional: que el Corán es la palabra de Al-lah que fue revelada y no creada; viene de Él y volverá a Él. Él es Quien habló el Corán, la Torá y el Evangelio, y otras palabras; (estos textos) no son creados y separados de Él. Él, Glorificado sea, habla por Su voluntad y poder, y Su palabra está dentro de Su Esencia, y no es una creación separada de Él. Las palabras de Al-lah no tienen fin, como Al-lah, Glorificado y Exaltado sea, dijo en el Corán (lo que en español se interpreta así): {Diles (¡oh, Muhammad!): “Si el mar fuera tinta con la que escribir las palabras de Al-lah, este se secaría antes de que se agotasen Sus palabras, aunque trajéramos otro (mar) similar como refuerzo”} [Corán 18:109]. Al-lah, Glorificado y Exaltado sea, pronunció el Corán en árabe y la Torá en hebreo”.

Quienquiera que considere Sus palabras como creadas debe citar: {Ciertamente, Yo soy Al-lah, no hay ninguna otra divinidad verdadera fuera de Mí. Adórame, pues, (solo a Mí) y cumple con la oración para glorificarme} [Corán 20:14]. (Y verá que su propuesta inicial) es imposible; (estas aleyas) no pueden ser otra cosa que las palabras del Señor de los Mundos. Al-lah habló en el Corán, la Torá y otras Escrituras, con sus significados y palabras que consisten en letras, y nada de eso es creado; más bien, esas son las palabras del Señor de los Mundos” (Maymu' Al Fatawa, 12/37-41. Ver también Maymu' Al Fatawa, 12/355-356).

El Sheij Mustafá Ar-Ruhaibani (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) dijo: “Jurar por las palabras de Al-lah, Glorificado y Exaltado sea, o por el Corán, o por uno de sus capítulos o versículos, es un juramento (válido), porque el Corán es uno de Sus atributos. Quien jure por ellas o por una parte de ellas ha hecho un juramento por uno de los atributos de Al-lah, Glorificado y Exaltado sea”.

“Lo mismo se aplica al juramento por la Torá o cualquiera de los otros Libros de Al-lah, Glorificado y Exaltado sea, como el Evangelio y el Zabur. Este es un juramento para el cual se requiere expiación (si se rompe), porque un juramento hecho por la Torá o el Evangelio en términos generales es jurar por lo que fue enviado por Al-lah, Glorificado y Exaltado sea, no por lo que ha sido cambiado o alterado, y la santidad de ello no se anula por el hecho de que haya sido abrogado por las normas del Corán, y es similar al caso de algunas aleyas del Corán cuyas normas fueron abrogadas. Eso no altera el hecho de que son las palabras de Al-lah, Glorificado y Exaltado sea; y, como son Sus palabras, es uno de Sus atributos, como lo es el Corán" (Matalib Uli An-Nuha, 6/361).

El Sheij Muhammad Ibn Yibrín (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) dijo: “Es bien sabido que Al-lah hizo descender libros a los profetas. Él hizo descender la Torá a Moisés, envió el Evangelio a Jesús, Él envió el Zabur a David, y Él hizo descender las Escrituras (Suhuf) a Abraham, como Él dijo (lo que en español se interpreta así): {Ciertamente, esto (que ha sido mencionado) aparecía en las primeras revelaciones, en las que recibieron Abraham y Moisés} [Corán 87:18-19]. Indudablemente, todo eso son las palabras de Al-lah que Él habló, y estas palabras incluyen Sus leyes, Sus mandamientos y prohibiciones" (Fatawa Ash-Sheij Ibn Yibrín, 63/117).

Para obtener más información, consulte las fatwas: 47516 , 145665 .

Y Al-lah sabe más.

Origen: Islam Q&A