Miércoles 11 Rabii' al Awal 1442 - 28 Octubre 2020
Español

Solución al asunto palestino

21977

Fecha de publicación : 21-10-2015

Vistas : 1525

Pregunta

¿Cuál es la solución al problema de los palestinos, que se hace más complicado cada día?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

Alabado sea Allah.

Los musulmanes estamos profundamente apenados y preocupados por la situación de los palestinos, que va de mal en peor, y se hace más complicada, hasta que ha terminado en el estado en que hemos visto en días recientes, a causa de las diferencias entre las naciones vecinas y su fracaso en unirse contra el enemigo, y su fracaso en aferrarse a las normas del Islam de las cuales Dios ha hecho depender toda victoria, y ha prometido a aquellos que se aferren a ella que cobrarán poder y se volverán poderosos en la Tierra, y él nos ha advertido del grave peligro y el severo castigo, si las naciones vecinas no se apresuran a unirse una vez más y se aferran a las normas islámicas acerca de este asunto, que concierne a todo el mundo islámico.

Es valioso señalar en este contexto que el problema palestino es un problema islámico, primero y último, pero los enemigos del Islam están haciendo su mayor esfuerzo por eliminarlos del mapa y hacer que los musulmanes no árabes piensen que es un problema de los árabes, que no les incumbe a los árabes. Al parecer han tenido éxito en alguna medida.

Por eso pienso que la solución no puede llegar en este asunto a menos de que se lo considere un problema islámico y todos los musulmanes cooperen para alcanzar una solución, y encarar una defensa armada contra los israelíes, hasta que la tierra sea devuelta a sus legítimos habitantes y los inmigrantes vuelvan a sus países de origen, y los verdaderos judíos originarios de Palestina permanezcan en sus poblados bajo un gobierno islámico, no bajo un Estado laico o comunista. De esta forma la verdad prevalecerá sobre la falsedad, y la gente cuya tierra le es devuelta volverá a estar bajo gobierno islámico, y no otro.

Y Allah es la Fuente de toda fuerza.

Origen: Maymu' al-Fatáwa ash-Shéij Ibn Baaz, parte 1, p. 1259