Domingo 15 Muharram 1446 - 21 Julio 2024
Español

¿Se multiplica la recompensa si hay múltiples intenciones para una sola acción?

Pregunta

¿Se multiplica la recompensa si hay múltiples intenciones para una misma acción, como si una persona rezara dos rak’at sunnah del Fayer buscando la recompensa por ese acto, más la de hacer una oración sunnah luego de hacer el wudú, y la de saludo a la mezquita (tahiat al masyid)?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

Sí, la recompensa puede multiplicarse si hay numerosas intenciones para una sola acción. Si el musulmán entra a la mezquita luego de hacerse el wudú, luego reza dos rak’at con la intención de hacer la sunnah antes del Fayer, la sunnah luego de hacerse el wudú, y la sunnah para saludar a la mezquita, obtendrá la recompensa de aquello que buscaba, y Al-lah es el Dador de la gran abundancia.

An-Nawawi (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) dijo: “Si una persona comienza a rezar con la intención de cumplir con la oración fard (obligatoria) y con aquella para saludar a la mezquita, su acto es válido y tendrá la recompensa de ambos: el rezo obligatorio y el del saludo” (Al Maymu’, 1/325).

Al Gazzali dijo en Ihia’ ‘Ulum Ad-Din (4/370-371): “Los actos de obediencia y adoración están conectados a su intención, esto en cuanto a su validez y a su recompensa múltiple. Con relación a su validez, esto quiere decir que con esta acción él tiene la intención de adorar a Al-lah y nada más; si su intención es que los demás lo vean, entonces su acción se convierte en un pecado.

En lo que respecta a las múltiples recompensas, eso va conectado con la cantidad de buenas intenciones. Al hacer un solo acto de obediencia y adoración es posible tener varias buenas intenciones, entonces, por cada una de ellas recibirá una recompensa. Esto es porque por cada una de esas intenciones tendrá un premio, y cada uno se multiplicará diez veces, tal como se menciona en el hadiz. Por ejemplo, sentarse en la mezquita es un acto de adoración, y alguien puede tener muchas intenciones al hacerlo y se convierte en una acción como la de los piadosos, y de esa forma logra el nivel de los que están cerca de Al-lah.

Al permanecer en la mezquita puede hacer lo siguiente:

1. Creer que (la mezquita) es la Casa de Al-lah y que aquel que entra está visitando a su Señor, tiene la intención de visitar a su Creador con la esperanza de lograr lo que prometió el Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) cuando dijo: ‘Todo aquel que se siente en la mezquita ha visitado a Al-lah, Exaltado sea, y es deber de Aquel que es visitado honrar a su huésped’.

2. Esperar de una oración a la otra.

3. Pasar tiempo en adoración, cuidando lo que escucha, lo que ve, y las acciones como moverse o ir de un lugar a otro, ya que el i’tikaf es autocontrol y es similar al ayuno, un acto de adoración.

4. Enfocar los pensamientos en Al-lah, reflexionar en el Más Allá, y protegerse de todo aquello que pueda distraer.

5. Enforcarse en el recuerdo de Al-lah, escuchando aquello que nos recuerde a Él.

6. Tener la intención de beneficiar a otros con el conocimiento, ordenando el bien y prohibiendo el mal, porque en la mezquita siempre puede haber gente que reza de forma incorrecta o realiza cosas que no están permitidas en tal lugar.

7. Conocer hermanos en la fe.

8. Alejarse de los pecados por temor a y pudor ante Al-lah, Exaltado, y por temor a transgredir la santidad de la Casa de Al-lah.

Estas son maneras de aumentar la cantidad de intenciones y se puede extender a todo acto de adoración o acción permitida, porque no hay acto de obediencia o adoración que no pueda tener varias intenciones. El creyente puede sumar tantas intenciones como quiera, según sea su voluntad de hacer el bien y su esfuerzo en ello. De esa forma sus obras crecerán y sus hasanat (recompensa por hacer el bien) se multiplicarán”.

El Sheij Ibn Baz (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) dijo: “Una persona puede hacer el wudú y rezar dos rak’at con la intención de hacer la oración sunnah luego de hacer el wudú, pero si entra en la mezquita luego del wudú y hace dos rak’at con la intención de saludar a la mezquita y hacer la oración sunnah, tendrá dos recompensas: una por el rezo sunnah luego del wudú y una por saludar a la mezquita. Alabado sea Al-lah, Su generosidad es inmensa. Si necesita hacer la sunnah del Dhuhr, es decir, hace su wudú, entra en la mezquita y tiene la intención de hacer la sunnah de ese rezo, la sunnah luego de la ablución y la sunnah de saludo a la mezquita, tendrá la recompensa de todo ello; alabado sea Al-lah” (Fatawa Nur ‘Ala Ad-Darb, 11/57).

Y Al-lah sabe más.

Origen: Islam Q&A