Miércoles 16 Shawal 1440 - 19 Junio 2019
Español

El carácter de quien propaga el mensaje del Islam

246969

Fecha de publicación : 13-04-2019

Vistas : 280

Pregunta

Cuando me acerqué a mi religión por primera vez me convertí en una persona muy seria, sonreía poco y sentí que las personas que estaban cerca de mí se alejaron.

Ahora trato de ser franco y amistoso con mi familia y amigos para obtener su confianza y transmitirles, de alguna manera, el mensaje de Allah, Exaltado sea. Me río y sonrío, bromeo, tratando de mantenerme siempre dentro de los límites y conectado con Allah al mismo tiempo.

¿Esta socialización mía es considerada un acto de adoración y puede ser recompensada?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

El creyente debe ser bondadoso, tratar a los demás con amabilidad, ser gentil, alegre y sentirse cómodo con las personas y ellos con él, para que puedan reconocer en sus buenas cualidades los atributos de las personas del Islam, y lo vean encarnando las enseñanzas del Islam. Por lo tanto, no debe ser ni áspero ni rudo, ni permisivo ni tonto; no debe tratar de complacer a la gente haciendo aquello que provoque la ira de Allah, y no debe temer a nadie. La rectitud no debe impedirle sonreír, tener sentido del humor o bromear, ni debe hacer que se aísle de las personas y se abstenga de relacionarse con ellas; más bien debe relacionarse con la gente, saludarles, sonreírles, dar la mano, bromear con ellos y tratarlos con amabilidad, y convierte eso en un medio para llamarlos a Allah, aconsejarlos y guiarlos. Está cerca de las personas y no lejos de ellas; se mezcla con todos y comparte las alegrías y tristezas de la gente. Así que lo encontrarás como un verdadero hermano que ayuda a su prójimo, como un compañero sincero y un amigo cercano que se regocija con la otra persona en momentos de alegría y se lamenta con ella en momentos de tristeza, y la consuela si algo malo le sucede. No encontrarás a nadie que se preocupe más por las personas que un musulmán que verdaderamente sigue las nobles enseñanzas del Islam.

La tradición profética alienta la buena actitud, los buenos modales y este tipo de comportamiento.

Mencionaré algunos ejemplos a continuación:

At-Tabaráni narró en al-Mu’yam al-Awsat (4422) de Abu Sa‘íd al-Judri que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) dijo: “Los más perfectos de los creyentes en la fe son aquellos que son mejores en modales y actitud, los que son humildes, que se sienten cómodos con las personas y las personas se sienten cómodas con ellos. No es uno de nosotros quien no se siente cómodo con las personas y ellas no se sienten cómodas con él”. Narración clasificada como hasan (buena) por al-Albani en As-Sahihah (751).

Lo que se entiende por “humildes” es: aquellos que son amables y no ofenden ni molestan a quien se hace amigo de ellos.

Al-Bazzár (9319) narró de Abu Hurairah (Allah esté complacido con él) que el Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) dijo: “Verdaderamente, no puedes permitirte hacer feliz a las personas con tu riqueza, pero puedes hacerlas felices contigo mismo por medio de una cara alegre y una buena actitud”. Clasificado como hasan por al-Albani en Sahih Targuíb (2661).

Al-Bujari (6927) y Muslim (2593) narraron de ‘Aishah (que Allah esté complacido con ella) que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) dijo: “Ciertamente Allah es amable y ama la amabilidad, y Él recompensa por la amabilidad de una manera que no recompensa por la dureza o por cualquier otra actitud”.

At-Tirmidhi (2488) narró que ‘Abdullah ibn Mas‘úd dijo: El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) dijo: “¿No debería yo decirles de alguien que estará prohibido para el fuego, o para quien el fuego estará prohibido? Todos los que están cerca de la gente, gentiles y tranquilos”. Clasificado como sahih por al-Albani en Sahih at-Tírmidhi.

Muslim (2626) narró que Abu Dhar dijo: El Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) me dijo: “No consideres ningún acto de bondad como algo insignificante, ni siquiera saludar a tu hermano con un rostro alegre”.

At-Tirmidhi (1956) narró que Abu Dhar dijo: El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) dijo: “Sonreírle a tu hermano es un acto de caridad”. Clasificado como sahih por al-Albani en Sahíh at-Tirmidhi.

At-Tirmidhi (1984) narró que ‘Alí dijo: El Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) dijo: “En verdad, en el Paraíso hay habitaciones cuya parte exterior puede verse desde adentro, y el interior puede verse desde afuera”. Un beduino se levantó y dijo: ¿Para quiénes son, Mensajero de Allah? Él dijo: “Para aquellos que hablan con palabras amables, dan comida al hambriento, ayunen regularmente y oran en la noche cuando la gente está dormida”. Informe clasificado como hasan por al-Albani en Sahíh at-Tirmidhi.

Al-Bujari (12) y Muslim (29) narraron de ‘Abdullah ibn ‘Amr (que Allah tenga piedad de él) que un hombre le preguntó al Profeta (la paz y las bendiciones sean con él): ¿Qué es lo mejor del Islam? Dijo: “Alimentar a otros y saludar con el saludo de paz (salam) a quienes conoces y a quienes no conoces”.

Al-Bujari (6035) y Muslim (2321) narraron de ‘Abdullah ibn ‘Amr que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) dijo: “Ciertamente los mejores de ustedes son los que tienen mejor caracter”.

An-Nawawi (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Esto estimula a desarrollar una buena actitud y resalta la virtud de quien lo hace. Este es el atributo de los Profetas y cercanos de Allah, Exaltado sea. Al-Hasan al-Basri dijo: lo que se entiende por buena actitud es hacer favores, abstenerse de causar algún daño a los demás y ser alegre.

Al-Qadi ‘Iyád dijo: Significa mezclarse con la gente de una manera amable y alegre, ser amigable y cuidarlos, ser tolerante, mostrar paciencia con ellos en momentos de dificultad, no ser arrogante con la gente, evitar ser ásperos y enojarse, y no reprenderlos o culparlos. Fin de la cita.

Sonreír, sentirse confiado, ser amable, tener sentido del humor y mezclarse con las personas, es algo sabio y la mejor manera de tratar con la gente, siempre y cuando te mantengas dentro de los límites y el marco prescrito por el Islam, sin ir al extremo, teniendo en cuenta que la intención detrás de eso es llamarlos hacia Allah, aconsejarles, llamarlos a lo correcto y prohibirles lo que está mal; es un paso en la dirección correcta para difundir el mensaje del Islam

Quien adquiera las características de la gente del Islam, y trate a las personas con amabilidad, se mezcle con ellas e intente acercarse a ellas, haciendo todo eso por la causa de Allah y para que pueda llamarlas a Allah y aconsejarlas, será recompensado en dos sentidos: por adquirir buenas características y por tratar de acercarse a las personas para llamarlas a Allah, sin ningún otro motivo escondido, ni deseo de buscar ganancias en este mundo.

Ver también las preguntas No. 122505 y 114437.

Y Dios sabe mejor.

Enviar comentarios