Martes 25 Rabii' az Zani 1443 - 30 Noviembre 2021
Español

¿Cómo podemos conciliar la idea de competir entre hacer el bien y amar el bien para los demás?

Pregunta

¿Cómo podemos conciliar el hadiz del Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): "Ninguno de vosotros cree verdaderamente hasta que ama para su hermano lo que ama para sí mismo", y las palabras de Allah, exaltado sea (interpretación del significado) "¡Que se esfuercen por alcanzarla los aspirantes!" [Corán 83:26]?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

En primer lugar:

Parte de la práctica del musulmán que Allah, exaltado sea, y Su Mensajero han enseñado, es la importancia de la hermandad entre los creyentes, como dice Allah, glorificado sea, (interpretación del significado) " Los creyentes son hermanos entre sí…" [Corán 49:10].

No hay contradicción entre los versículos (interpretación del significado) "¡Que se esfuercen por alcanzarla los aspirantes!" [Corán 83:26] y lo que se probó del Profeta (las bendiciones y la paz de Allah sean con él), que dijo: " Ninguno de vosotros cree verdaderamente hasta que ama para su hermano -o para su vecino- lo que ama para sí mismo". Narrado por al-Bujari (13) y Muslim (45).

Los estudiosos tienen varios puntos de vista para disipar esta aparente contradicción:

1- Que el hadiz tiene que ver con asuntos de este mundo y el versículo tiene que ver con asuntos del más allá. Ver: Sahih Muslim bi Sharh al-Abi wa's-Sanusi (1/244).

2- Se dijo que lo que se quiere decir con eso es amar el bien en términos generales, pero no de una manera específica o detallada como la que una persona puede buscar para sí misma. Ibn al-Yawzi (que Allah esté complacido con él) dijo: Si se dice: ¿Cómo puede imaginarse esto cuando cada uno quiere adelantarse a los demás en lo que elige para sí mismo, y le gusta superar a los demás en virtudes, acaso 'Umar competía con Abu Bakr? La respuesta es: que lo que se quiere es desear el bien para ellos en términos generales y desear que el mal se aleje de ellos en términos generales. El individuo debe amar eso para su hermano como lo ama para sí mismo. En cuanto a sobresalir en alguna virtud específica y alcanzar un alto nivel de alguna característica específica, no hay nada malo en que el individuo quiera superar a los demás en ese sentido.

Fin de la cita de Kashf al-Mushkil min Hadiz as-Sahihain (3/222). Véase también: al-Qabas Sharh al-Muwatta' de Ibn al-'Arabi (929) y al-Masaalik Sharh al-Muwatta' (6/406-417).

3- Se trata de una orden para competir en la realización de más actos de adoración, lo que incitará a otros a unirse a él y competir en la realización de actos buenos y rectos. Sin embargo, el hadiz tiene un significado general e incluye asuntos tanto de este mundo como del más allá. Por lo tanto, al creyente no le disgusta que otros se le unan en ello; más bien le encanta que toda la gente se le una en esa competencia y les insta a hacerlo. Esto es una señal de que es muy sincero con la gente de la fe. Ibn Rayab dijo en Yaami' al-'Ulum wa'l-Hikam (1/327-335):

La cuestión es que ésta es una de las características de la fe que uno está obligado a tener: el individuo debe amar para su hermano creyente lo que ama para sí mismo, y odiar para él lo que odia para sí mismo. Si no lo consigue, su fe se verá socavada.

Todo esto sólo puede conseguirse si el corazón de uno es sano y está libre de rencor y envidia, pues la envidia hace que el envidioso odie ver que alguien le supera en cualquier característica buena, o incluso le iguala en ella, porque quiere destacarse entre la gente en sus virtudes, y diferenciarse de ellos. Pero la fe exige lo contrario de eso, que es que todos los creyentes compartan lo que Allah les ha concedido de bueno, sin que eso les reste lo que tienen.

En general, el creyente debe amar para los creyentes lo que ama para sí mismo, y odiar para ellos lo que odia para sí mismo. Si ve alguna deficiencia en su hermano en términos de compromiso religioso, debe esforzarse por aconsejarle.

Sin embargo, el creyente debe sentirse triste si pierde alguna virtud religiosa. Por lo tanto, se le instruye, con respecto a las cuestiones de compromiso religioso, que mire a los que están por encima de él y que se esfuerce por competir y crecer en ello tanto como pueda, como dice Allah, exaltado sea, (interpretación del significado) "¡Que se esfuercen por alcanzarla los aspirantes!" [Corán 83:26]. No debe resentirse si alguien comparte sus virtudes con él; más bien debe agradarle que toda la gente compita en ello, y debe instarles a que lo hagan. Esto es un signo de que ha alcanzado la perfecta sinceridad hacia sus hermanos.

Al-Fudayl dijo: Si quieres que la gente sea como tú, entonces no estás siendo sincero con tu hermano. Entonces, ¿qué tal si quieres que sean inferiores a ti en ese aspecto?

Esto indica que ser sincero con todos los creyentes significa que te agrada que sean mejores que tú. Este es un nivel alto y elevado de sinceridad, pero no es obligatorio. Más bien, lo que se ordena en las enseñanzas islámicas es que te agrade que sean como tú, pero si alguien te supera en alguna virtud religiosa, debes esforzarte por alcanzarlo y sentirte triste por quedarte por detrás de los que te han superado, no por envidia por lo que Allah, glorificado y exaltado sea, les ha dado por Su gracia, sino porque estás compitiendo con ellos, y porque deseas alcanzar lo que ellos han alcanzado, sin ningún tipo de malestar hacia ellos, y porque te sientes triste por quedarte atrás y no alcanzar el mismo nivel que los que te han superado.

El creyente debe pensar siempre que no alcanza los altos rangos. De esto se beneficiará de dos maneras importantes: esforzándose por alcanzar esas virtudes y aumentarlas, y considerándose a sí mismo con insatisfacción. El resultado será que querrá que los creyentes sean mejores que él, porque no quiere que sean como él. También estará insatisfecho consigo mismo tal como es, y se esforzará por mejorar.

Si alguien no está contento consigo mismo tal y como es, ¿cómo puede desear que los musulmanes sean como él, si es sincero con ellos? Más bien debería amar a los musulmanes para que sean mejores que él, y debería amarse a sí mismo para ser mejor de lo que es en ese momento.

Fin de la cita. Ver también: Fath al-Baari de Ibn Rayab (1/45).

Véase también la respuesta a la pregunta nº 305135 .

Y Allah sabe más.

Origen: Islam Q&A