Miércoles 22 Dhul Hiyyah 1441 - 12 Agosto 2020
Español

Una mujer judía piensa abrazar el Islam

4319

Fecha de publicación : 24-06-2005

Vistas : 5943

Pregunta

Tengo una pregunta muy difícil y esta es mi ْnica esperanza de que puedan ayudarme a encontrar la respuesta.
Soy una muchacha judía/rusa y conozco a un muchacho musulmán hace más de un aٌo. Cuanto más nos conocemos, más problemas y dificultades enfrentamos aunque no en asuntos religiosos o culturales. Nos amamos pero el problema es si debe casarse conmigo o no. él es un musulmán muy bueno y proviene de una familia tradicional. Me gustan mucho sus creencias y las de su familia. Nací en un país muy agnَstico y no pude conocer ninguna religiَn en forma apropiada, estaba prohibido. Cuando llegué a los Estados Unidos comencé una investigaciَn sobre diferentes religiones y descubrí que mis creencias no se identificaban con la enseٌanza judía. Investigué mucho sobre el Islam y mediante la observaciَn de este muchacho, de otros musulmanes y musulmanas, y de la lectura del Corán, siento firmemente que me puedo convertir en una buena musulmana. Quiero ir a la escuela a aprender la cultura y la religiَn de forma más precisa y también aprender el idioma. Me contacté con la mezquita y estaba lista para ir… pero me enfrenté con este problema: ؟me aceptarán como hermana musulmana tal como otras personas que vienen de distintas religiones aceptan a los judíos? Los judíos y musulmanes tienen grandes diferencias y sé que la amistad es casi imposible. Oro a Dios (en mi idioma materno, ruso), pidiéndole que me guíe hacia el camino correcto para alcanzar mis creencias. Por favor,
les ruego que me ayuden a encontrar las respuestas.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

Alabado sea Allah.

“Siento firmemente que me puedo convertir en una buena musulmana”.  La forma tan clara de expresarse en su mensaje indica que, en efecto, está abierta hacia la verdad y que la ha buscado con sinceridad.

“Oro a Dios (en mi idioma materno, ruso), pidiéndole que me guíe hacia el camino correcto”.  Lo que dice aquí, al final de su mensaje, hace que el lector musulmán se sienta profundamente conmovido por la historia de una mujer que se entrega a Allah luego de darse cuenta que él responde las oraciones de aquellos que lo llaman y le piden que los guíe por el camino correcto.  Allah dice en el Corán (interpretaciَn del significado):

“Y si Mis siervos te preguntan por Mí [،Oh, Muhammad!, diles] ciertamente estoy cerca de ellos. Respondo la sْplica de quien Me invoca. Que me obedezcan pues, y crean en Mí que así se encaminarán.” [2:186].

Que su corazَn se abra hacia el Islam es una buena seٌal. Allah también nos dice en el Corán:

“A quien Allah quiere guiar le abre el corazَn para que acepte el Islam [el sometimiento a él]. En cambio, a quien él quiere extraviar le oprime fuertemente el pecho como si subiese a un lugar muy elevado [impidiendo que la fe entre en su corazَn].” [6:125]

Por favor, tenga en cuenta que los musulmanes que entienden su religiَn adecuadamente no sienten ninguna reserva ni resentimiento hacia ningْn hermano o hermana que abrace el Islam, sin importar sus orígenes. El hecho de que un nuevo musulmán sea proveniente de un ambiente judío o cristiano no debe ser razَn de ningْn tipo de discriminaciَn o prejuicio. Le daremos dos ejemplos de la historia islámica de dos judíos – un hombre y una mujer – que entraron en el Islam.

El primero es Abu Yusuf ‘Abd-Allaah ibn Salaam (que Allah esté complacido con él). Anas (que Allah esté complacido con él) dijo: “Cuando ‘Abd-Allaah ibn Salaam oyَ que el Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) había venido a Medina, se acercَ y le dijo: “Voy a preguntarle tres cosas que nadie sabe excepto un Profeta: ؟Cuál es la primera Seٌal de la Hora?,  ؟cuál es el primer alimento que la gente del Paraíso comerá? y ؟cَmo puede un niٌo parecerse a su padre o a sus tíos maternos?”. El Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) dijo: “El ángel Gabriel me acaba de dar las respuestas”. ‘Abd-Allaah ibn Salaam dijo: “él es el enemigo de los judíos entre los ángeles”. El Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) dijo: “La primera seٌal de la hora es un fuego que juntará a las personas desde el este hasta el oeste.  El primer alimento que la gente del Paraíso comerá será el  lَbulo del hígado de un pez. En cuanto al parecido de un niٌo a un padre u otro, cuando un hombre tiene relaciones con su esposa, si su secreciَn precede la mujer, el niٌo se parecerá al hombre, y si la secreciَn de la mujer precede a la del hombre, se parecerá a la mujer”. [‘Abd-Allaah] dijo: ‘Soy testigo de que eres el Mensajero de Allah…” (Informado por al-Bujari, 3082).

Al-Bujari también informَ: “ ‘Abd-Allaah ibn Salaam vino y dijo: “Soy testigo de que eres el Mensajero de Allah y que has traído la verdad.  Los judíos saben que soy el mejor de ellos y el hijo del mejor de ellos, y el más conocedor de ellos y el hijo del más conocedor de ellos, por lo tanto llámelos y pregْnteles sobre mí antes de que sepan que me he convertido en musulmán, porque si saben que me he convertido en musulmán, dirán cosas sobre mí que no son verdaderas”. 

El Profeta (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) los mandَ a llamar y ellos vinieron. El Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) les dijo: “Oh judíos, ،laméntese!  Teman a Allah, ya que mediante Allah, quien no hay otro Dios, ustedes saben que soy el Mensajero de Allah y que vengo con la verdad, por lo tanto conviértanse en musulmanes”.  Ellos replicaron: ‘No sabemos nada de eso”. él lo repitiَ tres veces… Luego dijo: “؟Qué tipo de hombre es ‘Abd-Allaah ibn Salaam entre ustedes?”.  Ellos respondieron: “Es el mejor de nosotros y el hijo del mejor de nosotros; es el más conocedor de nosotros y el hijo del más conocedor de nosotros”.  él les preguntَ: “؟Qué pensarían si se convierte en musulmán?”. Ellos respondieron: “،Qué Allah lo proteja de eso! Nunca se convertiría en musulmán”.  él dijo: “Oh hijo de Salaam, sal ante ellos”.  é [‘Abd-Allaah] saliَ y dijo: “Oh judíos, ،teman a Allah! ustedes saben que él es verdaderamente el Mensajero de Allah y que viene con la verdad”. Ellos dijeron: “،Está mintiendo!”. El Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) les pidiَ que se marcharan”. (Informado por al-Bujari, 3621)

Los orígenes judíos de este hombre no le impidieron ser uno de aquellos que recibieron las buenas noticias del Paraíso antes de morir. Sa’d ibn Abi Waqqaas (que Allah esté complacido con él) dijo: “Nunca escuché al Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) decirle a ningْn hombre que caminَ por la faz de la tierra, que sería una de las personas del Paraíso a excepciَn de ‘Abd-Allaah ibn Salaam. Con respecto a él, se revelَ la aleya (interpretaciَn del significado):

“Diles: ؟Por qué no creéis en el Corán que Allah revelَ y os ensoberbecéis, siendo que un sabio de los Hijos de Israel [‘Abdullah Ibn Salâm] atestiguَ su veracidad [debido a que en la Torá ya se anunciaba la llegada del Profeta Muhammad] y creyَ en él? Ciertamente Allah no guía a los inicuos. [46:10]”.

La mujer judía que se convirtiَ en musulmana fue Safiyyah bint Huyay ibn Ajtab, de los judíos de Jaybar, que creyَ en Allah como su Seٌor, en el Islam como su religiَn, y en Muhammad como su Profeta.

Esta mujer judía, Safiyyah, quien abrazَ el Islam, se convirtiَ en madre de todos los musulmanes, como Allah dijo en el Corán (interpretaciَn del significado):

“las esposas del Profeta [deben ser respetadas como si fueran] las madres de los creyentes…” [33:6].

Anas (que Allah esté complacido con él) dijo: “El Profeta (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) permaneciَ entre Jaybar y Medina por tres días cuando se casَ con Safiyyah bint Huyay, e invitَ a los musulmanes a su walimah (fiesta de casamiento)… Los musulmanes dijeron: “؟Es una de las madres de los creyentes o es una de las cuales su mano derecha (la del Profeta) posee?”. Ellos dijeron: “Si se cubre, entonces es una de las madres de los creyentes, y si no se cubre, es una de las cuales su mano derecha posee”.  Cuando él se subiَ a su camello, hizo que ella montara a su lado, y puso una cortina entre ella y la gente”. (Informado por al-Bujari, 4762).

Safiyyah (que Allah esté complacido con ella) fue la persona por quien el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) saliَ de su reclusiَn (I’tikaaf) especialmente para acompaٌarla hasta su hogar. (El que está recluido para adorar no tiene permitido salir excepto por una razَn válida).  ‘Ali ibn al-Husayn (que Allah esté complacido con ambos) informَ que Safiyyah, la esposa del Profeta (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) le dijo que llegَ ante el Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) para visitarlo mientras estaba en I’tikaaf en la mezquita, durante los ْltimos diez días de Ramadaan. Ella hablَ con él por un tiempo, luego quiso regresar a su hogar, por lo tanto el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) se puso de pie y la acompaٌَ de regreso…” (Registrado por al-Bujari, 1894)

De acuerdo con otro informe: El Profeta (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) estaba en la mezquita, y sus esposas estaban con él, luego partieron.  él le dijo a Safiyyah bint Huyay: “No te apresures, iré contigo”.  Este y otros ejemplos nos muestran el trato que enseٌَ el Profeta tener con las personas, entre ellas también las de origen judío. 

Esperamos que Allah la guíe al Islam, y que se mantenga firme siempre en esta religiَn.

Origen: Sheij Muhammed Salih Al-Munajjid