Domingo 10 Rabii' al Awal 1440 - 18 Noviembre 2018
Español

Preguntas y respuestas sobre los versos que hablan sobre de la vida de Jesús (la paz sea con él)

43506

Fecha de publicación : 23-11-2014

Vistas : 2139

Pregunta

Yo estoy muy interesado en este sitio web y lo visito regularmente, y tengo un gran respeto por usted. Antes de continuar con mi pregunta quisiera decir que no tengo dudas acerca del Sagrado Corán y que creo que no le ha sido cambiada una sola letra. Sin embargo, tengo algunas confusiones acerca de dos versos: “La paz fue conmigo el día que nací, será conmigo el día que muera y el día que sea resucitado” (Mariam, 19:33). “El día que yo muera”, ¿qué significa? Y también este verso: “Entre la Gente del Libro no habrá nadie que no crea en él [Jesús] antes de su muerte [después de descender otra vez a la Tierra]. El Día de la Resurrección atestiguará contra ellos” (An-Nisá', 4:159). ¿Y qué significa ‘antes de su muerte’? Sin embargo este verso: “Y dijeron: Hemos matado al Mesías, Jesús hijo de María, el Mensajero de Allah” (An-Nisá', 157), sin embargo ellos no lo mataron ni lo crucificaron, sino que se les confundió, y aquellos que disputaban sobre eso estaban llenos de dudas, sin ningún conocimiento certero y sólo conjeturando, pero con seguridad que no lo mataron. Y también: “Allah lo ascendió al cielo [en cuerpo y alma]. Allah es Poderoso, Sabio” (An-Nisá', 158).
Actualmente yo estoy estudiando en China, y tengo amigos de diferentes religiones preguntando sobre el Sagrado Corán y el estatus de Jesús en el Islam. Yo hago lo mejor posible por responder todas sus preguntas.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

En primer lugar, quisiéramos agradecerte por tu gentileza y tu ahínco en preguntar acerca de los asuntos de tu religión, y por tus esfuerzos para comprender el Libro de Dios, glorificado y exaltado sea. Le pedimos a Dios que nos bendiga y te bendiga con el conocimiento beneficioso. 

Con respecto al verso en el cual Dios dijo (traducción del significado): 

“La paz fue conmigo el día que nací, será conmigo el día que muera y el día que sea resucitado” (Mariam, 19:33). 

At-Tabari dijo en su Tafsir (exégesis coránica):

“La frase “La paz fue conmigo el día que nací, será conmigo el día que muera y el día que sea resucitado”, significa que le fue garantizada la protección de Dios contra Satanás y sus partidarios en el día en que nació, de tal manera que no puedan tener ninguna influencia sobre él como suelen tenerla sobre otros niños. Y que en el día en que muera estará protegido de los terrores de la muerte, y en el día en que sea levantado en el Día de la Resurrección será protegido del terror que la gente sentirá”. Tafsir At-Tabari, 8/340. 

Al-Qurtubí dijo:

“Y la paz será conmigo” significa la protección de Dios, glorificado y exaltado sea. Az-Zayyách dijo: “La paz fue mencionada antes de esto sin el artículo determinante, y la segunda vez fue mencionada con el artículo determinante. La frase “el día que nací”, significa que nació en este mundo. Y se ha dicho que implica protección contra las tentaciones de Satanás. La frase “y el día que muera”, significa en la tumba. La frase “y el día que sea resucitado”, significa en el Más Allá, porque estas son las tres etapas; la vida en este mundo, la muerte en la tumba, y la resurrección en el Más Allá, y a él se le concedió protección en estas tres etapas”. Tafsir al-Qurtubí, 11/98. 

Por los comentarios de los exégetas y comentaristas del Corán arriba citados, podemos entender que la frase “y cuando yo muera” no significa que él haya muerto, sino que más bien está en tiempo futuro, lo cual sucederá después de que haya descendido a la Tierra y aniquilado al Impostor, como se ha demostrado en las narraciones auténticas. Luego él será protegido de morir sin creer en Dios, y de la misma forma las palabras “y el día que sea resucitado” no significa que él haya sido ya resucitado en el Día de la Resurrección. Más bien, él estaba hablando de su situación en el momento de su nacimiento, en el momento de su muerte, y en el de su resurrección. Indudablemente él morirá, pero tal como se ha indicado en los versos coránicos que has citado, él no fue apresado, ni fue asesinado ni crucificado, sino que Dios lo elevó a los cielos vivo, y él fallecerá luego de descender a luchar con el Impostor o Anticristo. 

Con respecto al verso en el cual Dios dijo (traducción del significado): 

“Entre la Gente del Libro no habrá nadie que no crea en él [Jesús] antes de su muerte [después de descender otra vez a la Tierra]. El Día de la Resurrección atestiguará contra ellos” (An-Nisá', 4:159). 

Los eruditos difieren sobre a quién se refiere el pronombre ‘su’ en la frase ‘su muerte’. Hay dos puntos de vista: 

1 – Que el pronombre se refiere a Jesús, el hijo de María (la paz sea con ambos), en cuyo caso el significado es que no habrá nadie entre la Gente de las Escrituras (judíos y cristianos) que no crea en el Mesías Jesús (la paz sea con él) antes de que él muera, porque cuando él descienda de los cielos, vencerá y dará muerte al Impostor o Anticristo, destruirá las cruces, acabará con los cerdos, y abolirá el impuesto que los no musulmanes pagan bajo estado musulmán. Su religión será el Islam, y en ese momento la Gente de las Escrituras creerá en su misión, y sabrán que no era cierto que había sido crucificado. Por lo tanto lo que se ha mencionado en este verso es uno de los signos de la Hora y uno de los presagios del Día de la Resurrección, que sucederá después del descenso de Jesús. 

En apoyo a este punto de vista se puede citar el comentario hecho por Abu Hurairah (que Dios esté complacido con él) luego de narrar el reporte que habla del descenso de Jesús y del final de los tiempos. Se narró que Abu Hurairah (que Dios esté complacido con él) dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Por Aquél en Cuya mano está mi alma, que pronto el hijo de María descenderá entre ustedes como un juez. Él destruirá las cruces, acabará con los cerdos y abolirá el impuesto a los no musulmanes, y la riqueza se volverá tan abundante que nadie la querrá ni la aceptará, y una postración ante Dios será mejor que este mundo y todo lo que hay en él”. Luego Abu Hurairah dijo: “Reciten si desean: “Entre la Gente del Libro no habrá nadie que no crea en él [Jesús] antes de su muerte [después de descender otra vez a la Tierra]. El Día de la Resurrección atestiguará contra ellos” (An-Nisá', 4:159). Narrado por al-Bujari, 3129; Muslim, 220. 

2 – Que el pronombre se refiere a la propia gente de las escrituras (judíos y cristianos), en cuyo caso el significado del verso es que no habrá nadie entre la Gente de las Escrituras que no crea en él, en que él es veraz y verdadero, y que no fue crucificado. En el momento de la muerte, cada judío y cristiano comprendería que sus creencias acerca de Jesús estaban erradas, pero eso ya no les servirá. 

Tomando en cuenta los dos puntos de vista mencionados arriba, nos damos cuenta que no hay ninguna indicación o sugerencia en el verso de que Jesús haya fallecido. Más bien, de acuerdo al primer punto de vista, las palabras se refieren a algo que sucederá en el futuro, porque él como todo ser humano indudablemente morirá, pero eso sucederá después de que haya descendido, como afirmamos arriba. Y de acuerdo al segundo punto de vista, la frase ‘antes de su muerte’ se referiría a la muerte de cada persona de la Gente de las Escrituras (judíos y cristianos). 

At-Tabari, Ibn Kazír y otros exégetas del Corán consideraron que el primer punto de vista era probablemente el más correcto. Ibn Kazír dijo: “Con respecto a las palabras (traducción del significado): 

“Entre la Gente del Libro no habrá nadie que no crea en él [Jesús] antes de su muerte [después de descender otra vez a la Tierra]. El Día de la Resurrección atestiguará contra ellos” (An-Nisá', 4:159), Ibn Yarír dijo que los eruditos difieren acerca de su significado exacto, y que esto significaría antes de la muerte de Jesús. Lo cual significa que todos ellos creerán en él cuando él descienda a luchar contra el Impostor, de tal manera que todas las religiones abrahámicas se convertirán en una sola, que es el monoteísmo islámico. Se narró que Ibn ‘Abbás dijo: “Estas palabras significan antes de la muerte de Jesús hijo de María (la paz sea con ambos). Se narró que Al-Hasan dijo: “Significa antes de la muerte de Jesús, y por Dios, que él está vivo con Dios, y cuando descienda todos creerán en él”. Ibn Yarír y otros dijeron: “Esto significa antes de la muerte del judío o cristiano en cuestión, porque en ese momento sabrá la verdad, y su alma no partirá de este mundo hasta que la verdad se haya hecho evidente y se haya distinguido de la falsedad en este asunto. ‘Ali Ibn Abi Talhah dijo, narrándolo de Ibn ‘Abbás acerca de este verso: Él dijo: “Ningún judío morirá sin creer en Jesús, y dar testimonio de que él es el siervo de Dios y Su mensajero”. 

Ibn Yarír dijo: “Probablemente la opinión más correcta de estas dos es la primera, que es que nadie entre la Gente de las Escrituras quedará sin que crea en Jesús antes de la muerte de Jesús”. 

Indudablemente lo que Ibn Yarír dijo es el punto de vista correcto, porque es lo que se deduce del contexto del verso, que afirma que lo que los judíos y cristianos afirman sobre Jesús es falso. Dios nos ha informado que esto no es lo que sucedió, sino que fueron engañados, y que quien fue crucificado fue alguien parecido a él y que no se dieron cuenta. Que Jesús fue ascendido a los cielos estando todavía vivo, y que descenderá antes del Día de la Resurrección, como se ha indicado en los reportes auténticos. Él derrotará y matará al falso mesías (Dayyál), destruirá las cruces y los cerdos, y abolirá el impuesto a los no musulmanes, y no aceptará a los seguidores de otra religión. Este verso nos informa que todos los judíos y cristianos creerán en él en ese momento. Por eso él dijo: “Y no habrá nadie de la Gente de las Escrituras sin que crea en él antes de su muerte” significa, antes de la muerte de Jesús (la paz sea con él) de quien los judíos y cristianos creen que fue crucificado y asesinado, pero en el Día de la Resurrección él volverá como un testigo contra ellos, porque él habrá sido testigo de sus actos antes de que fuera elevado a los cielos vivo y después de que descienda a la Tierra nuevamente”. Fin de la cita de Tafsir Ibn Kazír, 1/762. 

Debemos señalar también que el debate con los cristianos debe realizarse en base al conocimiento y las pruebas, para que no suceda que te conviertas en una causa de que la gente rechace la verdad debido a la pobreza de tus argumentos. Los cristianos no tienen ninguna prueba concreta, sin embargo tienen una férrea educación en sus mitos y creencias, donde mezclan lo cierto con lo inventado. 

Que Dios nos conceda el refugio del camino de los desviados. 

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios