Miércoles 6 Rabii' al Awal 1440 - 14 Noviembre 2018
Español

La virtud de las oraciones nocturnas de At-Tarawih en Ramadán

Pregunta

¿Cuál es la virtud de las oraciones nocturnas o Tarawih en Ramadán?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

En primer lugar, las oraciones nocturnas de Ramadán están recomendadas en los reportes de la Tradición Profética de acuerdo al consenso de los eruditos, bajo la denominación de qiyám al-láil (oraciones nocturnas). Se basan en las evidencias del Corán y la Tradición Profética, que animan a los musulmanes a realizar estas oraciones nocturnas y describen sus virtudes. Ya hemos citado algunas de estas evidencias en la respuesta a la pregunta No. 50070

En segundo lugar, rezar las oraciones nocturnas durante Ramadán es uno de los más grandes actos de culto por medio del cual un musulmán puede acercarse a Dios en este mes. Al-Háfiz Ibn Ráyab dijo: “Nótese que en el mes de Ramadán el creyente compromete su esfuerzo por la causa de Dios de dos maneras: durante el día ayunando, y durante la noche rezando las oraciones nocturnas. Quienquiera que combine estos dos tipos de esfuerzos, tendrá grandes recompensas”. 

Hay algunos reportes que hablan específicamente de las oraciones nocturnas durante el mes de Ramadán y describen las virtudes de hacerlas. Por ejemplo: 

Al-Bujari (37) y Muslim (759) narraron de Abu Hurairah que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quienquiera que rece las oraciones nocturnas en Ramadán a causa de su fe y con la esperanza puesta en su recompensa, sus pecados previos serán perdonados”. 

“Quienquiera que rece las oraciones nocturnas en Ramadán” significa pasar sus noches en oración. “A causa de su fe”  significa creyendo en la recompensa que prometió Dios. “Y con la esperanza puesta en su recompensa” significa buscando esta recompensa y sin otra intención, como la de presumir frente a los demás, por ejemplo. 

“Sus pecados previos serán perdonados”: Ibn al-Mundir estaba seguro de que esto incluía a los pecados menores y mayores, pero An-Nawawi dijo: “Lo que es conocido entre los juristas es que esto sólo aplica al perdón de pecados menores, no a los pecados mayores. Algunos de ellos dijeron: “puede significar que la carga de pecados mayores será reducida, en tanto no tenga ningún pecado menor que descontarle”. Fin de la cita de Fáth al-Bari.

En tercer lugar, el creyente debe ser perspicaz y esforzarse en el culto en las últimas diez noches de Ramadán más que en otros momentos, porque entre estas diez noches está la Noche del Decreto. Dios dijo (traducción del significado): 

“La noche del decreto es mejor que mil meses” (al-Qádr 97:3).

Respecto de rezar las oraciones nocturnas en esta noche en particular, se narró del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) que dijo: “Quienquiera que rece por la noche en la Noche del Decreto, con fe y con la esperanza puesta en su recompensa, sus pecados previos serán perdonados”. Narrado por al-Bujari, 1768; Muslim, 1268.

Por ello el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se esforzaba en sus actos de culto en las últimas diez noches, siendo que no lo hacía así en otras noches. Esto fue narrado por Muslim, 1175. 

Al-Bujari (2024); y Muslim (1174) narraron que ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) dijo: “Cuando los diez últimos días comenzaban, el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) ataba firmemente su vestimenta inferior (izar) y se quedaba por la noche, y luego despertaba a su familia". 

“Los diez últimos días” significan los últimos diez días de Ramadán. “Ataba firmemente su vestimenta inferior (izar)”: se dijo que esta es una metáfora que significa esforzarse duro en el culto (“ajustarse el cinturón”), o también mantenerse apartado de sus esposas, y puede ser que incluya ambos significados. “Se quedaba por la noche” significa quedarse orando y realizando otros actos de culto. “Y luego despertaba a su familia” significa que los despertaba para rezar por la noche. An-Nawawi dijo: “Este reporte indica que es recomendable hacer más actos de culto durante las últimas diez noches de Ramadán”. 

En cuarto lugar, debemos ser perspicaces realizando las oraciones nocturnas o Tarawih en Ramadán y en congregación, quedándonos con el imán hasta que él termine su oración. De esta manera el musulmán logrará la recompensa por rezar la noche entera, aun cuando sólo haya ocupado una parte de la noche en la oración. Y Dios es el Señor de la Suprema Munificencia. 

El Imam An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Los eruditos están convencidos de que es recomendable rezar las oraciones nocturnas durante Ramadán, pero difieren acerca de si es bueno para un musulmán rezar solo en su casa o en congregación en la mezquita”. Al-Shafi’i y la mayoría de sus compañeros, Abu Hanifah, Áhmad,  algunos de los málikis y otros dijeron que es mejor la oración en congregación, como ‘Umar Ibn al-Jattáb y los compañeros del Profeta (que Dios esté complacido con ellos) hicieron y como los musulmanes continuamos haciendo. 

At-Tirmidi (806) narró que Abu Darr dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quienquiera que rece las oraciones nocturnas con el imam hasta que él termine, se registrará como que ha pasado la noche entera en oración”. Clasificado como auténtico por al-Albani en Sahihi at-Tirmidi. 

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios