Miércoles 13 Dhul Qa'dah 1442 - 23 Junio 2021
Español

El alma en conexiَn con el cuerpo

Pregunta

؟Hay algo en el Islam que explique la conexiَn del alma con el cuerpo?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

Ibn al- Qayyim (que Allah tenga misericordia con él) dijo: 

El alma (al- ruh) está conectada con el cuerpo de cinco maneras diferentes, a las cuales se aplican distintas reglas. 

1.Su conexiَn con el cuerpo como aquella del feto en el ْtero de su madre.

2.Su conexiَn con el cuerpo luego del nacimiento de la persona.

3.Su conexiَn con el cuerpo cuando una persona está dormida, cuando el alma está conectada de un modo y separada de él de otro modo.

4.Su conexiَn con el cuerpo en al- Barzaj (el período entre la muerte de una persona y el Día de la Resurrecciَn), cuando ha abandonado el cuerpo y se ha separado de él, pero no está separada completamente de manera que hay conexiَn. Hemos mencionado al principio de esta respuesta que hay hadices e informes que indican que el alma es devuelta al cuerpo cuando alguien envía un saludo de salaam a una persona fallecida. Esta vuelta es de una especial naturaleza que no significa que la vida es devuelta al cuerpo antes del Día de la Resurrecciَn. 

5. Su conexiَn con el cuerpo en el Día en que los cuerpos serán resucitados. Esta es la más perfecta clase de conexiَn con el cuerpo, y no tiene comparaciَn con las clases anteriores, porque luego de eso el cuerpo nunca morirá, dormirá, ni le ocurrirá enfermedad alguna.

Cuando una persona está dormida, su alma está en su cuerpo y está viva, aunque el hecho de que esté viva no es lo mismo que cuando una persona está despierta, porque el sueٌo se puede comparar con la muerte. De manera similar, cuando el alma de una persona muerta es devuelta a su cuerpo (cuando el saludo le es enviado), está en un estado entre aquel que está vivo y aquel que está muerto, cuya alma no es devuelta al cuerpo. Esto es como el caso de la persona que duerme y está en un estado entre la vida y la muerte. Esperamos que esto elimine su confusiَn.

Origen: Extraído de Kitaab al-Ruh (El alma), pág. 44